Logo El Confidencial
casada con el NUEVO PRESIDENTE

Marta Frías de Bartomeu, la discreta primera dama del Barça

Lleva dos décadas junto al nuevo presidente del Barcelona, tienen dos hijos y es muy discreta. "Solo aparece en las citas importantes", comentan desde su entorno

Foto: Marta Frías de Bartomeu, la discreta primera dama del Barça

Marta Frías sigue los partidos del Barça desde su casa en el acomodado barrio de Tres Torres (Barcelona), donde vive con su familia. Está casada desde hace 18 años y tiene dos hijos, Jan y Víctor. Sentada frente al televisor, sufre cuando el marcador no es favorable y celebra las victorias de su equipo cuando hay suerte. A Marta, el FC Barcelona le da las mismas alegrías que a cualquier hincha y más sufrimientos, porque ella es la mujer de Josep María Bartomeu, recién elegido presidente del club. Es la primera dama del Barça.

Nacida hace 48 años, lleva más de dos décadas de relación con Bartomeu, al que conoció por un amigo en común. La pareja mantiene un discreto matrimonio y poco se sabe de ella. “Casi nunca acude a los partidos, pero siempre está en las citas importantes”, señala un empresario catalán a Vanitatis.

El pasado domingo, Marta y sus hijos estuvieron junto a Barto, como le llaman en su entorno, en las elecciones por la presidencia, título que se disputaba contra Joan Laporta, el otro gran favorito. Esta ha sido una de las escasas apariciones públicas de Marta. Su hijo mayor, lo suficientemente alto como para jugar al baloncesto, se pasó todo el día en las instalaciones como voluntario en la campaña de su padre.

Oficina en Pedralbes

Publicista de profesión, Marta está en la actualidad al frente de la empresa Datai S.L., con un capital social de 65.000 euros, según consta en el Registro. Hasta su empresa, situada en Pedralbes, se desplaza a diario para desarrollar su actividad laboral. Antes participó en Fictio Comunicació Integral, dedicada también a la comunicación corporativa.

Por las mañanas, cuando su marido va al Camp Nou y ella a su oficina, sus hijos acuden al colegio. Los niños están matriculados en la trilingüe Aula Escola Europea, la misma a la que acudió el propio Bartomeu. El flamante presidente del Barça sigue manteniendo contacto con la escuela e incluso fichó como consejero para su empresa a Josep Maria Valls, profesor de matemáticas de Aula. En ese centro se han formado los vástagos de Artur Mas, así como Claudia Creuheras, hija del actual presidente del Grupo Planeta, y el hijo de Luis Conde, que fichó como cazatalentos a Esperanza Aguirre para Seeliger & Conde. Los padres se dejan alrededor de 1.000 euros mensuales por cada hijo.

Bartomeu junto a sus dos hijos, Jan y Víctor
Bartomeu junto a sus dos hijos, Jan y Víctor

Independentista y runner

Siempre que tiene tiempo, sale a correr. Tal y como ha podido confirmar este medio, Marta es aficionada al running, deporte que practica en solitario o con amigos. De hecho, en marzo de este año participó en una caminata solidaria para recaudar fondos para el hospital infantil Sant Joan de Déu. También ha competido en la edición barcelonesa de la Carrera de la Mujer. Recorrió los 8.200 metros en 100 minutos, un tiempo más que bueno que demuestra que está muy en forma. En invierno se escapa al apartamento familiar de La Cerdanya (Girona) y allí practica senderismo y esquí con su esposo.

En Barcelona destacan el carácter familiar del matrimonio, uno de los motivos que ha provocado que Bartomeu se imponga a Laporta. A muchos socios no les convence el carácter demasiado extrovertido de Laporta y recuerdan con cierto disgusto aquellas fotos del expresidente fumando un puro a bordo de un yate en alta mar o la ostentosa celebración en la sala Luz de Gas bañado en Moët Chandon y no en cava patrio.

Bartomeu el día de la elección
Bartomeu el día de la elección

Un empresario catalán desliza a Vanitatis que Frías “comulga con las ideas independentistas de su marido, y se las transmiten a sus hijos”. Citado por la Audiencia Nacional, Bartomeu pidió no viajar a Madrid para declarar en la Ciutat de la Justícia por no pisar la capital española.

Pese a los problemas judiciales de su marido derivados del fichaje de Neymar, todo el mundo coincide en que el flamante presidente sigue conservando su perenne sentido del humor, no tanto por hacer chistes sino por saber gastar y encajar bromas, cualidad que combina con su sensatez. “A algunos puede parecerles un tanto blando, pero te aseguro que es firme en sus decisiones”, nos asegura un miembro de su equipo de campaña. Estas virtudes, junto con la discreción de Marta, les convierten en una pareja estable que se sigue entendiendo después de dos décadas. Así lo prueba el romántico beso que Bartomeu estampó en su mujer el día de la victoria.

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios