Hablamos con Juan del Val, el marido (en modo 'pareja abierta') de Nuria Roca
  1. Noticias
escritor, empresario y albañil

Hablamos con Juan del Val, el marido (en modo 'pareja abierta') de Nuria Roca

El escritor ha abierto la caja de pandora al hablar (con total naturalidad) sobre infidelidades y relaciones extramatrimoniales en su libro, 'Parece mentira', y en su vida

Foto:

Juan del Val, marido de Nuria Roca, es un hombre directo, franco, sin dobleces y al que le gusta decir las cosas claritas. “Igual a veces piensan que voy de sobrado, pero es mi forma de ser”. La presencia del escritor junto a su pareja en el programa de Pablo Motos, 'El hormiguero', ha provocado un pequeño tsunami informativo al hablar, de una manera natural y honesta, sobre un tema aún tabú en nuestra sociedad: la infidelidad y las parejas abiertas.

Foto: Nuria Roca y Juan del Val hablan de su relación abierta en 'El hormiguero'. (Antena 3)

“No entiendo el jaleo que se ha formado: respeto cualquier opción de pareja o vital y todo me parece bien si se hace en libertad o como se quiera hacer. Que se monte tanto revuelo, me da igual por un lado y por otro no lo entiendo”, ha explicado Juan del Val a Vanitatis, en una entrevista en la que hemos intentado conocer un poco más al personaje de su novela (Claudio) y a la persona que está detrás (Juan): “Yo he publicado una novela que es una novela, no son unas memorias ni una biografía. Y a partir de ahí puedo jugar con distintas cosas. Es verdad que el personaje soy yo, puedo ser yo y es un 100% yo”. Aclarado.

Nuria y Juan en 'El hormiguero'.
Nuria y Juan en 'El hormiguero'.


Juan del Val, además de ser el responsable de tres novelas publicadas hasta el momento (dos con Nuria y una, esta última, en solitario), ha sido guionista, presentador, productor y director como explica la solapa de 'Parece mentira'. Además, este madrileño del 70 (está a punto de cumplir 47 años) comenzó en el mundo del periodismo de una manera furtiva. “Me colé en este oficio con cierta inocencia y descaro. Trabajé como crítico taurino, dejé los toros e hice colaboraciones con distintas publicaciones”. Juan además es el administrador único de Boleta Producciones, una empresa de comunicación y representación artística que tiene entre sus clientes a su propia mujer, Nuria Roca, y a la presentadora de La Sexta Cristina Villanueva. Hasta 2009 tenía otras dos empresas que, según la información que figura en el Registro Mercantil, a la que ha tenido acceso Vanitatis, cerraron ese año. ¡Ah!, y antes trabajó en la obra.

Nuria Roca y Juan del Val en una imagen de archivo. (Gtres)
Nuria Roca y Juan del Val en una imagen de archivo. (Gtres)

Pregunta: Conociste a tu mujer en una entrevista, como Felipe a Letizia…

Respuesta: Nos parecemos poquísimo Nuria a Letizia y yo al Rey. Aunque es verdad que nos conocimos cuando yo estaba haciéndole una entrevista para la revista 'Man'. Aunque hay muchos casos de este tipo…

P.: Teresa y Bigote, por ejemplo... Aunque este libro es el del revuelo, llevas ya mucho escribiendo.

R.: Sí, y al parecer lo hago bien. No lo digo yo, lo dicen las editoriales y ahora he decidido contar una historia a través de una novela basada en lo que es mi vida, que es mucho más que todo eso que se habla de la infidelidad o las relaciones de pareja. El interés de la novela excede a mi persona porque mi vida no tiene por qué interesarle a nadie, porque el personaje que he construido tiene una experiencia vital en la que hay sufrimiento y felicidad, evolución... Al personaje le pasan muchas cosas, ha tenido muchas relaciones, es un personaje que no concibe la infidelidad como algo muy importante en una relación de pareja. Hay muchas cosas muy coincidentes en lo que es mi propia biografía, pero no pretendo dar lecciones morales a nadie y me molesta recibirlas. Cada uno que haga lo que le parezca mejor.

Nuria Roca y su marido, Juan del Val, en una imagen de archivo. (Gtres)
Nuria Roca y su marido, Juan del Val, en una imagen de archivo. (Gtres)

P.: Y precisamente eso ha armado revuelo: ¿es posible que paséis a la historia como la pareja que habló con naturalidad sobre este tema en televisión?

R.: No creo que hagamos algo tan grandilocuente como 'ser la primera pareja de la historia de nada'. Todo esto va a durar un rato y dentro de una semana habrá pasado. Algunas personas están diciendo cosas como “Desde el programa un montón de personas somos más libres” y a mí me parece demasiado. Pero si al menos sirve para plantearlo y luego decidir si se hace o no, genial.

