Mucho vintage y firmas clásicas: el estilo del nuevo 'Sexo en Nueva York'
  1. Estilo
  2. Moda
LA MODA CON SARAH JESSICA Y CÍA

Mucho vintage y firmas clásicas: el estilo del nuevo 'Sexo en Nueva York'

Firmas asequibles, diseños vintage y los icónicos Manolo Blahnik son algunas de las bases fashionistas del regreso de la serie

placeholder Foto: La serie que continúa la historia de 'Sexo en Nueva York' está en marcha con nuevos looks. (Instagram @justlikethatmax)
La serie que continúa la historia de 'Sexo en Nueva York' está en marcha con nuevos looks. (Instagram @justlikethatmax)

El regreso de ‘Sexo en Nueva York’ demuestra que el reboot de la popular serie quiere dejar claro mediante sus looks que la moda no le da nunca la espalda a la actualidad del momento, sino que sirve como un fiel reflejo. Por más que el armario de Sarah Jessica Parker haya servido siempre como un edén irreal en el que una columnista puede vivir en un coqueto piso situado en el neoyorquino West Village atestado de tacones de Manolo Blanhik y diseños de Chanel, el regreso de la serie va a seguir los pasos del de ‘Gossip Girl’ al esforzarse en hacer que ahora la moda no solo evoque opulencia, lujo y excesos, sino ante todo un discurso que refleje la historia de sus personajes y del momento que viven.

De hecho, lo primero que llama la atención del regreso de ambas series es que ya hemos encontrado vínculos fashionistas entre ambas. Por ejemplo, en las dos va a aparecer el bolso con forma de gorra de JW Anderson, y por supuesto los accesorios procedentes de la aventura entre Balenciaga y Gucci tendrán cabida en ambos universos. Precisamente cuando Carrie Bradshaw luce un bolso procedente de esa colección es cuando algunos fans de la serie se han echado las manos a la cabeza, pues el vestido con el que lo combina es de Forever21. “Carrie jamás compraría ahí”, ha sido uno de los comentarios más repetidos.

Si bien es cierto que en la primera parte de la serie sería imposible encontrar a la reina de la moda de lujo buscando gangas en tiendas asequibles, en el regreso no sería de extrañar que lo hiciera, pues los personajes más adinerados y pudientes demuestran en su día a día que el secreto del nuevo lujo es saber combinar prendas de las grandes marcas con diseños asequibles. La fórmula de Marta Ortega es la que ahora define el estilo de las que de verdad saben de moda, y si alguien sabe de moda en el espectro televisivo, esa es Carrie Bradshaw.

placeholder Carrie y Miranda. (Cordon Press)
Carrie y Miranda. (Cordon Press)

Otra de las pruebas de que la serie sabe escuchar a la actualidad fashionista es su constante apuesta por el vintage, que es el secreto del ‘new luxury’. Para tener acceso a los diseños vintage que los personajes lucen en la serie no basta con tener muy buena suerte al visitar tu tienda de segunda mano de confianza (si alguien ha logrado cumplir esa fantasía de 'conseguí un Chanel por cinco euros', le rogamos que nos lo cuente), sino que hay que tener o los contactos necesarios, o en el caso de Miranda, Carrie y Charlotte, el fondo de armario adecuado. Es plausible pensar que ellas tenían ya esos diseños y que ahora les dan una nueva vida aprovechando el boom que el vintage vive, y por supuesto no es de extrañar a su vez que dos clásicos de la serie hayan regresado.

Lo sentimos, pero no hablamos de Samantha Jones, sino de los tacones de Manolo Blahnik y de los bolsos baguette de Fendi. Carrie Bradshaw fue pionera en lucir chándales con tacones, y por descontado volverá a hacerlo, pero esta vez adaptando las nuevas formas de llevarlos. Ella combina ahora sus sandalias de tacón y brillantes con pantalones athleisure en tonalidades flúor anudando las tiras por encima, y el que este gesto no resulte ya estrafalario deja claro lo mucho que han cambiado las cosas en la moda a causa de Instagram, que le ha ofrecido al mundo la posibilidad de entender las tendencias de tantas formas diferentes que resulta complicado que un look sea ahora demasiado llamativo.

placeholder El personaje de Charlotte. (Cordon Press)
El personaje de Charlotte. (Cordon Press)

Antes los looks de Carrie podían ser calificados de excesivos, pero en un momento en el que 'Emily in Paris' recorre la capital francesa con combinaciones imposibles no exentas de estampados de la Torre Eiffel y en el que los realities cuentan con personajes como el de Christine Quinn, de ‘Selling Sunset’, que llevan las tendencias hasta la hipérbole, el que Carrie lleve una versión modificada de la chaqueta floral presentada por Dries Van Noten en su colección primavera-verano 2017 con un mono de lino vintage de Claude Montana procedente de la tienda Replika Vintage, sandalias de Saint Laurent y bolso vintage de Lewis, no es motivo de sorpresa.

placeholder El personaje de Miranda. (Cordon Press)
El personaje de Miranda. (Cordon Press)

Charlotte sigue siendo fiel al estilo 'ladylike' que caracteriza su armario, como demuestran looks como el formado por un vestido blanco con flores de Lela Rose Bridal, que accesoriza con minibag de Louis Vuitton y tacones de Manolo Blahnik. Miranda sigue siendo la outsider del grupo, y en esta ocasión apuesta por diseños oversize de marcas como Gerard Darel o looks working formados por camisa de Altuzarra, pantalones blancos de talle alto de Vince, tacones de Manolo Blanhik y clutch de Bottega Veneta. El nuevo 'Sexo en Nueva York' ya no solo habla de moda, sino que la escucha.

Manolo Blahnik Sexo en Nueva York Sarah Jessica Parker Vintage
El redactor recomienda