7 habitaciones, bodega y solárium: el chalet que vende el príncipe Andrés para pagar deudas
  1. Casas Reales
Para pagar abogados

7 habitaciones, bodega y solárium: el chalet que vende el príncipe Andrés para pagar deudas

El duque de York ha decidido poner a la venta una lujosa propiedad ubicada en la estación de esquí de Verbier para obtener liquidez con la que pagar a sus abogados

Foto: El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (EFE)

Han pasado casi ocho años del momento en el que el príncipe Andrés y Sarah Ferguson adquirieron una lujosa casa en Suiza, llamada Helora. Un chalet de madera típicamente alpino, ubicado en la estación de esquí de Verbier que la pareja compró por 13 millones de libras, unos 15 millones de euros, bajo unas condiciones que implicaban que tendrían que pagar unos 5 millones antes del 31 de diciembre de 2019. Esto no sucedió y se vieron implicados en un conflicto con el antiguo propietario.

Su intención, entonces, era saldar esa deuda, a la que se sumaban otros 1,7 millones de intereses, con la venta de la propiedad, pero no pudo ser. Ahora, el duque de York vuelve a intentarlo con el objetivo de obtener liquidez con la que hacer frente a los honorarios de sus abogados ante la demanda de Virginia Giuffre, que le acusa de abusos sexuales cuando ella era menor de edad. "Es una historia en la que está involucrado un miembro de la familia real", aseguraba en una demoledora entrevista.

placeholder El duque de York, en una imagen de archivo. (Reuters/Chris Jackson)
El duque de York, en una imagen de archivo. (Reuters/Chris Jackson)

El inmueble fue adquirido por Sarah y el príncipe Andrés cuando, curiosamente, ya se encontraban divorciados. Esto no ha sido obstáculo para la compraventa de propiedades y otras actividades juntos, puesto que siempre han demostrado tener una excelente relación y ella, incluso, ha apoyado públicamente a su exmarido, tras verse envuelto en la trama de su amigo, el pedófilo Jeffrey Epstein. Un caso por el que su madre, la reina Isabel, habría dejado de aportarle dinero, en beneficio de la Corona.

Él mismo tomó la decisión de retirarse de la vida pública como miembro activo y representante de la Corona cuando el proceso judicial en el que está envuelto desde hace años comenzó a tornarse cada vez más complicado. "Me ha quedado claro en los últimos días que las circunstancias relacionadas con mi relación anterior con Jeffrey Epstein han causado importantes problemas en el trabajo de mi familia [...]. He pedido a Su Majestad poder alejarme de los deberes públicos en el futuro y ella me ha dado su permiso", decía en un comunicado.

placeholder El príncipe Andrés y la reina Isabel II. (Getty)
El príncipe Andrés y la reina Isabel II. (Getty)

Sin salario público, la única forma de pagar a su nutrido grupo de abogados que pelean incansablemente para que el juez estadounidense desestime la demanda interpuesta por Giuffre es mediante la venta de sus posesiones y Helora es una de ellas. Siete habitaciones, una piscina cubierta, solárium y una bodega son solamente algunas de las comodidades de las que presume tener este exclusivo refugio ubicado en el espectacular enclave al que cada vez asisten más rostros conocidos e importantes personalidades de todo el mundo.

Según el diario 'The Sun', el duque de York podría haber acordado un precio con un desconocido millonario que se cree que supera los 17 millones de libras esterlinas. "Se ha encontrado un comprador y se ha acordado un precio [...]. Las cosas están avanzando. Aún no se ha completado. Pero se espera que sea muy pronto", cuenta una fuente cercana al citado medio. Estas informaciones se unen a las que dicen que Sarah Ferguson, sus hijas y sus respectivas parejas pasaron la noche de fin de año en el citado chalet a modo de despedida.

placeholder Sarah Ferguson, Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi. (Reuters)
Sarah Ferguson, Beatriz de York y Edoardo Mapelli Mozzi. (Reuters)

"Hasta que se complete el papeleo, todavía es legalmente suyo hacer lo que deseen, pero sí fue una forma de decir adiós", aseguraba la misma fuente. Además, explican que Sarah aprovechó su tiempo en Suiza para visitar a viejas amistades y que el esposo de Beatriz de York, Edo Mapelli Mozzi, podría haber tenido algo que ver en esta transacción, ya que, según reveló, se está expandiendo al mercado inmobiliario suizo y pasó unos días allí, hace un mes.

Sea como fuere, lo que es evidente es que al príncipe Andrés le urge completar esta venta y poder salir lo más victorioso posible de un proceso que ha provocado su ocaso público. Más teniendo en cuenta el documento que hizo público la Justicia de Estados Unidos hace unos días, en el que aparece un acuerdo confidencial según el cual el fallecido magnate Jeffrey Epstein pagó 500.000 dólares a Giuffre para que abandonara sus acusaciones por supuestos abusos sexuales cuando ella era menor.

Suiza
El redactor recomienda