Logo El Confidencial
GUERRA POR EL PATRIMONIO DE LA TENISTA

Nueva demanda: “Arantxa Sánchez Vicario no se va a ir de rositas”

Firmado el pacto de la paz con sus padres, el abogado de la familia quiere que con él también se haga justicia

Foto: Arantxa Sánchez Vicario (Gtres)
Arantxa Sánchez Vicario (Gtres)

Durante más de 30 años, el abogado Bonaventura Castellanos estuvo junto a los Sánchez Vicario. Como amigo primero, como asesor legal después. Hoy, la relación con Emilio y Marisa, padres de Arantxa, es lejana aunque cordial, y más próxima con Javier. Los cuatro fueron demandados por la ganadora del Roland Garros, pero solo él continúa con una mancha sobre su nombre. Y ha dicho basta. “El administrador y yo hemos sido unos simples peones para presionar. Ha llegado a un acuerdo con su familia, lo que me parece estupendo y deseable, pero al firmar este cese de hostilidades hemos quedado al margen. Y esta señora no se va a ir de rositas después de lo que ha dicho”.

Los hechos

Auto del Tribunal de las Cortes de Andorra
Auto del Tribunal de las Cortes de Andorra

En diciembre de 2010, Arantxa interpuso una querella criminal en Andorra contra Castellanos por los presuntos delitos de administración desleal y apropiación indebida. Dos años después, el fiscal general del principado confirma que el abogado jamás tuvo poderes ejecutivos y no tomaba decisión alguna sin intervención de Emilio Sánchez, padre de la tenista. También que no cobró otra cosa que sus honorarios profesionales, por lo que no pudo apropiarse de nada, y que “las estructuras societarias ideadas por el Sr. Castellanos para la querellante tenían como finalidad preservar el patrimonio de la misma y no hacerlo desaparecer”. Con todo ello, en febrero de 2013 se archiva la causa. Sin embargo, Arantxa decide apelar en abril. El Tribunal de Corts, última instancia penal de Andorra, ha confirmado recientemente el auto y además le ha impuesto las costas, algo muy infrecuente en derecho penal, por apreciar mala fe y temeridad en su proceder.

Mientras en Andorra se fraguaba un proceso, en Barcelona se iniciaba otro: en noviembre de 2012 la tenista interpone contra Castellanos, el administrador (Francisco de Paula Oró) y su hermano Javier una querella criminal prácticamente calcada de la andorrana, que correrá parecida suerte: sobreseimiento provisional y apelación de Arantxa.

Arantxa Sánchez Vicario con sus padres (Gtres)
Arantxa Sánchez Vicario con sus padres (Gtres)

La ofensa

No es poca cosa que un abogado sea querellado criminalmente acusándole de ladrón. Eso, en muy pocas palabras, es lo que siente haber sufrido Castellanos durante los últimos cinco años, desde que la prensa se hizo eco de la querella presentada en Andorra y su eco fue aumentado hasta el infinito con la publicación del libro biográfico ‘Vamos’. ¿Tiene sentido que Arantxa reconozca en un acta notarial que Castellanos no disfrutaba de poderes sobre su patrimonio, que seguía instrucciones de su padre y apoderado, y, aun así, recurra un auto que lo exonera de culpa?

El abogado cree que se trata todo de una manipulación interesada para presionar a sus padres: “Cuando llega al acuerdo con su familia, nosotros, De Paula Oró y yo, quedamos totalmente al margen. Eso prueba que hemos sido un mero instrumento. Cuidado, que está en su perfecto derecho de cerrar esta historia tan lamentable y tan mal llevada que ha dejado su imagen por los suelos. Tratar de sacar de casa a unos padres octogenarios… Puede que hayan gestionado mal su patrimonio, pero no debería haber cruzado esas líneas rojas. A mí me ha hecho un daño emocional enorme y esta señora no se va a ir de rositas. Yo era amigo de la familia, recuerdo a su madre embarazada, jugaba al tenis en el mismo club y había una relación de toda la vida. Lo he sentido muchísimo viendo que esta niña ha perdido los papeles, aunque ella quizá no tenga la maldad necesaria para todo ello”.

Acta notarial
Acta notarial

Hemos llegado a un punto clave: Arantxa decide romper con toda su familia (solo su hermano Emilio consiguió en los últimos tiempos acercarse un poco a ella) poco después de casarse con José Santacana. ¿Su familia y asesores la estuvieron sangrando toda la vida para acabar desvalijándola? ¿Todos se pusieron de acuerdo, también sus hermanos Javier, Emilio y Marisa? Ni los fans más próximos a la campeona lograban ponerse de su lado al cien por cien en una historia a priori inexplicable: “Ha sido una canallada de altura. El origen viene de antes de casarse. Sus padres habían oído rumores sobre quién iba a ser su marido y encargaron una investigación privada, algo que todo el mundo ya conoce. Sus padres seguramente se equivocaron con un mal uso de esa información y este señor, Santacana, se sintió ofendidísimo. Cosa que humanamente entiendo. Imagino que pensó algo como “se van a enterar” y estas son las consecuencias. Ha sido un ensañamiento. Ella, que no es mala niña, creo que está obcecada y se dará cuenta cuando sus padres falten”.

La reparación

Tras esa segunda apelación, la Audiencia de Barcelona le dijo al juzgado que había sobreseído que tomase declaración a los querellados. “Ni siquiera se nos llegó a tomar porque llegó a ese acuerdo familiar y se cerró el tema. Entonces, el juzgado dictó un auto de sobreseimiento provisional. Aunque a efectos prácticos y técnicos sea igual, emocionalmente yo hubiese preferido que fuese sobreseimiento ‘libre’, por eso recurrí. El fallo de la Audiencia es inminente, cuestión de días. En cuanto esté resuelto, plantearé una demanda de protección al honor en la que le pido un euro de indemnización, las costas de todos estos procesos y que se la condene a publicar la sentencia en medios escritos, audiovisuales y digitales. No quiero dinero ni lucrarme a su costa, sino que se reponga mi nombre”.

Descarga la app de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios