La infanta Cristina, arropada en La Zarzuela por su familia el día de la proclamación
  1. Casas Reales
VIAJÓ A MADRID DESDE GINEBRA

La infanta Cristina, arropada en La Zarzuela por su familia el día de la proclamación

El viaje de la hermana menor del nuevo Rey a Madrid con motivo de los fastos que dieron inicio a su mandato duró menos de 48 horas

placeholder Foto: Doña Sofía junto a sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y la actual Reina Letizia (Gtres)
Doña Sofía junto a sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y la actual Reina Letizia (Gtres)

El viaje de la infanta Cristina a Madrid con motivo de la proclamación de su hermano como rey Felipe VI duró menos de 48 horas. Se instaló el miércoles en su habitación de soltera del palacio de La Zarzuela y el viernes por la mañana regresaba a su casa de Ginebra, donde la esperaban su esposo Iñaki Urdangarin y sus hijos.

A pesar de lo que se ha dicho, la estancia en España de la hermana del Rey no fue una decisión de última hora. La única opción que parece se discutía era si la acompañarían sus hijos o no. Se descartó porque no estarían los nietos reales en el acto institucional. El único Froilán, al que se le dio el papel de caballero acompañante de su madre porque era una manera de premiar a la infanta Elena, que con los desmanes del duque de Palma y la Ley Sálica sin reformar ha sido la más perjudicada.

La ausencia de la hija menor del rey saliente en las reuniones íntimas organizadas tras la abdicación y cambio de jefatura tampoco habría sido entendible porque, aunque la imputación del juez Castro se mantiene, no se la puede excluir del ambiente familiar de Zarzuela. El miércoles cenó con su padre y al día siguiente participó en el almuerzo que Doña Sofía había organizado para los exreyes griegos Constantino y Ana María, así como los Gómez-Acebo y Zurita.

Un duro golpe

La infanta Cristina estuvo en Zarzuela mientras duró la proclamación y, aunque el gabinete de comunicación de Casa Real ni confirma ni desmiente, hay informadores que apuntan que la vio con Don Juan Carlos por televisión. El rey saliente llegó al Palacio Real cerca de la una de la tarde, como se pudo ver por la señal institucional. Hasta ese momento permaneció en Zarzuela, donde también estaba la infanta.

La situación emocional de Cristina ha ido empeorando según iban pasando los meses y más desde el anuncio de abdicación. Sigue considerando que se la trata injustamente en el plano público, al que se suma ahora el personal. Sacarla del cuadro gráfico de la proclamación, a ella y a sus hijos, ha sido muy duro para ella. Por eso la reunión familiar con una reina Doña Sofía exultante por el homenaje público de su hijo y feliz por hacer visibles a su hermano Constantino y su esposa ha servido de bálsamo para la infanta que pudo abrazar y por fin felicitar a Felipe VI. Con la Reina Letizia la sintonía no ha variado. Sigue siendo escasa.

Infanta Cristina Casa Real Reina Letizia Palacio Real Madrid Ginebra Iñaki Urdangarin La Zarzuela Infanta Elena
El redactor recomienda