Cómo convertir tu crema hidratante en la mejor base de maquillaje para tu piel
  1. Estilo
  2. Belleza
Hace 'chas' y se convierte en base

Cómo convertir tu crema hidratante en la mejor base de maquillaje para tu piel

Después de haber encontrado la crema hidratante idónea para la piel, toca conseguir un 'supermatch' con la base de maquillaje... Pero si no lo logras, hay un truco infalible

Foto: Cómo convertir tu crema hidratante en la mejor base de maquillaje para tu piel
Cómo convertir tu crema hidratante en la mejor base de maquillaje para tu piel

¿Y si pudiéramos aunar maquillaje y tratamiento? Sí, sabemos que existen las BB Creams, llegadas desde Corea y reformuladas hasta la saciedad para conseguir fórmulas ultraligeras y con el color justo, pero la cosmética a veces se puede personalizar al máximo. Si probaste técnicas como el whisking o el yoga skin, no te sorprenderá eso de mezclar cosméticos, pero ¿y si en vez de mezclar cosméticos al gusto, lo hiciéramos con productos especialmente indicados para ello como pigmentos puros para oscurecer la crema?

[LEER MÁS. El gel que cambia de color y que sustituirá a tu BB Cream: ha llegado el BB Gel]

Todas, en algún momento de la vida, nos hemos visto tentadas de mezclar diferentes bases de maquillaje para conseguir un tono que se adaptase al máximo a nuestra piel. Conseguir una textura homogénea, sin grumitos, sin efecto agua y aceite, y que se extendiera con facilidad sobre el rostro eran los retos más habituales a los que se enfrentaban nuestras andaduras en el mundo de la formulación cosmética.

Izabel Goulart, con piel inmaculada en el Festival de Cine de Cannes. (Getty)
Izabel Goulart, con piel inmaculada en el Festival de Cine de Cannes. (Getty)

Pero para agilizar el tramo y evitar engrudos imposibles y desperdiciar productos, los mixers se convierten en las gotas de color capaces de adaptar cualquier base de maquillaje para personalizar el tono al máximo sin crear fórmulas densas. Pero llegados a un momento en el que, más que el acabado ‘máscara ocultaimperfecciones’, lo que nos interesa es mantener el correcto cuidado de la piel, aderezar nuestro tratamiento hidratante de cabecera con unas gotitas de color para crear un BB Cream ultrapersonalizada es muy seductor. Y sí, se puede.

Los mixers se adaptan al máximo a tu tono. (Imaxtree)
Los mixers se adaptan al máximo a tu tono. (Imaxtree)

Los mixers pueden tener diferentes texturas y formatos, aunque los más habituales son los fluidos ya que se trabajan de una forma mucho más sencilla. Estos mixers no son otra cosa que pigmentos más puros que el maquillaje, ya que no están mezclados con otros componentes. Con unas pocas gotas en la crema hidratante se puede aportar la cobertura necesaria para disimular imperfecciones de una forma muy ligera y sin dejar de cuidar la piel.

Tras tomar la cantidad de crema hidratante que usemos de forma habitual, basta con aplicar 3 o 4 gotas y mezclarlo todo bien en la mano hasta conseguir una textura homogénea. De este modo calentamos la crema, facilitando la aplicación y mejorando la mezcla de los dos productos.

Además de para personalizar la base de maquillaje o convertir la crema hidratante en una BB Cream, los mixers también se pueden utilizar para el contouring. Al aplicar unas gotitas de más en la base, se consigue el tono más oscuro que puede hacer las veces de contorno. También existen este tipo de drops con pigmentos brillantes. Convertir una base de maquillaje en una base iluminadora similar al yoga skin o aplicar esos mismos pigmentos brillantes en la hidratante para crear nuestro propio filtro perfeccionador tipo Instagram cuesta solo unas gotitas.

Y es que otro de los beneficios extra de los mixers está en que sirven para ahorrar cosméticos. En vez de aplicar capa tras capa, simplificamos la rutina, consiguiendo algo de tiempo extra y a la vez solo consumimos unas pocas gotas para conseguir un acabado de maquillaje.

En formato fluido

Los mixers habituales suelen ser muy líquidos, son fórmulas aligeradas y con el pigmento muy concentrado, de ahí que solo necesitemos una pizca de color para transformar nuestra crema hidratante.

Mixers de pigmento en formato fluido.
Mixers de pigmento en formato fluido.

Le Teint Personnel de Carita (30,15€). Es muy fluido, casi como agua, y su concentración de pigmentos es muy alta, con tres gotitas sobre la crema hidratante se consigue una cobertura muy natural pero que atenúa las imperfecciones. Para conseguir una cobertura total en áreas específicas, sus creadores recomiendan aplicar directamente el pigmento sobre la piel. No aporta pesadez ni tampoco reseca.

Skin Base Mixer de Illamasqua (c.p.v.). Está disponible en tres tonos para conseguir un tono mucho más preciso, siendo el amber el más claro, seguido del terracotta -un tono bronceado ideal- y del chesnut, un color más oscuro que se puede adaptar a cualquier tono de piel, dependiendo de la cantidad de producto que se use.

Step 1 Skin Equilizer de Makeup Forever (37,55€). Está disponible en una variedad de tonos tan amplia que se pueden encontrar mixers azules, rosas o amarillos, para adaptarse a la tonalidad de cada piel, tanto frías como cálidas, aunque estos tonos se suelen recomendar más para acompañar de una base de maquillaje tradicional. Los mixers de base melocotón o más bronceado como el de la fotografía sí pueden aderezar nuestra crema hidratante.

Pro Foundation Mixer NYX (9,90€). Funciona como el anterior producto y está disponible en tono opal, blanco u oliva, entre otros, para matizar los pigmentos de las bases de maquillaje y hacerlos más cálidos o más fríos

En gotero

El formato gotero tuvo sus minutos de gloria, como el iluminador más intenso y fácil de aplicar. Ahora, se ha convertido en un formato ideal para aplicar la cantidad exacta de color ya que solo hay que contar gota a gota la cantidad de pigmento que necesitamos.

Mixers de pigmento en formato gotero.
Mixers de pigmento en formato gotero.

Shade Adjusting Drops Liquid Foundation de The Body Shop (21,74€). Se trata de las gotas más líquidas y eficientes que vayan a caer en tu base o crema. Están disponibles en pigmento blanco -para aclarar las bases de maquillaje, por ejemplo, si es invierno y tu tono es más claro- y en tono oscuro. Con tan solo una gota se puede oscurecer una base de maquillaje gracias a los pigmentos negros y rojos de su fórmula.

The Custom Drops 600 de 3INA (11,01€). Está disponible en tres tonos: blanco, bronceado y oscuro, y se puede aplicar tanto en crema como en maquillaje. Además, como todos los cosméticos de la firma, cuenta con las etiquetas 'cruelty free' y 'vegan'.

Pro Foundation Mixer de Revolution Pro (11,39€). Es una de las fórmulas más ligeras para mezclar base o crema con mixer ya que su base es de agua. Sus cuatro tonos permiten adaptarse a las pieles claras, las medias y las oscuras, además del tono extra rosado, para los tonos más fríos.

Trucos maquillaje Tendencias de belleza Gadgets belleza Maquillaje Tutorial maquillaje
El redactor recomienda