Después de la tormenta... Aguas calmas para Carlos Gustavo de Suecia en su 75 cumpleaños
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL SUECA

Después de la tormenta... Aguas calmas para Carlos Gustavo de Suecia en su 75 cumpleaños

Superados los escándalos de hace diez años, el rey sueco festeja su cumpleaños en familia y petit comité

placeholder Foto: Los reyes de Suecia. (Reuters)
Los reyes de Suecia. (Reuters)

El 30 de abril es un día señalado en el calendario sueco. La noche de Walpurgis (Valborg en sueco) supone la bienvenida oficial a la primavera, una fiesta nacional de juergas y fogatas. Para los monárquicos, además, la fecha es doblemente celebrada. Tal día de hace 75 años nació Carlos Gustavo XVI, que se ha convertido en el monarca con el reinado más largo de la historia del país escandinavo.

El rey sueco llega a los tres cuartos de siglo con su popularidad restituida tras haber superado los escándalos que hace diez años pusieron en jaque su trono, y sin intención alguna de abdicar en favor de su primogénita, la princesa Victoria, la mejor valorada por los suecos. “Ya hace tiempo que he superado la edad de jubilación, pero no me he retirado”, subrayaba hace pocos días el monarca en una entrevista personal en su debut en el mundo de los podcasts. Con fama de arrogante y mujeriego, Carlos Gustavo busca transmitir su costado más personal cuando se aproxima a los 50 años de reinado.

placeholder Los reyes de Suecia. (Cordon Press)
Los reyes de Suecia. (Cordon Press)

La muerte de su padre en un accidente de avión en Dinamarca cuando el actual rey aún no había cumplido su primer año de vida lo colocó en la primera línea de sucesión a muy corta edad. Tras la muerte de su abuelo, Gustavo Adolfo VI, en septiembre de 1973, Carlos Gustavo Bernadotte heredó el trono, convirtiéndose en uno de los monarcas más jóvenes de la historia, con solo 27 años. Tres años después se casó con Silvia Sommerlath, a quien conoció en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, donde ella trabajaba como azafata. Rechazada inicialmente por los Bernadotte, acabó convirtiéndose en la primera soberana plebeya de la corte sueca.

El pasado nazi del suegro del rey ha conllevado titulares y disgustos a la familia real, pero ninguna crisis ha superado el calibre de la que vivió Carlos Gustavo en 2010 con la publicación de una biografía no autorizada que revelaba sus aventuras extramatrimoniales y sus salidas a clubes de striptease. El libro, titulado ‘El monarca reticente’ ('Den motvillige monarken'), también desvelaba una relación de larga duración con la cantante sueca Camilla Henemark. Cinco años antes, el tabloide 'Aftonbladet', el periódico de más circulación de Suecia, ya había relatado las supuestas infidelidades de Carlos Gustavo con tres mujeres del mundo artístico y cultural, y los medios suecos rumoreaban sobre un posible divorcio desde los años 90.

Finalmente, el matrimonio lo superó y hoy se muestra unido. También la popularidad de la monarquía parece haberse recuperado tras el descalabro de hace diez años. Aquel escándalo minó la confianza de los suecos en la Corona, que tocó fondo en 2011. El año anterior, antes de la publicación del libro, alrededor de un 50% de los suecos manifestaba tener mucha o bastante confianza en la familia real, una cifra que se desplomó hasta el 15% en un solo año. La princesa Victoria, heredera del trono, dio un paso al frente para restituir la reputación de la monarquía, dando una imagen más próxima, haciendo ahínco en cuestiones sociales. Y parece haberlo conseguido, ya que los niveles de confianza han vuelto a situarse a niveles de hace una década. Ahora en la Casa Real sueca tiemblan ante el anuncio de que la cadena TV4 está preparando una serie al estilo ‘The Crown’ sobre la vida de Carlos Gustavo, que podría sacar a relucir de nuevo el pasado turbio del monarca.

Amante de la música y con miedo a las alturas

En 2014, la periodista y exempleada de la Casa Real sueca Barbro Hultman publicó un libro que mostraba una cara más amable y personal del monarca, a quien describía como un amante de la música, trabajador incansable y detallista. Como buen sueco, Carlos Gustavo disfruta de la tranquilidad de la naturaleza escandinava. Sin embargo, ser rey a veces le priva de esa paz, como contaba en el podcast Värvet: “Estaba tumbado en la orilla, descansando. Era maravilloso estar tumbado en esa playa fantástica. Pero luego llegaron algunos turistas y me preguntaron si me podían fotografiar. Me sentí como una foca”, bromeó.

placeholder Los reyes, con la pareja heredera. (EFE)
Los reyes, con la pareja heredera. (EFE)

En la entrevista, el rey hizo hincapié en los temas sociales en los que está involucrado, especialmente la naturaleza y el cambio climático. Pero también reveló algunos detalles desconocidos de su vida privada. Confesó, por ejemplo, que teme las alturas y que antes preferiría quedarse encerrado en el baño que admirar las vistas desde una suite de hotel a gran altura. También desveló sus gustos, como las patatas chips trufadas, y los coches de lujo, una afición que le viene desde pequeño y que lo ha llevado a coleccionar modelos exclusivos como un Mustang Shelby, un AC Cobra, un Ferrari DeTomaso Pantera y un Porsche 911 Targan.

Año tranquilo de pandemia

En la entrevista, el soberano reflexionó también sobre el último año. “Durante la pandemia, ha sido el año más tranquilo de la historia. Fue agradable pensar en lo que he hecho y lo que me gustaría hacer en el futuro”, dijo, refiriéndose a su trabajo. Carlos Gustavo atrajo la atención de medios nacionales e internacionales cuando en diciembre entonó el mea culpa sobre la estrategia sueca contra el coronavirus: “Creo que hemos fallado. Tenemos un gran número de personas que han muerto, y esto es terrible”, afirmó el monarca en la cadena pública SVT. A pesar de estar vacunado desde enero y sentirse “relativamente relajado”, el rey dice seguir teniendo “cierto respeto”.

placeholder El rey, recibiendo la vacuna. (EFE)
El rey, recibiendo la vacuna. (EFE)

A diferencia de lo que era habitual hasta que llegó la pandemia, el cumpleaños del monarca se celebrará hoy en la intimidad, solo con los más próximos. “Será solo la familia. Mis hijos y quizás los nietos también”, señaló el rey, que ha pedido donaciones a causas solidarias en lugar de regalos.

Rey Carlos Gustavo de Suecia Suecia
El redactor recomienda