El nuevo gesto de la Casa Real para alejarse de Juan Carlos I: prescinden del yate Somni
  1. Casas Reales
EXCLUSIVA VANITATIS

El nuevo gesto de la Casa Real para alejarse de Juan Carlos I: prescinden del yate Somni

Felipe VI se deshace del barco que le prestó en comodato Josep Cusí, íntimo amigo del Rey emérito. Los propietarios deciden ponerlo a la venta por casi 300 000 euros

Foto: El yate Somni, en Port Balís. (Vanitatis)
El yate Somni, en Port Balís. (Vanitatis)

Se vende un sueño, algo que hasta ahora parecía impensable. La Casa Real ha decidido romper el contrato de comodato que tenía para el uso del yate Somni, el barco con el que navegaba la familia real desde que el Fortuna dejara de formar parte de su flota marina. Por este motivo, los propietarios de esta embarcación han decidido ponerla a la venta, según ha podido confirmar Vanitatis de fuentes cercanas a ellos. Desde el mes de agosto, el Somni luce palmito en Port Balís, uno de los puertos de la costa barcelonesa con más solera, y se ofrece por, concretamente, 295.000 euros.

[Leer más: Los Reyes navegan de prestado en el yate Somni]

“Tiene varias novias pero por ahora no hay nada concreto”, nos cuentan desde el círculo de los propietarios, el matrimonio Cusí Muiños, íntimos del rey Juan Carlos I. El Somni es un yate de la marca y modelo Pershing 54, de 2004, de 17,40 metros de eslora y 4,72 de manga. La familia del Rey podía usar esta embarcación gracias a un contrato de cesión de sus propietarios, por el que no recibían nada a cambio.

Pasarela de entrada del yate Somni. (Vanitatis)
Pasarela de entrada del yate Somni. (Vanitatis)

La relación contractual ha terminado cuando, de forma unilateral, la Casa Real ha dado por finalizado el compromiso y ha restituido la propiedad a su dueño, que ha decidido venderlo. La decisión ha sido un tanto abrupta, si tenemos en cuenta que el lunes 27 de julio la embarcación estaba en Portopí (Palma de Mallorca), tal y como atestiguan las fotografías que el periódico mallorquín ‘Última hora’ publicó ese mismo día.

El yate, decíamos, estaba en la base naval de Portopí, donde se sometió a una limpieza y puesta a punto en profundidad que llevó a los operarios a estar toda la tarde realizando sus tareas. Una semana después, el Rey emérito abandonaba el país con un comunicado de por medio. Parece, pues, que todos los gestos son pocos para mostrar que el actual Rey, Felipe VI, nada tiene que ver ya con su padre.

Iñaki Urdangarin y su hija Irene, en el Somni en 2011. (EFE)
Iñaki Urdangarin y su hija Irene, en el Somni en 2011. (EFE)

Deshacerse del Somni es uno de ellos, una manera simbólica de despedirse de Josep Cusí, quien ha sido durante largos años el fiel escudero de don Juan Carlos, un hombre que ha estado al lado de la familia real contra viento y marea. La familia Cusí prefiere no hacer declaraciones sobre la operación. Mientras, desde la Casa Real confirman la operación: "En efecto, la Casa Ral ha rescindido el comodato y el propietario ha decidido ponerlo a la venta".

Favorito de la reina Sofía

El Somni siempre ha sido uno de los barcos favoritos de la reina Sofía. La hemos visto decenas de veces en la embarcación, siguiendo las regatas de la Copa del Rey, navegando con sus nietos... En 2017, sin ir más lejos, logró reunir a los hijos de la infanta Cristina y Elena, y salió con ellos a navegar a bordo de este yate, en lo que supusieron unas de las últimas imágenes de los primos juntos.

También la reina Letizia ha sido vista a bordo del Somni, algo que no gustó a la entonces Princesa, de quien tomaron unas polémicas fotografías en la cubierta del barco en bañador en 2007.

La reina Sofía sigue la Copa del Rey desde el Somni. (EFE)
La reina Sofía sigue la Copa del Rey desde el Somni. (EFE)

La primera vez que un miembro de la familia real usó el Somni fue en 2005, cuando se pudo ver a los entonces duques de Lugo con Iñaki Urdangarin navegar por Aiguablava, en la Costa Brava, pero no fue hasta 2014 cuando se firmó el comodato, o préstamo de uso, que es un contrato por el que una parte entrega a la otra una especie, mueble o raíz de forma gratuita para que lo utilice con el compromiso y obligación de conservar el bien prestado y restituirlo al concluir este.

Prestaciones a la última

El yate, de bandera española, cuenta con alojamiento para seis personas en tres cabinas dobles con tres baños. La cabina principal está en la parte delantera con cama doble, hay una cabina para visitantes en medio de la embarcación con dos camas individuales y otra cabina con baño. Además, hay un salón con sofá en forma de U frente a la cocina, con televisión. La zona exterior es amplia, con techo de apertura eléctrica en la parte superior y un gran solárium en popa y proa.

La reina Sofía, con la infanta Elena y algunos de sus nietos a bordo del Somni. (EFE)
La reina Sofía, con la infanta Elena y algunos de sus nietos a bordo del Somni. (EFE)

El yate cuenta con aire acondicionado en todo el barco y en la zona exterior. Hay antena de radar, antena GPS, pantalla Garmin 2019 de 7 pulgadas y otra de 12 pulgadas, una sonda de profundidad de 2019 y controles electrónicos del motor, además de indicador de ángulo del timón. También tiene un generador, una pasarela hidráulica, hélice de proa, molinete eléctrico, soft top eléctrico, nevera exterior con lavadero y grifo, máquina de hielo y toma de tierra de 220 voltios con cargador automático. Además, hay televisión y radio estéreo con CD.

Cada año se ha sometido a continuas puestas a punto, desde pintarlo en su totalidad a cambiar el mobiliario, los motores y hasta la moqueta y las tapicerías interiores y exteriores. Un barco de características similares está valorado en el mercado en unos 361.000 euros.

Casa Real Yates Rey Felipe VI
El redactor recomienda