Logo El Confidencial
SERÁ LA PRIMERA VEZ QUE SE PUEDA VER

Juan Abelló expondrá al público su colección de arte privada

El financiero posee una de las cuatro mejores compilaciones pictóricas de España y está incluido entre los 200 mejores coleccionistas del mundo

Foto: El empresario Juan Abelló en una imagen de archivo (Gtres)
El empresario Juan Abelló en una imagen de archivo (Gtres)

Van Gogh, Dalí, Miró, Bacon, Renoir, Tàpies, Warhol, Ribera, Zurbarán, Murillo, El Greco, Goya o Picasso son sólo algunas de las firmas que cuelgan en las paredes de Juan Abelló. El financiero, además de ser una de las grandes fortunas de nuestro país, posee una de las cuatro colecciones de arte privadas más importante de España. También es uno de los grandes coleccionistas internacionales. De hecho, en los últimos años ha formado parte del informe Artnews, que determina los 200 mejores coleccionistas del mundo, donde también aparecen Alicia Koplowitz, José Luis Várez-Fisa y Plácido Arango.

Su colección no es accesible al público. Hasta ahora había concurrido con obras sueltas en múltiples exposiciones, pero nunca había mostrado su colección como eje de una exposición. Sin embargo, el próximo otoño, el espacio CentroCentro Cibeles de Madrid mostrará por primera vez el conjunto de las excepcionales obras pictóricas de las que Juan Abelló y su mujer, Anna Gamazo, son poseedores.

'La salida del baño' de Edgar Degas
'La salida del baño' de Edgar Degas
Abelló es un gran apasionado del arte y el mismo olfato del que hace gala para los negocios lo demuestra también a la hora de adquirir piezas únicas. El financiero madrileño ha reunido una más que notable colección privada. Son más de 30 los años que el presidente de Torreal lleva adquiriendo obras exclusivas, principalmente pinturas, por todo el mundo. Es frecuente verle en grandes ferias de arte como Arco en España o en Tefat, la gran cita europea de Maastricht. Pero, sobre todo, es un habitual de las mejores salas de subastas como Sotheby´s o Christies´s. Por ejemplo, en la primera consiguió por 10 millones de euros La salida del baño de Edgar Degas que preside su despacho en el palacete donde se ubica la sede de la compañía de inversión. Otra de sus adquisiciones más sonadas fue un tríptico de Francis Bacon por el que pagó 25 millones de euros. Abelló es un gran amante del pintor atormentado, del que ya poseía una obra, un pequeño tríptico de 1975.  De hecho, es el único coleccionista de España que posee varias obras del pintor irlandés.

Su interés por el arte ha servido para recuperar parte del patrimonio español que se encontraba en manos extranjeras. Ha hecho que piezas como El olfato de Ribera o diversos bodegones de Antonio Pérez o Meléndez vuelvan a estar en nuestro país. También ha adquirido piezas como El retrato de la infanta Ana de Austria, de Juan Pantoja de la Cruz, que colgó de las paredes de Palacio Real.

Lo vive con pasión

Abelló se ha montado su propio museo en casa, aunque es una manera de hablar porque su colección la tiene repartida en distintos inmuebles. Lo suyo es una colección de arte con mayúsculas. Según algunos expertos consultados, las obras que posee el financiero “son propias de estar colgadas en la pared de cualquiera de los mejores museos del mundo”. Asimismo, aseguran que para reunir tal colección de arte se requiere “preparación”, “olfato”, “osadía”, “amor al riesgo” y, por supuesto, “gran capacidad económica”.

Tríptico de Francis Bacon cedido al Museo del Prado
Tríptico de Francis Bacon cedido al Museo del Prado

Cuentan que Abelló duerme mal cuando tiene entre manos la compra de una obra de arte que le interesa. De la misma manera que no lo pasa del todo bien cuando presta alguna de sus obras a los grandes museos. Al financiero no le importa cederlas, pero pone una condición: el desplazamiento debe ser cercano. No es que el avión le asuste, pero los traslados largos le intranquilizan. En caso de accidente el dinero del seguro no resarciría la parte emocional que supone perder un cuadro de este tipo. Muestra de su preocupación cuando una de sus pinturas se encuentra fuera de casa se pudo comprobar cuando cedió el tríptico de Bacon al Museo del Prado para un monográfico del artista. El empresario no sólo supervisó su colocación sino que visitó con frecuencia la pinacoteca para observar cómo se encontraba la pintura.

'Virgen con el niño, San Juan y ángeles' de Cranach
'Virgen con el niño, San Juan y ángeles' de Cranach
Su relación con los museos va más allá del préstamo. El empresario ha realizado daciones en pago de impuestos con patrimonio artístico. Tanto el Museo del Prado como el Reina Sofía se han beneficiado de ello. Por ejemplo, el pago de 360.000 euros de IRPF del ejercicio 1987 (60 millones de las desaparecidas pesetas en aquel entonces) lo abonó con la obra Virgen con el niño, San Juan y ángeles del artista flamenco Lucas Cranach, que entró a formar parte de la colección del Museo del Prado. Por su parte, el Reina Sofía ha incorporado en concepto de dación La nadadora de Picasso, expuesto de forma permanente en la colección del museo, y la Construcción con línea diagonal de Tàpies.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios