Carolina de Mónaco y Carole Bouquet, íntimas, consuegras y fans de Chanel
  1. Casas Reales
ELEGANTES

Carolina de Mónaco y Carole Bouquet, íntimas, consuegras y fans de Chanel

Su amistad es ya legendaria y no son muchas las ocasiones en las que podemos ver juntas a la princesa y a la protagonista de 'Ese obscuro objeto del deseo'

Foto: Carolina de Mónaco y Carole Bouque, en el desfile. (Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images))
Carolina de Mónaco y Carole Bouque, en el desfile. (Bertrand Rindoff Petroff/Getty Images))

Han compartido muy buenos momentos juntas y también los duros. Y la conclusión que podemos sacar es que su amistad es inquebrantable. Así que cuando sus hijos decidieron casarse, se unían así dos familias que tienen unos lazos muy estrechos. No es de extrañar tampoco la efusividad que ambas demostraron en su última aparición pública junta -no son muy frecuentes, por cierto- en la presentación de la colección 'Métiers d’art 2021-2022' de Chanel, cuya directora creativa Virginia Viard ha dado un nuevo aire a los clásicos de la mítica firma enfatizando la importancia del trabajo artesanal de cada una de sus prendas.

Hablamos de una firma a la que ambas están muy vinculadas por su gran amistad con el recordado Karl Lagerfeld y en el caso de Carole Bouquet por haber sido la imagen del perfume más popular e incombustible de la firma, Chanel Nº 5. Para los más cinéfilos, debemos recordar que fue la protagonista de la última película de Luis Buñuel, 'Ese obscuro objeto del deseo', en el que representaba el mismo papel que Ángela Molina, en función de la imaginación del protagonista, a quien daba vida el recordado Fernando Rey. Y ahora que vuelve 'Sexo en Nueva York', conviene recordar que ella también intervino en la popular serie de HBO.

Como no podía ser de otra manera tanto la princesa de Hannover -recordemos que no se ha divorciado de Ernesto de Hannover, pareja en la actualidad de la hija de Pitita Ridriguejo, ambas han optado por estilismos de Chanel, sobrios, discretos y muy elegantes. La princesa monegasca ha optado por un conjunto de blusa negra y pantalón, y un sencillo abrigo con apliques de pedrería en las mangas. Carole, por su parte, ha elegido una camisa blanca con botones de perlas, un chaqueton de tweed con destellos brillantes, un bolso bandolera y, lo que marcaba la diferencia eran sus joyas, todas de la firma, entre las que destacaban unos pendientes XL, una cadena con el logo y grandes sortijas.

placeholder Alberto de Mónaco con Carolina y Carole Bouquet, en el Baile de la Rosa de 2019. (EFE)
Alberto de Mónaco con Carolina y Carole Bouquet, en el Baile de la Rosa de 2019. (EFE)

La vida de Carolina de Mónaco es sobradamente conocida, pero en España no tanto la de Carole Bouquet, quien sigue siendo una estrella en Francia, especialmente gracias a la televisión. A sus 64 años, que cumplió el pasado 18 de agosto, sigue conservando esa sofisticada belleza de la que siempre ha hecho gala. Quizás parte de la felicidad que exhibe se debe a su estabilidad con su pareja, Philippe Sereys de Rothschild.

Productor prolífico

Dimitri Rassam, marido de Carlota Casiraghi, es fruto de su relación con el productor de cine Jean-Pierre Rassam, que murió por una sobredosis de barbitúricos en 1985 a los 44 años y que estuvo detrás de algunos de los grandes éxitos de la nouvelle vague, mientras que Louis nació de su relación con el fotógrafo Francis Giacobetti, que no tuvo final feliz. También dio mucho que hablar en el pasado, por sus años de pareja junto a Gérard Depardieu, una de las figuras más controvertidas y a veces conflictivas del mundo del espectáculo en nuestro país vecino.

Respecto a su amistad con Carolina de Mónaco declaraba hace tres años en la revista Paris Match: "Carolina es alguien a quien amo profundamente, a quien respeto y admiro y con quien me encanta hablar y compartir los momentos de la vida. Nunca me he aburro con ella".

placeholder Carole Bouquet y Dimitri Rassam, con su pareja de entonces, Masha Novoselova, en el estreno de 'El principito' en Cannes en 2015. (EFE)
Carole Bouquet y Dimitri Rassam, con su pareja de entonces, Masha Novoselova, en el estreno de 'El principito' en Cannes en 2015. (EFE)

A propósito de su trabajo en los últimos años, debemos destacar el éxito cosechado hace cuatro con 'La mantis', disponible en Netflix, y posteriormente con 'Grand Hôtel', serie que se estrenaba en Francia en septiembre del año pasado. Posteriormente rodó la comedia 'Boutchou' junto a Gerard Darmon, y este año ha visto la luz la serie 'En thérapie'. También 'Las fantasías', en las que se puso a las órdenes del escritor y cineasta David Foenkinos, internacionalmente conocido por novelas como 'La delicadeza' o 'Hacia la belleza'. Aun así, en el imaginario colectivo Carole Bouquet siempre seguirá siendo la chica Bond de 'Solo para sus ojos', junto a Roger Moore.

No es de extrañar que su hijo Dimitri haya seguido seguir los pasos de sus padres en el mundo del cine, donde ha probado suerte con desigual fortuna en distintos géneros, siendo el epítome del éxito su adaptación animada de 'El principito', por la que ganó el César, y del fracaso, 'Playmobil: la película'. Es, por cierto, productor del último trabajo en Italia de Penélope Cruz, 'L'inmensità'. Ahora está inmerso en un ambicioso proyecto, una saga de 'Los tres mosqueteros' de Alexandre Dumas, de la que ya se están rodando dos partes, 'D'Artagnan' y 'Milady', además de tener pendiente de estreno una revisitación de 'Carmen', en la que intervienen Elsa Pataky y Rossy de Palma, y está dirigida por Benjamin Millepied, marido de Natalie Portman.

Dimitri vive con Carlota y sus hijos en París, donde está la sede de su compañía, y salvo en ocasiones muy señaladas en el Principado, siempre le ha gustado llevar su vida personal apartada del foco mediático.

Carolina de Mónaco
El redactor recomienda