Logo El Confidencial
Solo para tu cabello

Tu pelo sufre en la playa: los productos para protegerlo del sol y la sal

El sol, la sal, el viento, el cloro, la arena... Todos estos elementos pueden jugársela a tu melena este verano. Descubre cómo en tu pelo más vale prevenir que curar

Foto: La hidratación pre y post es básica para mantener tu cabello sano. (Freestocks)
La hidratación pre y post es básica para mantener tu cabello sano. (Freestocks)
Autor
Tiempo de lectura4 min

Seguro que si estás de vacaciones habrás notado cómo muta tu pelo. Según el doctor Horacio Foglia, director médico de Medical Hair España, durante el verano, y especialmente en esos maravillosos días de playa, el cabello sufre una mayor deshidratación “porque los rayos ultravioleta penetran en las cutículas y debilitan el folículo piloso”. Y añade: “Es fundamental mantener una hidratación capilar correcta, que varía en torno al 15 y 17%. La falta de agua modifica la estructura del cabello. ¿Las consecuencias? El pelo se seca y se vuelve áspero”.

Estos son los aliados más fieles de tu pelo:

Soleil Laque, de La Biosthetique

Protege el pelo en un gesto. Es muy sencillo. Rocía el conjunto del pelo con un producto que lo proteja de la radiación solar y repite cada hora (21,50 euros). También puedes utilizar el champú y el acondicionador de la misma línea.

La Bioesthetique
La Bioesthetique

COMPRA AQUÍ

Champú Naturia Extra Suave, de René Furterer

Un champú respetuoso. Hidrata y conserva intacto el equilibrio del cuero cabelludo. Se adapta a todo tipo de cabello, es de uso diario y tiene un aroma vegetal y fresco muy estimulante (15,10 €).

René Furterer
René Furterer

COMPRA AQUÍ

Micro Voile Protecteur Soleil, de Kérastase

El aceite que nutre y da brillo. Aplica unas gotas sobre largos y puntas y masajea bien para que penetre. Hazlo una hora antes de acostarte y deja que actúe toda la noche. Un clásico imbatible (34,50 euros).

Kérastase
Kérastase

COMPRA AQUÍ

Mascarilla Ultimate Reset, de Shu Uemura

Esta mascarilla es un boca a boca para cabellos agotados. Esta está formulada en torno al arroz orgánico, rico en vitaminas D y B, calcio, hierro, potasio, zinc y magnesio, la dieta que el pelo necesita para recuperar la fuerza... y seguir luchando. (39,45 euros).

Shu Uemura
Shu Uemura

COMPRA AQUÍ

Un sombrero de Panamá de Tumi Latin Crafts

Nada como un sombrero. No solo protege el pelo: también el rostro. Es el aliado perfecto para tu verano.

Tumi Latin Crafts.
Tumi Latin Crafts.

COMPRA AQUÍ

No todos sufren lo mismo

Esto no significa que la radiación ultravioleta sea selectiva y agreda solo a un tipo de cabello. A la larga, todos van a experimentar los daños del sol, pero el doctor Foglia establece una pequeña diferencia: “Los cabellos rizados suelen ser más gruesos y la deshidratación se produce en un plazo de tiempo más largo que los cabellos lisos, que suelen ser más finos y más vulnerables".

Qué es peor: la playa o la piscina

La playa, sin dudarlo. “El mar contiene salitre, pequeños cristales de sal que hacen un efecto lupa atrayendo los rayos solares. Por otro lado, el viento arrastra diferentes partículas que se van depositando en el cabello y el cuero cabelludo. Y los minerales de la arena provocan oxidación y van destruyendo la fibra poco a poco”.

La estrategia a seguir empieza en la playa...

Es supersencilla pero hay que cumplirla con disciplina. El cuidado preventivo por excelencia consiste en cubrir el pelo con un sombrero: “Es la barrera antirradiación más eficaz”, dice el doctor Foglia. Utilizar siempre un protector solar es otra de las reglas de oro, “especialmente los cabellos con color para que la radiación no modifique el tono”. Y la tercera: “Aclarar el pelo con agua dulce nada más salir del mar o la piscina para retirar los restos de cloro o salitre cada vez que nos bañemos”.

…Y continúa en casa

Nada más llegar de la playa, tenemos que cumplir con la cuarta regla de oro de esta operación rescate: lavar el pelo con agua tibia y un champú neutro, sin parabenos ni sulfatos. No hay ningún problema en repetir esta rutina a diario. Por mucho que la tendencia 'no-poo' sostenga que el pelo hay que lavarlo poco porque cuanto más se lava, más se ensucia, el champú hay que utilizarlo siempre que haga falta”. La quinta afecta solo a quienes tengan un cuero cabelludo sensible que se irrite con facilidad por el sol, la arena o el salitre: después del champú, una ampolla calmante lo dejará como nuevo. Y sexta: aplicar una mascarilla o un aceite una vez por semana y dejar que actúe durante toda la noche. “El pelo resistirá mejor todo tipo de agresiones”.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios