James y Oliver Phelps, los gemelos con vidas paralelas que siguen caminos distintos
  1. Celebrities
Travesura realizada

James y Oliver Phelps, los gemelos con vidas paralelas que siguen caminos distintos

Encargados de dar vida a dos de los personajes más querido de la saga Harry Potter, repasamos cómo ha sido la vida de estos gemelos 20 años después de su debut

Foto: Oliver y James Phelps durante su visita a España en 2017. (EFE/Paolo Aguilar)
Oliver y James Phelps durante su visita a España en 2017. (EFE/Paolo Aguilar)

Una de las anécdotas más recordadas del universo Harry Potter es que el actor Eddie Redmayne se entristeció al saber que se quedó fuera de las películas de la saga, ya que al ser británico y pelirrojo su paso por alguna de las cintas parecía seguro. Por suerte para él, su turno llegaría años después como el protagonista de ‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’.

Sin embargo, los pelirrojos que sí consiguieron su papel en la famosa saga mágica fueron los hermanos James y Oliver Phelps -sin relación aparente con el olímpico Michael Phelps-, quienes a pesar de no ser tan pelirrojos, sí fueron elegidos. Cumpliendo a pies juntillas el espíritu rebelde de los personajes que esperaban interpretar, con apenas 14 años se saltaron el día de escuela para presentarse al casting, demostrando que nadie mejor que ellos para meterse en la piel de los gemelos Weasley.

placeholder Fotograma de la película 'Harry Potter y la piedra filosofal', la primera de la franquicia. (Warner Bros.)
Fotograma de la película 'Harry Potter y la piedra filosofal', la primera de la franquicia. (Warner Bros.)

Ellos eran también gemelos, algo que merece la pena matizar, pues no sería la primera vez que alguien con el pelo rojo nos la juega y sí, nos referimos a Lindsay Lohan, cantante y actriz, en ‘Tú a Londres y yo a California’. Ser gemelos y un poco gamberros no es lo único que comparten con los personajes que les dieron la fama, también su sentido del humor irreverente y ligeramente socarrón, que mostraron siempre que tuvieron ocasión.

Por ejemplo, ante la pregunta de una periodista, seguramente buscando la broma, “¿sois gemelos en la vida real?”, ellos, ni cortos ni perezosos respondieron con un divertido, “es una historia curiosa, nos conocimos en la audición”. James y Oliver supieron captar la esencia de los personajes, que se habían convertido en unos de los más queridos de las novelas, y lo trasladaron a la pantalla con el mismo entusiasmo que Fred y George demostraban en las páginas. Cuenta la leyenda que durante una sesión de rodaje decidieron intercambiarse los papeles, todo el trabajo tuvo que hacerse de nuevo cuando descubrieron la trampa. Son gemelos idénticos, pero no tan idénticos como para que el engaño pasara desapercibido.

placeholder James y Oliver en un fotograma de 'Las reliquias de la muerte - Parte 1'. (Warner Bros.)
James y Oliver en un fotograma de 'Las reliquias de la muerte - Parte 1'. (Warner Bros.)

Participaron en todas las películas de la franquicia, desde la primera, ‘Harry Potter y la piedra filosofal’ que este año celebra el 20 aniversario de su estreno y por la que hace poco hicieron un reencuentro virtual, hasta la última, ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte - parte 2’. Eso sí (cuidado que vienen spoilers), no los dos vieron el final de la batalla de Hogwarts, solo Oliver, que daba vida a George pudo presenciar la caída de Voldemort, mientras lloraba la pérdida de su hermano Fred (interpretado por James), que caía en el trascurso de la pelea.

Siempre dispuestos a recordar el tiempo que pasaron trabajando en la saga, no es raro verles participar en las promociones de las nuevas actividades relacionadas con el joven mago, como exposiciones, la inauguración del parque temático o las numerosas obras de caridad que se han beneficiado de su presencia y labor. Han dicho en alguna ocasión que, aunque lo intentaron, no consiguieron llevarse la varita de sus personajes, y que entre los miembros del reparto, no tienen un grupo de WhatsApp.

Eso sí, sus redes sociales dan buena cuenta de que hay algunos compañeros con los que no dudan en coincidir con mayor frecuencia. Entre los afortunados está Tom Felton, con quien suelen quedar para jugar al golf porque, a pesar de interpretar a un joven villano, parece que en la vida real ha conseguido ser querido por todos sus compañeros. En ocasiones se han dejado ver junto a Rupert Grint, pero más recientemente la vida les ha vuelto a reunir con Bonnie Wright, quien daba vida a su hermana pequeña, Ginny. Con ella estuvieron en septiembre viendo las auroras boreales y grabando un programa de viajes.

Parece que sus mayores éxitos les llegan cuando trabajan en pareja, como con su podcast ‘Normal, not normal’ o el programa de coches ‘The Cars That Made Britain Great’, una de sus grandes pasiones. Sus carreras no siempre han sido paralelas, aunque hay proyectos que les reúnen, sin embargo parece que James apuesta más por su carrera en el mundo de la interpretación, consiguiendo una mayor cantidad de proyectos.

James es 13 minutos más joven que Oliver, pero ambos nacieron el 25 de febrero de 1986. Aunque ambos mantienen su vida privada en la más estricta intimidad, de hecho en sus redes sociales no hay rastro de sus parejas, en diferentes medios afirman que ambos están felizmente casados, James desde 2016 con Annika Ostle y Oliver y Katy Humpage se dieron el ‘sí, quiero’ en 2015, aunque, como decimos sus redes sociales no lo reflejan.

Sí que dan buena cuenta de la pasión de James por el deporte y, aunque en la mayoría de las fotografías que comparte queda claro que el golf es una de sus pasiones, no le importa probar suerte con el surf, el paddle surf, el ciclismo o el running. Oliver comparte su amor por el golf y también es un entusiasta del fútbol, pero parece que prefiere ver cómo son otros los que tiran a puerta para hacer ganador a su equipo y él dedicarse a actividades un poco más tranquilas, como aprender español, algo en lo que progresa poco a poco.

Aunque todavía tienen toda la vida por delante, no hay duda de que uno de los mayores éxitos de su carrera es la franquicia de Harry Potter. Gracias a este trabajo, así como a todos los que han tenido después, se estima que la fortuna de la pareja asciende al millón de dólares. Eso sí, no parece que ellos, como hicieron sus alter egos, planeen montar una tienda de bromas.

Tienen muchas cosas en común, pero también otras que les diferencian, por ejemplo, Oliver odia a las ratas, lo que convirtió el rodaje de la tercera película de Harry Potter, donde este animalito tienen un papel destacado, en toda una aventura para él. James es un amante de los perros, no es raro verle posar en las fotografías de su cuenta de Instagram junto a Tonto, un collie barbudo muy estiloso.

Como ya hemos señalado, son gemelos idénticos, o casi, porque los observadores más avezados han descubierto cómo distinguirlos, Oliver tienen un lunar en la parte derecha del cuello del que James carece. Siendo una diferencia tan evidente, parece imposible que volvamos a confundirlos.

Actores y actrices
El redactor recomienda