P.: ¿Crees que al menos habéis abierto una brecha?

R.: La gente se pasa en los medios de comunicación horas y horas sin decir nada. Todo el mundo dice cosas convenientes, y entonces alguien dice algo que mueve el árbol y todo el mundo se echa las manos a la cabeza. Como si la infidelidad no existiera y dependiera de que yo lo dijera en televisión.

P.: Tener una relación abierta, ¿puede fortalecer la relación?

R.: En unos caso sí y en otros sería insoportable. Por eso me preocupa mucho señalar que no hay dogmas. Ni el que opina que la infidelidad es una cosa fantástica para que la pareja dure ni el que opina todo lo contrario. A algunas personas les parecerá insoportable una cosa u otra. Y yo digo lo que me puede funcionar a mí, pero no lo que te puede funcionar a ti. No hay reglas

P.: ¿Crees que os puede abrir o cerrar puertas en según qué círculos de comunicación?

R.: Creo que no, pero me da exactamente igual. Igual soy contundente, que la gente me dice que soy un 'sobrao', pero es que me da igual. Si un medio nos veta por hablar de estos temas, es que yo tampoco quiero estar ahí.

P.: Veamos cuánto hay de Juan en Claudio: “Yo de pequeño creía que era subnormal” (Pág. 85).

R.: Eso es cierto, ese capítulo es verdad, aunque juego con el humor, eso sí pasaba. En aquella época no había ecografías ni nada, entonces mi madre tenía esa cosa como obsesión y se me debió quedar. Y yo pensé que a lo mejor podía ser una de esas personas. De niño pensamos cosas raras (de mayores también) y esa era una.

P.: Pág. 93: “El primer día que empecé a trabajar en una obra me llené de mierda hasta la cintura”.

R.: Tiene alguno matices: no fue el primer día, sino la primera semana. Pero sí, trabajé en la obra. No tengo recuerdos buenos: tenía 17 años, era joven, no era un trabajo bonito. No duró mucho, pero estuve dos años y medio.


P.: Igualito que David Bustamante.

R.: Ya, pero él era el hijo del jefe

P.: “Yo nunca he sido marica, pero siendo adolescente tuve alguna duda”.

A mí, como a Claudio, me fascina el mundo femenino: todo lo que le envuelve y lo que se identifica con una labor que hacían las mujeres, sobre todo antes, como coser y cosas así, me parece maravilloso. Yo sé que tengo un punto femenino, pero también que no soy homosexual.

P.: Has tardado un año en escribir el primer capítulo y solo nueve semanas el resto.

R.: Esta novela sale de las tripas, y hay un momento en el que dudo y me digo "si cuento, cuento verdad, y sé que dará que hablar y que alguna gente se enfadará conmigo". Pero cuando decidí hacerlo me lo pasé muy bien, de la emoción, de la risa, de la excitación..., que es lo que he trasmitido al lector porque me lo dicen.

P.: Pág. 119: “Casi todas las mujeres llevan bragas negras en la primera cita”. ¿Cómo llegas a esta conclusión?

R.: Porque el personaje ha estado con muchas mujeres y ha sacado una media. No sé si lo hacen por motivos de seguridad o porque se sienten mas bellas. No lo sé porque yo no me las pongo, ni el personaje tampoco, pero he sondeado a mucha gente, que me ha dado la razón.

Aquí, de relax! #Lajenniyyo

Una publicación compartida de Juan (@delvaljuan) el

P.: Por cierto, somos muy fans de tu cuenta de Instagram: ¿es una reivindicación del feísmo?

R.: Yo no soy nada pretencioso, ni a la hora de escribir ni a la hora de dar consejos. Y eso me pasa en Instagram: hago algo que me parece divertido y a la gente le gusta, pero no doy lecciones ni pretende ser una crítica a toda esa gente que sale en las redes y comen cosas tan bonitas (no ricas) para la foto. Creo que todos tenemos una parte fea, todos, y esa es la que enseño, y me divierte y resulta que el resto de gente se divierte.

P.: Ahora supongo que toca seguir con la promoción.

R.: Yo hago todas las entrevistas: voy tanto a Radio Villaverde como a 'El hormiguero'

P.: ¿Te veremos en el 'Deluxe' entonces?

R.: Yo por mí encantado. Si me llaman, voy feliz al de día, al del sábado, al 'Sálvame' de tarde... Creo que no hay ningún medio de comunicación que no sea digno para que vaya. Y creo que hay mucha pose y no hay que ir de intenso por la vida para escribir bien.

Juan del Val Nuria Roca Noticias de Famosos
El redactor recomienda