Un fin de semana 'eléctrico' en el East End londinense
  1. Estilo

Un fin de semana 'eléctrico' en el East End londinense

¿Quién va a querer el Big Beng o la Torre de Londres cuando puede perderse en un eléctrico fin de semana en la zona más vital de la ciudad?

Foto:

¿Quién va a querer el Big Beng o la Torre de Londres cuando puede perderse en un eléctrico fin de semana en la zona más vital de la ciudad, el East End, y convertirse en un londinensemás? Empiezan aquí 36 horas, a contar desde ya.

SÁBADO POR LA MAÑANA

El desayuno es comida de reyes, e imprescindible para comenzar esta escapada con energías. El british breakfast se ha deshecho -casi por completo- de su merecida fama de unhealthycon propuestas tan saludables como las del Look Mum No Hands (49 Old Street), que, desde primera hora de la mañana, llena las abarrotadas mesas de sus comensales con verduras y frutas frescas recién traídas y convertidas en fabulosos zumos, ensaladas y platos calientes.

placeholder

Los desayunos son un frenesí de repostería casera -atención a ese bizcocho Guinness o al de banana, chocolate y nueces-, zumos bio y excelentes cafés. Ya se sabe que los mejores baristas del mundo están en Londres. Y, para rebajar el complejo de culpa, ahí mismo le arreglan a uno la bici o le venden una nueva...

DURANTE EL DÍA

Pasear por el Este de Londres es hacerlo por la que siempre fue la parte más canalla de la ciudad, un Swinging London al que los hijos del barrio -los cockney, con su propia jerga, a quien en su día puso imagen el gran Michael Caine- supieron acabar dominando a golpe de efervescencia urbana. Barrio de aluvión y acogida -hugonotes, judíos, irlandeses, bengalíes, bangladesíes-, sus calles han visto de todo: desde nacer confesiones como el metodismo, que alumbró John Wesley en la capilla que lleva su nombre, hasta los asesinatos del psicópata más célebre de la historia, Jack el Destripador (parada obligada para mitómanos es el estupendo pub Ten Bells, en 84 Commercial Street, enfrente de la Liverpool Station, donde fueron vistas con vida, por última vez, dos de sus víctimas).

placeholder
Pub Ten Bells

Hoy, el East End es la zona de moda de la ciudad, donde los mercadillos, las start-ups y locales de ocio de todo tipo y para todos los gustos han revitalizado las calles hasta convertirlas en una colección de lugares tan interesante, un Londres tan intenso, que nadie echará de menos Chelsea, Kensington o Covent Garden. Para retomar fuerzas: buena cocina italiana en uno de los restaurantes de moda, el Pizza East, (56 Shoreditch High Street), unatrattoría a la última ubicada en un edificio industrial reconvertido.

placeholder

POR LA NOCHE

Las noches del East End son igual de intensas que sus días, y eso es porque alberga algunos de los mejores clubes y coctelerías no solo de la ciudad, sino del mundo. Es el caso del NightJar (129 City Rd., abierto de 18h a 3h), un local de aires speakeasy que está en lo más alto de cuanto ranking de "mejores bares del mundo" hay, gracias a una decoración sofisticada y un servicio exquisito, que son el marco perfecto para degustar una de las mejores cartas de cócteles del mundo.Resulta imposible elegir los mejores, pero el Waldorf Gloom Lifter o el Adam and Eve son dos apuestas seguras.

placeholder

¿La cena? En la muy popular y siempre abarrotada Tyyabs, en Whitechapel (83-89 Fieldgate Street), una de las mejores curry houses de Londres donde no se sirve alcohol pero los comensales sí pueden llevar el suyo;de ahílas multitudes cargadas con bolsas del supermercado Tesco de la zona.

¿Para rematar la noche? El The Three Crowns (8 E Road) es un pub de barrio dirigido por una pareja joven que ha convertido un pub viejuno en un local luminoso, con buena cocina, copas baratas y ambiente trendy. Es tiempo de recogerse,y en el East End hay algún hotel que se podría destacar, pero lo más recomendable es vivirlo como un cockney más y, para eso, nada mejor que hacerlo en nuestro propio hogar.

placeholder

La mejor selección de apartamentos para viajeros de la zona es la que tiene HouseTrip.com,con precios y servicios para todos los bolsillos, y apartamentos que parecen sacados de las portadas de las revistas de moda más posh y de los que, la verdad sea dicha, da pena marcharse...

placeholder

¿Quién va a querer dejar esa azotea con solárium de esta Fullwood's Mews House (2 Bevenden Street) con nevera donde enfriar el champán, y desde la que se divisan todos los tejados de Old Road? Nosotros, no.

… Y EN EL DOMINGO

En el East End, decir domingo es decir mercadillos y rastros, que aquí hacen sombra -es un clamor en la ciudad- a los de Portobello. Las aceras de Brick Lane, el centro de la comunidad bangladesí de Londres, son una colección inverosímil de puestos en los que cualquier cosa es posible: puro paraíso para los cazadores de gangas o, directamente, quincalla... Más estandarizado es el Old Spitalfields Market (16 Horner Square), para fans de lo vintage donde no faltan buenas ofertas de ropa y objetos para coleccionistas.

placeholder

Y, sobre todo, el Sunday Up Market (en la antigua fábrica de cerveza Truman, en Brick Lane), el más concurrido, donde, además de más de 140 tenderetes donde caben todas las artesanías y todos los alimentos orgánicos imaginables, hay actuaciones en directo. ¡Buena escapada!

Precios
El redactor recomienda