Logo El Confidencial

Adiós a la palidez: 12 bases de maquillaje perfectas para los días de otoño

Recupera esa apariencia bronceada propia de los días de verano con estas nuevas fórmulas que apuestan por unificar el tono durante horas. Por supuesto, sin perder tu naturalidad

Foto: Por un color uniforme y saludable. ¿Te atreves con alguna de estas 12 bases de maquillaje? (Zara Home)
Por un color uniforme y saludable. ¿Te atreves con alguna de estas 12 bases de maquillaje? (Zara Home)

La búsqueda de la perfección es la clave de las nuevas bases de maquillaje. Es casi un doble salto mortal en términos de cosmética: los colores se tienen que fundir completamente en la piel, como si no te hubieras puesto nada, pero a la vez haciendo que los poros dilatados parezcan más pequeños, que las arrugas se 'rellenen' visualmente y que el tono de la tez esté uniforme y aterciopelado. El más difícil todavía lo pone el conseguir que el cutis esté resplandeciente pero no brillante, porque no es lo mismo.

La clave de estos efectos está en utilizar ingredientes que reflejan la luz, de forma que esconden las imperfecciones, mientras tratan problemas como la deshidratación o el exceso de grasa. Y a la vez aligerando las texturas para que recuerden más a un sérum o a un aceite que a una crema.

Hello Happy, de Benefit (30 €), es una base de maquillaje líquida con una cobertura entre ligera y media que se declina en una docena de tonos distintos. Lleva unas partículas esféricas que reflejan la luz y hacen que la piel tenga un tono uniforme a pesar de las imperfecciones.

Fit Me!, de Maybelline NY (6,99 €), está especialmente desarrollada para adaptarse a las exigencias de las pieles mixtas o grasas. Tiene un acabado matificante, ya que controla los brillos y difumina los poros. Además, acaba de aumentar su paleta cromática con cuatro nuevos tonos.

Skin Illusion, de Clarins, tiene una textura sérum a base de aceites que se van evaporando poco a poco para que los pigmentos se vayan depositando en la piel y lograr un efecto nude, pero sin sensación grasa. Lleva nácares y extracto de jania roja para ganar en luminosidad.

Wonderglow, de Charlotte Tilbury, lleva unas diminutas esferas de cerámica que suavizan las arrugas y las manchas para lograr una apariencia más joven, un efecto que se acentúa gracias a unos péptidos alisadores.

Otro de los frentes en los que más se ha avanzado es en todo lo que hace referencia a la duración del acabado. Ya no extraña que las bases prometan que son capaces mantenerse en perfecto estado durante 12 o 24 horas, adaptándose a las largas jornadas que marca nuestra ajetreado estilo de vida. También ganan fuerza las brumas fijadoras de maquillaje, un gesto cada vez más extendido no solo porque consiguen un plus de duración, sino porque resultan muy refrescantes y suelen tener unas fragancias de lo más agradable.

Double Wear Light Soft Matte Hydra Makeup SPF 10, de Estée Lauder, consigue mantenerse en buenas condiciones durante todo el día, incluso ante la humedad o el ejercicio físico. Lleva un complejo especial a base de ácido hialurónico que hidrata, refresca y evita el exceso de grasa.

Fix It Forget It Setting Mist, de Lancôme (34 €), es una ligera bruma que se aplica como punto final del maquillaje para que dure mucho más tiempo y sirve de barrera anticontaminación. Lleva ácido hialurónico y vitamina C.

Otra de las grandes tendencias es el retorno de los fondos de maquillaje en barra. A primera vista pueden parecer algo más engorrosos de aplicar, pero es realmente fácil cogerles el truco: hay que trazar líneas en la frente, mejillas y barbilla y luego extenderlos con los dedos o la esponja de maquillaje. Son ideales para maquillarse en cualquier lugar o para retocar a lo largo del día.

Foundation & Concealer, de Kiko Milano (16,95 €), se puede utilizar como un maquillaje con mucha cobertura o como un corrector. Lleva polvo de diamante para asegurar que la piel se llene de luz.

All Hours Foundation Stick, de YSL (49,50 €), tiene una cobertura entre media y alta, una textura en crema con acabado empolvado y resiste al agua. Además lleva unas partículas esféricas que eliminan los brillos.

Stick Foundation, de Anastasia Beverly Hills (28 €), logra un resultado semimate con una intensidad fácil de graduar.

En cuanto a las fórmulas en polvo, amplían su papel tradicional de asentar y fijar el maquillaje añadiendo agentes tratantes que aligeran problemas concretos, como un exceso de grasa o añaden un extra de protección ante las agresiones externas.

The Luminous Lifting Cushion Foundation SPF 20, de La Mer (95 €), está pensado para poder retocar el maquillaje en cualquier momento y refrescar la tez. Tiene ingredientes hidratantes y activos iluminadores.

Lingerie de Peau Compact Mat Alive, de Guerlain (59 €), lleva sílice poroso para matificar la piel pero de forma imperceptible. El acabado se puede graduar. Otra de sus innovaciones son unas microperlas que se adaptan a los movimientos del rostro para que el efecto sea más natural.

Soft Velvet Pressed Powder, de Nars (37 €), es un maquillaje en polvo multifunción ya que sirve para fijar la base, elimina el exceso de grasa y difumina las arrugas gracias al ácido hialurónico de su fórmula.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios