Sarah Jessica Parker (Carrie) y Kim Cattrall (Samantha): historia de una guerra en 'Sexo en NY'
  1. Celebrities
se estrena 'just like that'

Sarah Jessica Parker (Carrie) y Kim Cattrall (Samantha): historia de una guerra en 'Sexo en NY'

Desde los inicios de la serie original hubo fuertes rivalidades entre las dos actrices. Estos son los encontronazos que han dejado a la secuela sin el personaje de Samantha

Foto: Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall, en un fotograma de 'Sexo en Nueva York 2'. (CP)
Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall, en un fotograma de 'Sexo en Nueva York 2'. (CP)

Han tenido que pasar once años para que las amigas de 'Sexo en Nueva York' se vuelvan a reunir tras una película (la segunda, estrenada en 2010) que las llevó a Abu Dabi y erosionó a aquellos que aún las amaban. "Disparatado escaparate (...) tras una decente hora, la franquicia se hunde", escribía Javier Ocaña en 'El País'. 'Sexo en Nueva York 2', secuela de la película que a su vez nacía de la serie que se emitió desde 1998 a 2004, era una farsa con mucha moda y pocas ideas de guion. Pero, aun así, algunos parroquianos de la serie que contaban las aventuras de esas cuatro amigas de Manhattan se quedaron con ganas de más. 'And Just Like That' se lo sirve en bandeja a partir de este 9 de diciembre en HBO Max. Sin embargo, una de ellas, la irreverente y sexual Samantha, no volverá a la 'pandilla' ni a una secuela televisiva que explora las dificultades del universo femenino una vez llegados los 50.

Hace un año, la propia Parker, productora de la histórica serie y 'alma mater' de este proyecto, dejó claro a una fan que no odia a la compañera que encarnó a Samantha, Kim Cattrall, pese a la 'guerra' entre ambas que salpicó los medios con virulencia. "No, nunca he dicho que odio a Samantha. Nunca diría algo así. Samantha no está porque no forma parte de esta historia que vamos a contar. Pero ella siempre será parte de nosotras sin importar dónde estamos o qué hacemos", escribió. Las declaraciones públicas que hizo la propia Cattrall ya dejaron bien claro que no, que ella no estaría en este nuevo capítulo de la mítica 'Sexo en Nueva York'.

placeholder Kim Cattrall. (Imagen: Sexo en Nueva York)
Kim Cattrall. (Imagen: Sexo en Nueva York)

“Déjame que deje esto muy claro (si no lo he hecho ya). No eres mi familia. No eres mi amiga. Así que te escribo para decirte por última vez que dejes de explotar nuestra tragedia para hacer ver que eres una chica adorable”. Los fans de 'Sexo en Nueva York' se quedaron estupefactos cuando la actriz soltó esa sentenciosa frase en su cuenta de Instagram hace cuatro años. El motivo era bien sencillo: Sarah Jessica, su compañera de serie y películas, le había dado el pésame públicamente tras la trágica muerte de su hermano. La respuesta de Cattrall hizo público el 'cat fight' entre ambas, que casi siempre se había puesto en entredicho y que jamás antes se había confirmado. La historia de esta batalla de estrellas comenzó en el verano de 1998, con el pistoletazo de salida de las ficciones más exitosas de la historia de la televisión.

placeholder Un fotograma de 'Sexo en Nueva York'. (HBO Max)
Un fotograma de 'Sexo en Nueva York'. (HBO Max)

Cuando la serie comenzó, los productores tenían muy claro que Sarah Jessica Parker debía ser la 'cabeza de cartel'. Su carrera era la mejor prueba de que así debía ser. La entonces rubia y escuálida muchacha había trabajado junto a Tim Burton (en 'Ed Wood' y 'Mars Attacks' con cuerpo de caniche, una imagen que muchos aún tratan de borrar de su pobre memoria). También era una reina B de la comedia romántica que, sin llegar a la altura de la Julia Roberts de turno, se defendía con soltura. Cuando la serie comenzó a ser un éxito (hablando en plata, un fenómeno) y Samantha cayó en gracia a un público que no paraba de reír con la revolucionada vida sexual del personaje, comenzaron los problemas. Todo se basaba, en principio, en quién se llevaba mejor con el jefe. Cattrall contaba con el favor de Darren Star, creador de la serie. Sarah Jessica con el de Michael Patrick King, director de algunos capítulos y el que comandó 'Sexo en Nueva York' a partir de la segunda temporada.

El sueldo de Sarah Jessica aumentó cada cierto tiempo ante el estupor de Kim, que tampoco comprendió por qué Sarah Jessica pasó a convertirse en productora ejecutiva e incluso podía meter mano en la promoción o en el nivel de desnudez debían tener los personajes. Su carácter irascible empezó a alejarla del resto de compañeras de reparto. Su pregunta siempre era la misma: si los protagonistas de 'Friends' cobraban lo mismo: ¿por qué ella y sus compañeras no?, ¿por qué Sarah Jessica tenía que ganar tres veces más? Lo cierto es que la fama de Sarah Jessica, que protagonizaba campañas publicitarias con su Mac, sus rizos y sus Manolo Blahnik parecía justificar tanto el sueldo como el poder de la protagonista de la serie. Las otras dos implicadas en el asunto, Cynthia Nixon (Miranda) y Kristin Davis (Charlotte), así lo pensaban. Ellas también parecían haber tenido problemas con Cattrall. En una ocasión, a la actriz se le 'escapó', delante de unos periodistas, que Nixon había sufrido un aborto y planeaba volver a quedarse embarazada. La traición a su compañera y el resentimiento de Sarah Jessica Parker le costaron bastante caros.

placeholder Las protagonistas de la serie, en 1998.(CP)
Las protagonistas de la serie, en 1998.(CP)

Ese descuido hizo que se la viese sola en las comidas, que a menudo se instalase en un hotel diferente cada vez que tenía que viajar con las chicas de promoción o que se quedase sentada en su camerino sin más compañía que su ira. “A veces estaba llorando”, contaba una fuente cercana al 'Daily Mail'. Las declaraciones de Cattrall tras rodar el último capítulo de la serie en 2004, un frío día de invierno en el frío Central Park, ya dejaban entrever que la relación fue una balsa de aceite. Mientras Sarah Jessica Parker lloraba de emoción ante la imposibilidad de ver más a sus compañeras, Kim Cattrall fue mucho más práctica en sus palabras. “Si las echo de menos, siempre puedo ponerme el DVD, como hará todo el mundo”, declaró. Y se quedó tan a gusto.

Muchos años después de aquello, la 'guerra' declarada entre Kim Cattrall y Sarah Jessica Parker ha dejado a los fieles de la serie sin su dosis de Samantha Jones, un personaje que pasará a los anales de la historia de la televisión por su descaro y su desprejuiciada forma de ver la vida. "Cielo, yo estoy contigo y alguien tiene que poner a esas zorras en su sitio". La propia Cattrall suscribiría las palabras de su personaje.

Series de HBO
El redactor recomienda