Logo El Confidencial
¿producto multifunción o moda beauty?

Aceites secos: piel hidratada sin sensación oleosa

Los aceites secos se han convertido en ese cosmético que no puede faltar en tu neceser y que todo el mundo recomienda, pero ¿conoces realmente cuáles son sus beneficios?

Foto: Backstage de Isabel Marant 2018. (Imaxtree)
Backstage de Isabel Marant 2018. (Imaxtree)

Podría decirse que la hidratación es la esencia de la belleza. Un rostro terso, un cabello sin puntas abiertas y una piel suave… Sí, todo es cosa de tratamientos hidratantes y las texturas en aceite pueden ser las más indicadas para ayudarte a terminar con la sequedad de todo el cuerpo, de pies a cabeza.

Sin embargo, a menudo solemos identificar los aceites o los cosméticos con base oleosa con una sensación pegajosa en la piel que nos lleva a reservarlos solo para los días en los que los astros se alinean y tenemos tiempo para embadurnarnos de pies a cabeza. Es entonces cuando, como por arte de magia, aparecen los aceites secos, con las mismas propiedades y mucho más sencillos de aplicar.

Pon el aceite seco en tu vida. (Unsplash)
Pon el aceite seco en tu vida. (Unsplash)

Una de las claves de su éxito está, precisamente, en su textura y densidad. Al ser un cosmético líquido, se reparte por cualquier superficie de una forma más rápida y logra llegar hasta los rincones más complicados penetrando con mayor profundidad.

Aunque se trate de aceites, al ser precisamente secos, su acabado sobre la piel no es graso, funcionan como un bálsamo que penetra rápidamente en la piel y la deja hidratada y luminosa. Además, al estar elaborados con aceites vegetales, aportan ácidos grasos a la piel y el cabello.

Aceite seco, un gran aliado. (Imaxtree)
Aceite seco, un gran aliado. (Imaxtree)


Otra propiedad muy interesante de los aceites secos es la posibilidad de combinarlos con otros cosméticos para conseguir algo así como un tratamiento personalizado. Desde Guerlain, por ejemplo, nos aseguran que, a partir de los 50 y siempre si la piel es muy seca, se pueden añadir un par de gotas de aceite facial a la base de maquillaje para lograr ese plus de hidratación y ese efecto de piel jugosa.

No existe una única forma de aplicar los aceites secos, pero un buen comienzo para observar sus resultados es hacerlo por las noches. Tras haber limpiado la piel en profundidad, se puede dar aceite en seco a través de un masaje y después de haberlo calentado en las manos. Durante la noche el ritmo del cuerpo cambia y absorbe mucho mejor todos los nutrientes presentes en los tratamientos.

Aceite seco en cosméticos faciales

Los tratamientos faciales con bases oleosas suelen estar indicados para personas con la piel seca; sin embargo, los aceites secos también los pueden utilizar las personas con piel grasa. Dependiendo de los aceites que lo compongan, puede regular el sebo de la piel, sin obstruir los poros y equilibrándola.


Otro de los usos más habituales de los aceites secos es como desmaquillante. Para no dañar la piel y eliminar los residuos y las impurezas, un limpiador con aceite deja la piel limpia e hidratada. Puede ser uno de los dos pasos de la rutina de limpieza perfecta.

1. Ice Crystal Aceite Seco Celular Suizo de La Prarie (c.p.v.), que hidrata en profundidad protegiendo la barrera lipídica de la piel. 2. Rose Gold Elixir de Farsalí (54 €) está elaborado con oro de 24 quilates. Con rosa mosqueta para calmar la piel, ácidos grasos esenciales, vitaminas y antioxidantes. 3. Extreme Cleanser de Make Up Forever. Es un aceite seco emulsionado que elimina hasta el maquillaje waterproof sin dejar la piel con sensación grasa.

Aceite seco para el cabello

Tener el cabello seco es una de las consecuencias más comunes del uso de tintes, tratamientos alisadores o secadores y moldeadores, y si encima tu cabello es rizado, mucho peor. Una de las formas de combatir las puntas secas y quebradizas es con ayuda del aceite seco. Primero trabájalo en las manos hasta calentarlo y a continuación aplícalo en las puntas. De este modo logras hidratar las puntas dañadas y el cabello tiene más brillo.

