El fitness es el nuevo Chanel: cuando estar en forma es sinónimo de lujo
  1. Estilo
  2. Belleza

El fitness es el nuevo Chanel: cuando estar en forma es sinónimo de lujo

El triunfo de los anti it bags no ha sido fortuito. La crisis trajo consigo la huida de los logos. No está bien visto gastar 3.000 euros en un bolso, ni hacerse con un maravilloso deportivo guinda.

placeholder Foto:

El triunfo de losanti it bagsno ha sido fortuito. La crisis trajo consigo el adiós a loslogos y un firme rechazo ante laostentosidad. En la actualidad no está bien visto gastar 3.000 euros en un bolsoni caer en las redes de un maravilloso deportivo guinda. Sin embargo, al igual que un top blanco de The Row supera los 1.000 euros sin despertar sospechas, hoy el fitness y la comida sana se han convertido eninversiones perfectas en las que gastar dinero sin recibir miradas de desaprobación. Hoy el lujo exige estar en forma y seguir una alimentación 100% saludable. Al fin y al cabo, ladieta orgánica no es precisamente asequible.Por algo Goop, la web de estilo de vida de Gwyneth Paltrow, tiene más de un millón de suscriptores. Sus seguidores aceptan que la actriz se gaste más de 300 euros al día en comida saludable, y aunque muchos tildan su estilo de vida de excéntrico, los datos hablan por sí solos. Millones de visitas semanales de mujeres de entre 25 y 34 años y numerosas adeptas del gimnasio Tracy Anderson Method, del que Paltrow es socia y cuya cuota mensual es de 900 dólares, prueban que cuidarse está de moda. Así nace el término wellthy, un juego de palabras entre wealth (riqueza) y wellness(bienestar). Los publicistas venden la idea de que si tratas a tu cuerpo como si fuera un templo, este te dará mayor valor y fuerza laboral y social. No todo el mundo tiene acceso a un vestido de Alta Costura, pero estar en forma está al alcance de todos. ¿Es esta la únicapuerta del exclusivo universo del lujo que permite la entrada a todo el que lo desee?

Un grupo de expertos del International Luxury Travel Mart en Cannes predijo a comienzos de diciembre que en el 2040, el 90% del turismo de lujo estará relacionado con elfitness y con escapadas que involucren albienestar. Muy significativo resulta que este año vaya a abrir sus puertas el que se conoce como el hotel de fitness y salud más grande del mundo en el Four Seasons Resort en Las Colinas, Dallas. Incluirá tres estudios deportivos, nutrición personalizada y programas preventivos para tener una salud de hierro, así como servicios de acupuntura o diagnósticos privados de expertos en deporte.

Un artículo de Fast Company incluye en su listado "qué hace la gente con éxito durante la pausa para comer" la tendencia de hacer ejercicio. Mientras tanto, The Fashion Telegraphhabla de la nueva forma de impresionar a tus clientes si trabajas en moda, publicidad o periodismo: invitarlos a clases deportivas. El brunch ya no está de moda: ahora hay que sudar para impresionar. "Hacer ejercicio es tendencia. Tanto es así que hoy no está mal visto aparecer en deportivas en la oficina. Por fin hemos integrado la vida laboral y los espacios para hacer deporte", explica la entrenadora de Nike Joslyn Thompson Rule. Por eso los gimnasios cada vez cuentan con clases de menor duración en su horario de mediodía, perfectas para ser ajustadas en la pausa para comer. Esta tendencia es la responsable de que hayan emergido firmas que diseñan bolsos deportivos inspirados en modelos míticos como el Birkin de Hermès. Este es el caso de Gymtote, cuyos bolsos de 140 euros son ya un éxito, y que nació por la necesidad de su fundadora de tener un diseño perfecto apto para ir de la oficina al gimnasio sin necesidad de cambiar de bolso.

El smoothie se ha convertido en el nuevo bolso de Chanel, y los zumos detox son un nuevo símbolo de estatus. Sin ir más lejos, un día a base de licuados Dietox cuesta 50 euros e incluye seis botellas. Llevar una botella en la mano indica que tienes dinero y que llevas un estilo de vida saludable. Pero estos zumos no son ya un mero instrumento detox: son un símbolo que indica que el que lo porta se preocupa por su salud yes responsable y disciplinado, cualidades que sin duda son atractivas en el mercado laboral. Son una buena carta de presentación laboral y social.

Gastar una fortuna en ropa deportiva es aceptable. Ahí radica el nacimiento de Net-a-Sporter, web en la que encontrarás pantalones deportivos de cachemir de The Elder Statesman por 625 euros o leggings de Lucas Hugh por 360 euros.

Instagram era antes el escaparate de desayunos perfectos y ropa de marca. Ahora, la moda es subir imágenes en el gimnasio o presumiendo de abdominales frente al espejo. Las celebrities presumían antes de sus rincones VIP en las discotecas de moda, pero ahora comparten sus sesiones de entrenamiento en sus redes sociales y presumen de participar en maratones, como hacenÚrsula Corberó o Cristina Pedroche. Las aplicaciones que permiten medir las calorías que ingerimos o las calorías que quemamos mediante el deporte, así como apps de firmas como Nike para entrenar sin necesidad de ir al gimnasio, no solo cuentan con miles de devotos, sino que ofrecen la posibilidad de compartir en las redes sociales los logros conseguidos.Incluso la aclamada colección de Wang para H&M era claramente deportiva, pese a que el diseñador afirmó que no querría ver a la gente entrenar con sus diseños. Si no haces ejercicio, parece ser el mantra, asegúrate de que al menos parezca que lo haces.

Smoothie Nutrición Fitness Ropa de deporte Deporte
El redactor recomienda