Logo El Confidencial
NI SUS HIJOS SABÍAN QUE SE CASABA

Las razones por las que se han casado Carlos Falcó y Esther Doña en secreto

El marqués de Griñón y su novia han contraído matrimonio civil en su finca de Madrid. Nadie lo sabía y no fue hasta pronunciar el 'sí, quiero' cuando dieron a conocer la noticia a los suyos

Foto: Carlos Falcó y Esther Doña en una imagen de archivo. (Gtres)
Carlos Falcó y Esther Doña en una imagen de archivo. (Gtres)

El marqués de Griñón, Carlos Falcó, y Esther Doña se han casado en secreto en la finca El Rincón, propiedad del aristócrata. Sin presencia de sus cinco hijos, sin familiares directos y con tan solo dos amigos íntimos de la pareja: Enrique, abogado del marqués, y su mujer Margarita. Una ceremonia sorprendente escondida bajo siete llaves para que no hubiera filtraciones y así preservar lo que parece una exclusiva con compensación económica.

Y este apartado es el que llama la atención, porque hasta que Carlos Falcó no inició su relación afectiva con Esther, él nunca había publicitado su vida privada. Sus tres matrimonios anteriores fueron en la intimidad. Salvo una imagen del almuerzo nupcial tras la boda con Isabel Preysler, que se filtró en su día sin su consentimiento, no hay constancia gráfica de nada más. En esa foto aparecen los novios junto a Chábeli, Enrique y Julio José en un posado familiar. De los otros dos matrimonios, con Jeannine Giraud y Fátima de la Cierva, nada de nada.

Portada de la revista '¡Hola!'.
Portada de la revista '¡Hola!'.
Esta vez todo ha sido diferente. Aseguran los que conocen al aristócrata, que ha cumplido 80 años, que el matrimonio civil ha tenido que ver con darle su sitio a su novia, tanto socialmente como a la hora de que pudiera utilizar el título de marquesa de Griñón. En el mundo de la nobleza, solo pueden utilizar títulos los consortes cuando hay Libro de Familia. Es una de las grandes razones de esta boda. Y la posible exclusiva, la del citado secretismo.

Este compromiso nupcial no era conocido por nadie del entorno cercano. Tampoco por los hijos mayores, Sandra y Manuel. Y eso que su primogénita trabaja directamente con su padre en la explotación del vino y del aceite. Públicamente se han mantenido al margen de la relación amorosa de su padre, aunque en privado no estaban muy de acuerdo con la decisión paterna cuando se inscribieron como pareja de hecho y menos ahora con el primer reportaje nupcial. Después vendrá otro esponsorizado y al que acudirán las nuevas amistades sociales de la novia.


Carlos Falcó y Esther Doña en una imagen de archivo. (Gtres)
Carlos Falcó y Esther Doña en una imagen de archivo. (Gtres)
En primavera, el marqués de Griñón y Esther Doña anunciaron su boda civil para el verano. Un año antes se habían convertido en pareja de hecho, ante el asombro de amigos y familiares. Los más sorprendidos fueron los cinco hijos del aristócrata, que desconocían la decisión de su padre cuando esa mañana los periodistas se pusieron en contacto con ellos. Duarte Falcó, el mayor de los hijos que tuvo con Fátima de la Cierva, no daba crédito, como aseguraba en aquel momento a Vanitatis. Su respuesta fue clara: "¿No puede ser otra cosa?". Pero sí era.

Efectivamente, su padre había acudido al notario con Doña para dejar constancia de su cambio de estado civil. A todos los efectos, las parejas de hecho adquieren derecho legales referidos a herencias y pensiones. Ahora la boda civil le da a Esther Doña un lugar en la vida afectiva y económica de su marido.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios