El último importante disgusto de la princesa Ana: el divorcio de su hijo Peter Phillips
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El último importante disgusto de la princesa Ana: el divorcio de su hijo Peter Phillips

Peter Phillips, primogénito de la princesa Ana y su primer marido, se separaba a principios de año de su mujer, Autumn Kelly, provocando (de nuevo) un disgusto en para su madre y abuela

Foto: El último importante disgusto de la princesa Ana: el divorcio de su hijo Peter Phillips
El último importante disgusto de la princesa Ana: el divorcio de su hijo Peter Phillips

No parece que Isabel II vaya a recordar este año como uno de los más tranquilos de su vida. Tras un final de año 2019 de lo más movidito, este 2020 no se presentaba, ya en febrero, como muy calmado, tampoco en cuestiones familiares y no solo por las diversas crisis sanitarias que se han ido sucediendo en los diferentes países europeos. Al escándalo del príncipe Andrés por presunto abuso de menores y a la espantada de Harry y Meghan Markle, más conocida como Megxit, en el mes de febrero la reina, y su hija la princesa Ana, se enfrentaban a un nuevo disgusto (y problema): el divorcio de su Peter Phillips.

Según informaba en aquel momento el diario 'The Sun', el primogénito de la princesa Ana, y nieto mayor de la reina Isabel II, se separaba de su mujer, Autumn Kelly. El primo del príncipe Guillermo y la canadiense ponían fin a su matrimonio tras doce años de amor y dos hijas en común: Savannah, de 9 años, e Isla, de 8, las dos bisnietas mayores de Isabel II. Tal como informaba el citado medio, había sido ella la que tomaba la decisión de poner fin a su relación.

Peter Phillips, con Autumn Kelly y sus hijas. (Getty)
Peter Phillips, con Autumn Kelly y sus hijas. (Getty)

Parecía confirmarse, además, que Peter se encontraba "devastado" por una ruptura que no se esperaba. Así lo contaban entonces amigos del nieto real, quienes también aseguraban que Autumn tenía pensado regresar a Canadá, su país natal y país al que emigraron los duques de Sussex después de alejarse de la familia real. "Él pensaba que estaba felizmente casado, que tenía una familia perfecta y dos adorables hijas. Ahora está en shock", contaban, igual debió sentirse la princesa Ana.

Sin embargo, poco tiempo después, y pese a no haber comunicado oficial por parte de la Corona, ya que Peter no tiene título real pues así lo decidieron la princesa Ana y su primer marido Mark, dejaban claro que Autumn no se marcharía del país: se quedaría en Gloucestershire, donde vivían juntos hasta entonces, para compartir la custodia de sus dos hijas.

Peter y Autumn Phillips durante la carrera en el Festival at Cheltenham Racecourse. (Reuters)
Peter y Autumn Phillips durante la carrera en el Festival at Cheltenham Racecourse. (Reuters)

En todo momento, además, dejaron claro que la separación había sido amistosa y en buenos términos, y por si hubiera escépticos, tan solo unas semanas después obteníamos la prueba de que así era. Ambos coincidían en el festival hípico de Cheltenham, una cita a la que, dada la cercanía con su casa, no solían faltar, pero, lejos de ser este un encuentro fortuito, llegaban juntos al mismo y haciendo gala de la buena sintonía que existe entre ellos: hablaron, rieron, comentaron las carreras... Una cordialidad envidiable y que no suele ser muy habitual en parejas recién separadas.

El hijo de la princesa Ana y esta consultora canadiense se casaron el 17 de mayo de 2008 en la capilla de St. George de Windsor. Su boda no estuvo exenta de polémica, ya que decidieron vender la exclusiva a la revista 'Hello!' sin consultárselo a Isabel II, algo que enfadó mucho a la soberana. Sin embargo, durante estos doce años de matrimonio Autumn había logrado ganarse el cariño de la reina, que tras conocer la noticia compartió el dolor de esta ruptura con su hija la princesa Ana.

La pareja, junto al príncipe Harry. (Reuters)
La pareja, junto al príncipe Harry. (Reuters)
Princesa Ana Isabel II Divorcio Familia Real Británica
El redactor recomienda