Un interior de lujo
  1. Estilo
MODA

Un interior de lujo

El arma más eficaz de una mujer es saber combinar la sensualidad con la comodidad, sin perder por ello el glamour y el erotismo que desprende

Foto: Un interior de lujo
Un interior de lujo

El arma más eficaz de una mujer es saber combinar la sensualidad con la comodidad, sin perder por ello el glamour y el erotismo que desprende la lencería femenina. El secreto está en descubrir la fórmula mágica para sentirnos especiales y hacer que se rindan a nuestros encantos. Por eso, lejos queda ya la primaria función de la ropa interior, que allá por el siglo XIX se conformaba únicamente con garantizar la higiene personal.

Con la llegada del primer sujetador en 1914 y la consecuente despedida del fastidioso corsé, las mujeres comenzaron a preocuparse por cómo vestir íntimamente desde un punto de vista estético. A partir de este momento, el mercado de lencería comenzó a desarrollarse. Los cambios en la ropa interior se sucedieron a la par que las transformaciones sociales y la emancipación de la mujer. La lencería se transformó entonces en algo femenino, sensual, lujoso, donde el principal tejido fue la seda, y su uso selectivo y elitista. La aparición del nylon y la lycra permitió, más adelante, su masificación.

Hoy en día, las mujeres elegimos nuestra ropa interior con igual o mayor dedicación que la exterior. Y es que, aunque no se vea, la lencería refleja nuestra personalidad, nuestra actitud ante la vida. Así, la lencería está adquiriendo el status de alta costura gracias a diseñadores como Cristian Lacroix y Jean Paul Gaultier, quienes han lanzado líneas exclusivas de prendas íntimas. Otras firmas como Armani, Hermès, Dior, Donna Karan o Calvin Klein cuentan con una rama empresarial dedicada a la ropa interior de lujo.

Las favoritas de las celebrities

“La pasión y la intimidad deben ser consentidas, así como explorar nuestras fantasías más profundas”. Ésta es la filosofía de Agent Provocateur, una de las firmas de lencería más lujosas y demandadas por las famosas en Hollywood. Delicadas prendas destinadas a intensificar la sensualidad de cada mujer según su estado de ánimo, dando rienda suelta a los placeres de la vida y desbloqueando nuestros deseos más íntimos.

Satenes, encajes, sedas… Las inspiradas creaciones de la gama alta de Agent Provocateur están diseñadas usando los tejidos más lujosos del mundo. Todos sus productos, que van desde la lencería hasta los bañadores, pasando por conjuntos nupciales y accesorios eróticos, están dirigidos a un objetivo: aportar la confianza necesaria a la mujer para que experimente sus momentos de sensualidad cotidiana o las ocasiones especiales con mayor plenitud.

La británica Damaris (a la izquierda, en la imagen) es otra de las lujosas firmas de lencería que cuenta con numerosas seguidoras en todo el mundo. Su imagen, atrevida y seductora, pero a la vez elegante y no gratuitamente sexy, hacen de esta marca una de las más cotizadas del momento.

Mischa Barton, Kirsten Dunst, Pamela Anderson, Sophie Dahl, Cristina Aguilera, Jade Jagger, Angelina Jolie, Alicia Keys, Nicole Kidman, Claudia Schiffer, Liv Tyler… La lista de celebrities enamoradas de Damaris es interminable.

Esta firma se sitúa así en el punto más alto del mercado de la ropa interior. Sus piezas, tremendamente vanguardistas, son únicas. Confeccionadas con las mejores sedas, rasos e incluso adornos de piel de serpiente, láminas de oro, plumas naturales, cristales de Swarovski y, para los clientes más especiales y exigentes, incluso diamantes, el elevado precio de sus prendas se ve justificado.

Sin embargo, Damaris también cuenta con una línea más asequible, llamada Mimi Holliday. Normalmente, las mujeres más fieles a la gama alta compran las prendas de las colecciones Mimi para su día a día, aunque aquellas que no pueden permitírselo, la usan como ropa interior especial. Aun así, alrededor del 50% de los pedidos son de hombres que desean sorprender con regalos de lo más extravagantes a sus parejas.

Tradición y máxima calidad

La firma italiana La Perla continúa siendo líder a nivel internacional en el universo de underwear y el beachwear de alto nivel. Así lo demuestra en todas sus colecciones empleando los mejores tejidos para realizar sus creaciones.

Exclusividad, delicadeza y feminidad se renuevan cada temporada en el diseño y en los contenidos de esta marca con estilo 100% italiano. Femenina con un toque de osadía, romántica pero también decidida, escenográfica sin parecer nunca excesiva. Esta es la esencia de La Perla.

El arte de afirmar la feminidad

Passionata surgió a finales de los ochenta, época en que las mujeres decidieron, después de años de lencería andrógina y basada en la comodidad, afirmar su feminidad. Pensando en ellas, la firma recurrió a materiales modernos, democratizando la lencería fina que, en la actualidad, comienza a llevarse de forma cotidiana.

Se trata de una marca con una experiencia excepcional. Gracias su pertenencia a Chantelle, Passionata se beneficia del buen hacer y del nivel de exigencia de este grupo de corsetería centenario. Empresa familiar francesa fundada en 1876, Chantelle se ha impuesto como una referencia en el universo de la lencería femenina gracias a la excelente calidad de sus productos.

La modelo israelí Bar Rafaeli, novia del actor Leonardo DiCaprio, ha vuelto a ser la elegida para lucir los diseños de lencería de la próxima temporada de esta firma. (Ver álbum)