Los 10 trucos para que tu manicura dure y dure
  1. Estilo
  2. Belleza
SE ACERCA EL VERANO

Los 10 trucos para que tu manicura dure y dure

No hay cosa que dé más rabia que esmaltarte las uñas y que a los diez minutos alguna sufra un percance. Aquí te damos los tips para que eso no vuelva a suceder

Foto: Forma de las uñas. (Unsplash)
Forma de las uñas. (Unsplash)

La manicura es uno de esos lujos que nos gusta darnos en verano, y después de estas semanas de encierro, quién no sueña con sentarse en su salón favorito (mampara mediante) a que le cuiden las manos y se las 'maquillen'. Existe también la opción del mimo o hacértelas tú en casa primorosamente. Tanto si eliges una u otra opción, no hay cosa que incordie más que, al cabo de unas horas, al coger el móvil del bolso o al tocar una cremallera, el esfuerzo que has hecho económico o manual se vaya al traste. Hemos hablado con expertos y nos han dado algunos trucos para que eso no suceda y consigas que tu manicura dure por lo menos 7 días.

1. Cortas y ovaladas para que duren

Se rompen menos si a la hora de limar elegimos una forma ligeramente ovalada o redonda respetando rectas las esquinas, ya que es la más sencilla de mantener. La clave para que no se quiebren es limar siempre en el mismo sentido, un gesto que solemos hacer mal. Y si pules tus uñas, hazlo con una lima fina, así protegerá más las capas.

La forma de la uña es clave. (Imaxtree)
La forma de la uña es clave. (Imaxtree)

2. No las sumerjas en agua

Es la eterna duda. Parece ser que al mojar las uñas, estas se expanden, pero al secarse vuelven a su tamaño, de forma que si ya las has esmaltado, el resultado se puede estropear. Para evitar todo esto, prescinde del agua y usa un ablandador de cutículas, que funcionan fenomenal.

3. Limpia siempre la uña antes

Essie Weingarten, experta en manicura y creadora de los esmaltes Essie, siempre lo recomienda. "Si queda en la uña algún residuo, bien de crema, de aceite o de agua, no dejará al esmalte adherirse bien". Además, debes usar un algodón que no suelte pelusa y un quitaesmalte con acetona.

Distintos tipos de quitaesmaltes: son acetona, tradicional y acetona pura.
Distintos tipos de quitaesmaltes: son acetona, tradicional y acetona pura.

De izquierda a derecha: quitaesmalte Good as Gone de Essie con poder blanqueante (6,91€), Mavala Crystal Quitaesmalte de Uñas sin Acetona (6,56€) y Acetona Pura de Babaria (3€).

4. La base evita que salte el esmalte

Es uno de esos cosméticos imprescindibles, protege la uña de los pigmentos del esmalte evitando que amarilleen y además permite que el color dure más adherido. Aplícala por toda la uña, incluyendo el borde por donde has limado y dejando un margen mínimo libre sin manchar la cutícula. Hay bases protectoras con propiedades blanqueadoras, fortalecedoras, nutritivas. Elige una de ellas y así cumplirás más funciones a la vez.

Bases.
Bases.


Para uñas apagadas o amarillentas. La base de uñas Mava-White, de Mavala (12,70 euros), actúa como un protector óptico del color de las uñas. Cuando se usa debajo de un esmalte, el tono no cambia. También puedes usarla sola, su acabado es mate y natural. La Base Hidratante Apricot nail & Cuticle Oil, de Essie (12,95 euros), protege a las uñas de los pigmentos y facilita su adherencia. 97% de ingredientes naturales con aceite de albaricoque para revitalizar, hidratar y suavizar las uñas y las cutículas. Se absorbe rápidamente sin dejar residuo graso. La base de uñas Infinite Shine1 Brightening, de Opi (27,50 euros), incluye en su fórmula aceite de flor de loto, extracto de bambú y esencia de lima y limón. El resultado son unas uñas perfectas y nutridas y una manicura que te durará hasta 11 días.

5. Siempre dos capas y entre ellas espera un poco

Es de los errores más comunes que cometemos todas. Las dos capas favorecen que se vea el color con mayor intensidad. En ocasiones, si no queda muy aguado. Cuanto más gruesa es la capa final, más posibilidades hay de que alguna parte no seque bien por culpa de las burbujas que se forman y se estropee al rozar algo. Y es imprescindible esperar entre una y otra, las prisas matan el resultado final.

6. La importancia de pintar el borde

¿Sabías que haciendo este simple truco proteges la uña del agua? Las mejores expertas no olvidan poner base, esmalte y topcoat en la línea exterior de la uña (lo que limas). Este gesto ofrece una protección extra, ya que aísla la uña del agua, uno de los principales causantes de que la manicura dure menos.

El esmalte de uñas más buscado.  (Imaxtree)
El esmalte de uñas más buscado. (Imaxtree)

7. Pinta las uñas en orden

Es la clave para conseguir un final feliz, pon la segunda capa de esmalte empezando por el dedo gordo y acabando en el meñique. ¿El motivo? Que si empiezas por el gordo, tienes más tiempo para que se vaya fijando mientras terminas el resto de los dedos. La del pulgar suele ser la uña que más veces se estropea por culpa de la impaciencia.

8. El secante, fundamental para las que vamos con prisa

Este es la mejor de las opciones para que, al menos, no seas tú la que estropea la manicura nada más salir del salón. Se trata de aceites con capacidad para secar el esmalte que actúan en segundos. Si lo prefieres en formato tradicional, con pincel, que sepas que puedes aplicarlo cada dos días mientras el color aguante. Resucitarás el brillo y alargarás la esperanza de vida de la manicura.

Secantes.
Secantes.

Secante de uñas en formato spray, rápido y eficiente, Secante Ultra-rápido, de Masglo (10,35 euros). Con pincel, 7free, reduce el tiempo de secado y protege la superficie, contiene aceites ricos en omega 3 y 6, Nailcare Express Dry, de Beter (6,59 euros). Este spray consigue que el esmalte se fije y se seque rápidamente, y además nutre y suaviza el área de la cutícula, Solar Speed, de CND (19,90 euros).

9. Evita las fuentes de calor

Parece algo muy básico pero es importante que en las doce horas siguientes al esmaltado, tus manos no entren en contacto con nada que esté muy caliente, por ejemplo, y no hagas el típico gesto de soplar, tu aliento también transmite calor. Aunque sientas el esmalte seco, puede pasar un día entero hasta que esté seco de verdad, sobre todo si no usas topcoat secante.

10. Usa por las noches aceite de cutículas

Las fórmulas para cutículas suelen llevar ingredientes como la vitamina E y el aceite de jojoba, que pueden penetrar dentro de la uña a través de la base.

Dior
Dior

Una fórmula de una increíble riqueza capaz de mejorar la resistencia de las uñas y de favorecer su crecimiento. Una verdadera bomba de nutrición y de regeneración… Crème Abricot, de Dior. (26,95 euros)

¿Y si la desgracia ocurre? No te preocupes, el arreglo es sencillo:

1. Pule un poco la uña en la parte donde se ha saltado el esmalte.

2. Aplica una finísima capa del mismo esmalte en toda la uña. Déjalo secar un par de minutos.

3. Pon una capa de topcoat.

Lujo Estética Belleza
El redactor recomienda