También puedes optar por un tratamiento intensivo y aplicarlo por la noche por todo el pelo, recogerlo en un moño y lavarlo a la mañana siguiente para conseguir una hidratación más profunda.

1. Hairdresser Invisible Oil de Bumble & Bumble (28,95 €), una bruma antiencrespamiento que aporta brillo y suavidad al cabello. 2. Dry Remedy Daily Moisturizing Oil de Aveda (26,23 €). Un tratamiento diario para las puntas, elaborado con ingredientes naturales. 3. Spray Texturizante Seco Moroccanoil (28,72€). Sirve tanto para darle textura y brillo al cabello como para fijarlo.

Aceite seco en cosméticos corporales

Entre los incuestionables beneficios de los aceites secos está su versatilidad. Si inviertes en un buen aceite, puedes utilizarlo para nutrir tu rostro, tu cabello y todo tu cuerpo. Zonas como las rodillas o los codos, que siempre necesitan más dedicación, absorben rápidamente este tipo de cosméticos. Y para lograr ese envidiable brillo de piernas y brazos en verano, una pasada de aceite es la clave y al ser seco no quedan residuos pero sí permanece el brillo.

A la hora de aplicar el aceite seco en el cabello es importante que solo lo hagas en las puntas ya que de otro modo se engrasaría el cuero cabelludo y parecería sucio.


1. Mirra Goddess of Beauty, de Izba Nature (47 €). Ayuda a mantener la piel joven y tersa, retrasando los efectos del envejecimiento cutáneo. Favorece la regeneración de tejidos, incluidos los agrietados. 2. Aroma Nutrition de Decleor (24,15 €). Hidrata la piel en profundidad y aporta brillo al cabello. Elaborado con aceite de almendras dulces, puede aplicarse también en pieles sensibles. 3. Huile Prodigieuse de Nuxe (21,75 €). Uno de los aceites más populares, su aroma enamora y es capaz de hidratar la piel dejándola satinada pero sin sensación grasa, además de hidratar las puntas de los cabellos más secos. También tiene propiedades antioxidantes. 4. Bio-Oil (20,71€). Lo usa Meghan Markle y medio mundo, reduce la apariencia de las estrías, lucha contra la celulitis y ayuda en la cicatrización. 5. Superbly Restorative Argan Dry Oil de Kiehl's. Con ácidos grasos esenciales y antioxidantes, deja la piel con un tacto sedoso y le devuelve la vitalidad al cabello. 6. Aceite seco Happy Budha de Rituals (19,50 €). Su peculiaridad es que funciona energizando el cuerpo al incorporarlo en un masaje profundo. 7. Aceite Seco Multiusos de Cattier con aceite de argán y camelia. 8. Aceite Seco Terracotta de Guerlain (31,90 €). Tres aceites: de almendras dulces, de camelina y de semillas de limnanthes, hidrata, ayuda a flexibilizar, suaviza y fortalece.

Aceite seco para mejorar el bronceado

Si eres un habitual de los aceites bronceadores, tendrás en mente aquellos densos y grasos potenciadores del bronceado con los que la piel queda brillante pero casi 'intocable' por la cantidad de producto que deja. Los aceites secos también pueden ser bronceadores, facilitándote la aplicación de una forma radical. Olvídate de las ronchas y de realizar varias pasadas para conseguir el grado de moreno deseado. Por supuesto, la piel queda mucho más hidratada que con otros bronceadores.

1. Aceite Seco Irisado Honey Bronze de The Body Shop (50,32 €). Elaborado con miel procedente del comercio justo, ayuda a potenciar el efecto dorado del bronceado. 2. Sun Beauty de Lancaster (13,23 €). Protege (SPF 50) y ayuda a potenciar el bronceado, dejando la piel hidratada y suave. 3. Aceite seco Autobronceador Self Tan Dry Luxury Oil de ST.Tropez (25,20 €). Elaborado con aceite de nuez de Brasil, además de broncear, aporta vitamina E + A antioxidante y logra un bronceado más duradero. 4. Bruma de Aceite Seco de Argán de Hawaian Tropic (13,89 €). Es resistente al agua y puedes encontrarlo con fotoprotector de 6, 15 o 30.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios