Logo El Confidencial
NOTICIAS

Telma Ortiz no paga lo que debe

Durante un tiempo poco o nada se supo de Telma Ortiz. Tras la demanda cósmica que interpuso y perdió en todas las instancias, desapareció del mapa.

Foto: Telma Ortiz no paga lo que debe
Telma Ortiz no paga lo que debe

Durante un tiempo poco o nada se supo de Telma Ortiz. Tras la demanda cósmica que interpuso y perdió en todas las instancias, desapareció del mapa. En aquellos días, algunas informaciones la colocaron en Filipinas, en Jamaica, en Sudáfrica y hasta en Zamora. Este último lugar fue el que más desconcertó porque, como cooperante, pintaba poco en esa ciudad.

Volvimos a saber de la dama cuando el Ayuntamiento de Barcelona creó un puesto laboral de libre disposición para ella. Desde ese día, Telma Ortiz ejerce de cargo público con un sueldo mensual que ya lo quisieran muchos de los licenciados con parecido o superior currículum. Se instaló con su pareja y la niña Amanda en la misma ciudad donde estudió la carrera y donde años después encargó un vestido que luciría en una de las fiestas previas a la boda de su hermana y que, a día de hoy, lo adeuda tal y como anunciaron en 'Sálvame'.

Se trata del vestido de la foto. Un mono rojo realizado en satén de seda natural cuyo precio para cualquier cliente habría sido de 3.000 euros, ya que incluía un foulard también de seda natural, un bolsito y unos zapatos forrados.

Estos complementos -salvo los stiletos- fueron un préstamo de la diseñadora Gracia Galindo que, una vez cumplido el objetivo, Telma debería haber devuelto. Lo sorprendente es que la  creadora nunca más volvió a saber de ella. Una vez que se hizo pública la deuda, Gracia Galindo pensaba que recibiría una llamada suya, pero “nada de nada. No ha dado señales de vida. El vestido se lo hicimos a contrarreloj en una semana. Trabajaron dos personas y se añadió -porque insitió- que en el cuello hubiera más bordado. Me pidió rebaja y le hice un 30 por ciento. Incluso si me hubiera dicho que no tenía dinero, hasta se lo hubiera regalado. Me molesta esa prepotencia. Algunas clientas me aconsejan que le envie la factura al ayuntamiento. Y no sólo fue el mono, sino que se quedó con el echarpe y la cartera que sí me gustaría recuperar”.

Gracia Galindo se encuentra inmersa en la preparación de su nueva colección de alta costura y de ahí que por el momento no haga caso a las personas que le aconsejan que cobre por su trabajo. Hasta hay conocidas que le sugieren que envíe la factura con el importe a Zarzuela para que se lo hagan llegar a la hermana/princesa.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios