Logo El Confidencial
su administrador, a juicio

La estafa 'millonaria' que amargó los últimos años de Sara Montiel, en los juzgados

Este lunes a las 10:00 horas, su administrador, Francisco Fernández, se enfrentará a los tribunales en la Audiencia Provincial de Madrid a causa de una denuncia interpuesta por la propia artista

Foto: Sara Montiel en un fotomontaje de Vanitatis.
Sara Montiel en un fotomontaje de Vanitatis.

Hace cuatro años y medio que el mundo se despidió de Sara Montiel. Moría la mujer, nacía el mito. Sin embargo, sus finanzas siguen siendo motivo de debate. También las estafas que pesaron sobre las mismas. Este lunes a las 10:00 horas, su administrador, Francisco Fernández, se enfrentará a los tribunales en la Audiencia Provincial de Madrid a causa de una denuncia interpuesta por la propia artista allá por 2010.

El Ministerio Fiscal acusa a Fernández de delito de apropiación indebida y le exige que pague una indemnización de 344.707 euros a los dos hijos de la artista, que ven así cómo el caso sigue en los tribunales siete años después de que su madre lo denunciase.

El procesado, sin consentimiento de su titular y con intención de obtener un enriquecimiento patrimonial ilícito, realizó durante el 2008, año en el que la artista le dio poderes y lo nombró su administrador, traspasos y disposiciones de efectivo no justificados desde la cuenta bancaria de la entidad Música y Estrellas S. L. a su cuenta particular por un importe total de 71.600 euros.

Thais y Zeus en una imagen de archivo. (Gtres)
Thais y Zeus en una imagen de archivo. (Gtres)

La Fiscalía advierte de que, aunque en posteriores y sucesivas operaciones bancarias el procesado repuso parte del dinero detraído, finalmente se desprende que Francisco incorporó indebidamente a su patrimonio varias cifras de dinero a través de apertura de cuentas de crédito y orden de transferencias que fueron abonadas directamente a otras cuentas de su titularidad. En total, se calcula que habría estafado unos 344.707 euros.

Un largo proceso

La actualidad judicial ha puesto de relieve, una vez más, el patrimonio que dejó la actriz una vez falleció. También los disgustos que este le causó. Justo en el año en el que Sara nombró administrador de sus bienes a Francisco estalló una guerra entre ella y sus hijos por la herencia de su padre, el fallecido Pepe Tous: un bingo, una casa en Palma de Mallorca de la que la manchega se deshizo un tiempo después, una propiedad en Miami, que terminó vendiendo, seis propiedades en Madrid a nombre de diferentes sociedades, la casa familiar de Madrid, ubicada en el lujoso barrio de Salamanca, y una cuenta en Suiza. Según afirmaban fuentes cercanas a este medio, Thais y Zeus querían más dinero del que su madre les asignaba y también pretendían saber qué había dejado su progenitor. Lo que se preveía batalla campal entre los hijos y la madre acabó siendo una simple escaramuza que finalizó en reconciliación.

Dos años después, se producía la denuncia de Sara contra su administrador, que dio lugar a una mala época para la actriz de 'El último cuplé'. Aunque ella calculó que su hombre de confianza podría haberle estafado unos 9 millones de euros, al final se cifró en poco más de 300.000, los que ahora pide la Fiscalía como compensación para los hijos de la artista. “Desde entonces Sara tuvo problemas de liquidez. Hay cosas que ella no podía demostrar, porque no existían papeles. Cuando se vendió la casa de Palma, se guardó en una caja fuerte mucho dinero, pero ese dinero no está”, comentaba un allegado a Vanitatis en 2013. Fue entonces cuando la artista se vio obligada a vender cuadros y algunas de sus propiedades más preciadas.

Una vez pasados los años, parece que la justicia puede darle la razón a Saritísima y hacer que su administrador acabe pagando lo que un día llenó de pena la vida de nuestra estrella más internacional. Aunque ella ya no esté.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios