Logo El Confidencial
EL DISEÑADOR NARRA CON EMOCIÓN LA BODA

Roberto Cavalli casa con orgullo y nostalgia a su "bebé" con uno de sus diseños

“Acompañar a tu hija hasta el altar el día de su boda es una experiencia diferente a cualquier otra que hubiese tenido o imaginado”, escribía el diseñador en su blog

Foto: El diseñador Roberto Cavalli en una imagen de la boda publicada en su blog personal
El diseñador Roberto Cavalli en una imagen de la boda publicada en su blog personal

Roberto Cavalli no cabe en sí de emoción tras haber casado a su hija Cristina con Francesco Agostinelli. Un sentimiento que no pudo reprimir y que le llevó a romper en aplausos incluso antes de terminar de acompañar a la novia al altar como flamante padrino. Pero no sólo durante la ceremonia el diseñador hizo gala de la alegría que le producía ver a su hija vestida de blanco, sino que además ha querido compartir con los lectores de su blog personal cómo vivió esta experiencia: Acompañar a tu hija hasta el altar el día de su boda es una experiencia diferente a cualquier otra que hubiese tenido o imaginado… Estás agitado por la emoción, es abrumador”, escribía.

Cristina Cavalli junto a su marido, Francesco Agostinelli (blog)
Cristina Cavalli junto a su marido, Francesco Agostinelli (blog)

Durante los pasos que daba cogido del brazo de su hija para dejarla junto al hombre que estaba llamado a convertirse en su marido, el diseñador revivió los momentos más felices de su vida, aunque asegura que ninguno es comparable como el vivido este, tal y como confiesa en su últimos post titulado Orgullo de padre: “En ese breve paseo, en esos instantes, los momentos felices que pasamos juntos destellan ante mis ojos, sus primeros días de vida, las primeras palabras, los primeros pasos, el primer día de clase, el primer amor”.

Un sentimiento de plenitud el que siente Cavalli que no ha dudado en plasmar en su blog, donde recoge además su deseo de “haber pasado más tiempo con Cristina cuando era niña. Yo siempre estaba viajando por el mundo tan ocupado con mi trabajo, pero ella siempre lo ha entendido. Nuestras vacaciones de verano eran enteramente dedicado a nosotros, a nuestros paseos en barco (…) recuerdos de los grandes, únicos e inolvidables juntos”, añade Cavalli, orgulloso del gran paso que ha dado su “bebé”.

La novia es la primogénita del diseñador, fruto de su primer matrimonio con Eva Düringer, ya tiene con su reciente marido un hijo en común, Francesco Gabriele de poco más de dos años. Ahora, la pareja ha decidido formalizar su relación uniéndose en matrimonio y cumplir así el sueño de Cavalli de ver a su hija vestida de blanco con uno de sus diseños. En corte de sirena y con un generoso escote, Cristina Cavalli, de 49 años, pronunció el ‘sí, quiero’ siendo aún el “bebé” que siempre amará su padre, como ha querido subrayar él mismo a través de una emotiva entrada en su blog personal.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios