Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Bautizos de Harry y Guillermo: las notables y tristes diferencias con el de Archie

¿Cómo fueron los bautizos de Harry y Guillermo? La manera de exponerse ante los medios y las circunstancias familiares distaron mucho de las que rodean a Archie

Foto: Diana de Gales con su hijo Harry recién nacido y acompañada de parte de la familia real. (Cordon Press)
Diana de Gales con su hijo Harry recién nacido y acompañada de parte de la familia real. (Cordon Press)

Este sábado 6 de junio tendrá lugar el esperado bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor, una ceremonia privada que será oficiada por el arzobispo de Canterbury en la capilla privada del castillo de Windsor.

[LEA MÁS. Archie no tiene quién le cuide: 3 niñeras en 6 semanas]

La privacidad será la característica más llamativa de este momento que tantas veces ha marcado a la familia real británica. Esta vez, Harry y Meghan, imponiendo una vez más sus propios criterios al margen de las costumbres que han solido reinar en la institución y que han marcado siempre los pasos de cada miembro de la Corona en su vida, continuarán con su deseo de que todo lo que rodea a su hijo Archie se mantenga alejado del ojo público.

¿Cómo fue el bautizo de su padre, el príncipe Harry, o de su tío, el príncipe Guillermo? Desde luego, la manera de exponerse ante los medios y las circunstancias familiares que rodearon a ambos bebés distaron mucho de las que se dan en el caso del bautizo de Archie.

El pequeño Archie en brazos de su padre, el príncipe Harry. (Reuters)
El pequeño Archie en brazos de su padre, el príncipe Harry. (Reuters)

Tanto la ceremonia de Guillermo como la de Harry fueron privadas, pero los medios británicos pudieron obtener imágenes de la entrada y la salida de los asistentes. En el caso de Archie, esto no ocurrirá. Los Sussex se limitarán a compartir algún retrato oficial del bautizo, cuando y como ellos quieran.

También en los bautizos de Harry y Guillermo se conocieron los nombres de los padrinos. No ocurre así con los de Archie, que se ha preferido mantener en secreto por deseo de los padres.

Aparte de todos estos detalles, hay que decir que Archie será bautizado junto a unos padres que se mantienen, por el momento y que sepamos, unidos y enamorados, una situación que dista mucho de la que vivieron Diana de Gales y Carlos de Inglaterra cuando bautizaron a sus hijos.

Harry y Meghan. (Reuters)
Harry y Meghan. (Reuters)

El tío de Archie, el príncipe Guillermo, nació el 21 de junio de 1982 en el hospital de St. Mary's, en Londres. Fue bautizado ante 60 invitados en el Salón de Música del palacio de Buckingham el 4 de agosto de 1982 -fecha que coincidió con el 82º cumpleaños de su bisabuela paterna- y la ceremonia fue presidida por el arzobispo de Canterbury (como también ocurrirá con Archie), en aquella época, Robert Runcie.

Sus padrinos de bautizo fueron el rey Constantino de Grecia; lord Romsey, nieto del fallecido lord Mountbatten; sir Laurens va der Post, explorador sudafricano; la princesa Alexandra, prima de la reina Isabel; la duquesa de Westminster y lady Susan Hussey, primera dama de compañía de la soberana.

Fotografía de archivo de la princesa Diana junto a su entonces prometido el príncipe Carlos, posando el 24 de febrero de 1981.  (EFE)
Fotografía de archivo de la princesa Diana junto a su entonces prometido el príncipe Carlos, posando el 24 de febrero de 1981. (EFE)

Guillermo, que se portó muy bien durante su bautizo, vestía aquel 4 de agosto de 1982 el largo faldón de cristianar, blanco con adornos en batista, utilizado en los bautizos de todos los niños de la familia real inglesa en los últimos cien años. También su hermano Harry lució esta prenda. Archie, sin embargo, vestirá una réplica del faldón de satén y encaje, ya que tras el bautizo de Lady Louise, la hija del príncipe Eduardo, Isabel II decidió sustituir el original por una copia para no dañarlo más.

En 1982, la imagen familiar del príncipe Carlos y de Diana de Inglaterra aún no estaba empañada por las infidelidades y la polémica, aunque Lady Di ya era conocedora de ellas. Aparentemente eran tiempos felices, en los que aún el gran público no sabía que Diana había descubierto en su noche de bodas que Carlos de Inglaterra había lucido el día de su enlace unos gemelos con las iniciales de Carlos y Camilla.

La princesa Diana de Gales junto a sus hijos en una imagen de archivo. (Reuters)
La princesa Diana de Gales junto a sus hijos en una imagen de archivo. (Reuters)

Más traumático aún si cabe fue el nacimiento y bautizo de Harry para Diana de Gales. En febrero de 1984, Buckingham Palace anunció al mundo que Lady Di estaba embarazada de su segundo hijo.

Ella misma narró en la biografía publicada por Andrew Morton los momentos angustiosos que sufrió junto a su entonces marido, Carlos de Inglaterra, quien deseaba una niña. "Carlos siempre quiso tener dos hijos y que uno fuese una niña. Yo sabía que Harry iba a ser niño, y no se lo dije". Diana fue ingresada el 15 de septiembre en Lindo Wing, el ala de maternidad del St. Mary's Hospital, y Harry nació durante la madrugada del 15 al 16 de septiembre de ese año.

La princesa cuenta en la biografía de Morton cómo reaccionó Carlos. "Su primera reacción fue: 'Oh, Dios, es un niño'. Y el segundo comentario: ‘Y encima es pelirrojo”.

El príncipe Harry en brazos de su madre, Lady Di. (Getty)
El príncipe Harry en brazos de su madre, Lady Di. (Getty)

Cuando el matrimonio abandonó el hospital con Harry en brazos, Carlos dijo que era un bebé "absolutamente maravilloso", pero meses más tarde, en el bautizo de Harry, Carlos le dijo a la abuela materna del bebé: "Estamos decepcionados. Creímos que iba a ser una niña".

Diana confesó que su mejor momento con el príncipe Carlos fue el vivido durante las semanas previas al nacimiento de Harry : "Nunca estuvimos así de unidos", afirmó. "Pero en cuanto nació Harry, todo estalló y ahí se fue nuestro matrimonio. Como si tirases de la cadena".

El príncipe Carlos y Lady Di saliendo del hospital con Harry. (Cordon Press)
El príncipe Carlos y Lady Di saliendo del hospital con Harry. (Cordon Press)

Bautizado como Enrique Carlos Alberto David (Henry Charles Albert David), la ceremonia se ofició en la capilla de San Jorge el 12 de diciembre de 1984.

Sus padrinos de bautismo fueron el príncipe Andrés (su tío paterno), lady Sarah Armstrong-Jones (hija de la princesa Margarita del Reino Unido, hermana de la reina Isabel II), Carolyn Bartolomé (amiga de su madre), Bryan Organ (pintor inglés amigo de la familia), Gerald Ward (amigo de su padre) y Celia, lady Vestey (amiga de la reina Isabel II).

Llevó el histórico faldón de la familia real y fue el segundo miembro de la familia real británica que fue bautizado en Windsor (el mismo lugar donde será bautizado Archie), en vez de en el palacio de Buckingham.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios