Es noticia
Menú
Don Felipe y doña Letizia: sus momentos más divertidos en sus encuentros con niños
  1. Casas Reales
Siempre con una sonrisa

Don Felipe y doña Letizia: sus momentos más divertidos en sus encuentros con niños

Los encuentros con niños son imprevisibles y los Reyes lo saben, como en Tui, cuando uno de los pequeños no quiso saludarles porque no estaba de humor

Foto: Los reyes Felipe y Letizia, en la distinción de Pueblo Ejemplar. (EFE/Ballesteros)
Los reyes Felipe y Letizia, en la distinción de Pueblo Ejemplar. (EFE/Ballesteros)

Los niños son la debilidad de Felipe y Letizia. Solo hay que ver cómo sus rostros se iluminan cuando sus citas profesionales les llevan a reunirse con los más pequeños de la casa, tal y como sucedió hace unos días en Tui. Estos encuentros resultan muy útiles para que los pequeños descubran un poco más sobre quiénes son los Reyes de España, pero también nos regalan a todos unas imágenes más distendidas que solamente dejan ver en estas circunstancias y en compañía de sus propias hijas.

La felicidad en el rostro de los Reyes solo es comparable a las sonrisas de los pequeños, que a pesar de haber sido aleccionados por sus profesores antes de que los encuentros se produzcan y seguramente también por sus padres antes de salir de casa, no pueden evitar que los nervios y la curiosidad les pueda, convirtiéndose en protagonistas de momentos mágicos y también muy divertidos.

placeholder Letizia, rodeada de niños en un acto celebrado en 2013. (Cordon Press)
Letizia, rodeada de niños en un acto celebrado en 2013. (Cordon Press)

Porque prestan mucha atención a lo que don Felipe y doña Letizia tienen que decirles, pero también tienen muchas cosas que preguntarles y, tal vez por la inocencia propia de la edad, no tienen ningún temor a hacerlo. No es raro que su espontaneidad provoque las carcajadas de ambos, aunque también hace que se animen a responder a esas cuestiones con mayor sinceridad que si fuera otra persona quien lo cuestionara, al fin y al cabo todos sabemos que los niños no tienen maldad, ¿no? Lo cierto es que, en general, su comportamiento es digno de aplaudir.

A lo largo de los años, los Reyes han vivido sonadas anécdotas protagonizadas durante estos encuentros, desde niños que les presentaban con ilusión a sus peluches, como ‘elefantín’, protagonista inesperado de s uvisita hace años a Santa Eulalia de los Oscos, como otros que no tienen muy claro quiénes son y no dudan en preguntarle directamente a la Reina, como sucedió en Tui, cuando le dijeron si el hombre que le acompañaba era Felipe. Entre risas, el monarca respondía que sí, que él era Felipe y ella, Letizia. "Ya lo sé, os conozco a los dos", decía entonces el pequeño, haciendo reír a los presentes.

placeholder Felipe VI y Letizia conversan con varios niños en Tui, acompañados por Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Salvador Sas)
Felipe VI y Letizia conversan con varios niños en Tui, acompañados por Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Salvador Sas)

No fue la única anécdota que protagonizaron en Tui, puesto que no todos los niños se mostraron felices en ese momento. Una visita de estas características altera el desarrollo normal del día de los pequeños, lo que hace que no siempre se sientan cómodos. Por eso a los Reyes no les extraña cuando uno de los niños no se mostró contento con su presencia, de hecho, incluso llegó a darle la espalda al Rey, evitando saludarle.

Un detalle que para ellos no ha tenido mayor importancia, pues saben que los niños son impredecibles, pero que se ha convertido en todo un fenómeno viral, convirtiendo al menor en protagonista de bromas y chascarrillos. El pequeño estaba enfadado antes de que llegaran los Reyes y nadie pudo convencerle de que les saludara, ni siquiera el rey Felipe, que no dudó en agacharse para intentar romper el hielo sin éxito.

placeholder Los reyes Felipe y Letizia, durante su visita a Tui. (Pool/EFE/Salvador Sas)
Los reyes Felipe y Letizia, durante su visita a Tui. (Pool/EFE/Salvador Sas)

Este momento ha puesto de manifiesto un detalle que también se ha podido ver en otros miembros de la realeza, aunque en este caso británica. Guillermo y Kate también suelen agacharse para hablar con sus hijos, así como con otros niños que se encuentran en sus citas profesionales. Esto favorece el contacto directo, poder mirarles a los ojos y que sientan que les dedicas tu atención por completo, además de favorecer una comunicación más fluida.

placeholder La reina Letizia, durante su visita a la localidad burgalesa de Lerma. (EFE/Santi Otero)
La reina Letizia, durante su visita a la localidad burgalesa de Lerma. (EFE/Santi Otero)

De esta manera, estos encuentros con niños no son los únicos momentos en los que los Reyes se han encontrado con la máxima sinceridad, sin que a su interlocutor le pudiera el pudor o midiera sus palabras por tenerles enfrente. La reina Letizia vivió una experiencia parecida en Burgos, cuando una mujer de 93 años no dudó en asegurarle que le “echaba muchos más años”, al conocer su edad.

Los niños son la debilidad de Felipe y Letizia. Solo hay que ver cómo sus rostros se iluminan cuando sus citas profesionales les llevan a reunirse con los más pequeños de la casa, tal y como sucedió hace unos días en Tui. Estos encuentros resultan muy útiles para que los pequeños descubran un poco más sobre quiénes son los Reyes de España, pero también nos regalan a todos unas imágenes más distendidas que solamente dejan ver en estas circunstancias y en compañía de sus propias hijas.

El redactor recomienda