Los secretos de la belleza natural de Rachel Valdés
  1. Estilo
  2. Belleza
Minimalista y efectiva

Los secretos de la belleza natural de Rachel Valdés

Con un look muy cuidado y minimalista, la artista cubana domina a la perfección el concepto 'belleza natural': una piel efecto cara lavada con una potente carga de iluminación

placeholder Foto: Rachel Valdés. (Instagram @rachelvaldes_studio)
Rachel Valdés. (Instagram @rachelvaldes_studio)

En pleno auge del concepto ‘belleza natural’, Rachel Valdés parece encarnar todas las normas del 'allure' francés con un look siempre equilibrado y discreto. Pero detrás de la luminosa e impoluta piel de la novia de Alejandro Sanz hay muchos trucos, sencillos pero efectivos, con los que sublimar sin abrumar.

La forma en la que maquilla sus ojos o su estudiado corte de pelo ayudan a conformar una imagen muy armoniosa, buscando la misma armonía y belleza que las obras de arte de la cubana. Después de su paso por el Festival de Cine de San Sebastián, tenemos que hablar de los secretos de belleza de Rachel Valdés.

Piel casi al natural

Partir de una buena base siempre ayuda y ese es el caso de Valdés. La cubana tiene la suerte de poseer una piel equilibrada, sin manchas, granitos u ojeras, así que puede simplificar al máximo su maquillaje, y eso es precisamente lo que hace. Aunque a simple vista parece no apreciarse, su piel siempre está maquillada con una base ligera, de acabado mate y que tan solo busca igualar el tono. El efecto sobre su rostro es como si acabara de aplicar un filtro mágico de Instagram.

Al tener un rostro muy anguloso, Rachel no necesita polvos bronceadores para marcar el pómulo, así que puede saltarse el paso del contouring. Sí utiliza, sin embargo, rubor en la parte central de las mejillas y siempre en tonos corales, para que realcen el color eternamente bronceado de su piel. Con este paso, la artista consigue mantener su aspecto natural, pero subiendo un poco el color y consiguiendo unas mejillas saludables.

Mirada llena de luz

Sin duda, su varita mágica es el iluminador. No lo utiliza sobre el hueso del pómulo sino para ampliar la mirada. Rachel acostumbra a aplicar iluminador en el lagrimal para aportar luz y potenciar el verde de sus ojos. El brillo del iluminador se une con el de las sombras irisadas que suele utilizar, creando una mirada ultraluminosa.

placeholder Detalle del look de Rachel Valdés. (LP)
Detalle del look de Rachel Valdés. (LP)

Las cejas de Rachel Valdés siempre están perfectamente diseñadas, pero jamás caen en la tendencia de las cejas muy gruesas ni en las cejas finísimas de los 2000. La cubana utiliza sus cejas para enmarcar la mirada, de tal forma que acompañan al ojo desde el lagrimal hasta el extremo, sin recortar la colita de la ceja como ocurre con las lion mane. Aunque siempre las lleva arregladas, nunca se ven pigmentos ni la sensación de una ceja maquillada, probablemente lleve solo un fijador muy ligero e incoloro, tipo gel, lo que nos demuestra, una vez más, que Rachel cuida al milímetro su imagen, pero detesta los maquillajes muy producidos.

Cambios exitosos

La forma de maquillarse los ojos ha cambiado. Como podemos descubrir gracias a su cuenta de Instagram, hace algunos meses enmarcaba sus ojos pasando un lápiz kohl por la línea de agua. Las mujeres con ojos verdes suelen recurrir a este tipo de maquillajes para darles más dramatismo a los ojos y destacar su color, algo que suele hacer Sara Carbonero. A diferencia de la periodista, Rachel perfilaba con mucha precisión, evitando que el lápiz rojo rebasara la línea de agua y manchara las pestañas inferiores.

Sin embargo, la cubana ha introducido pequeños cambios en su forma de maquillarse. En vez de pasar por su línea de agua su recurrente lápiz kohl negro, ahora pasa un lápiz nude o blanco para abrir más la mirada, llenarla de luz y lograr que los ojos parezcan más grandes. Otro de sus grandes aliados es, sin duda, el cat eye. El delineado más fino, preciso y gatuno es el encargado de rasgar su mirada y darle ese acabado felino que ya se ha convertido en su mayor característica.

El flequillo Valdés

Podríamos denominar su flequillo recto y abierto como un curtain fringe, el perfecto equilibrio entre un flequillo recto y un desfilado. Es cómodo, versátil y funciona de maravilla con los cabellos largos y lacios, como es el caso de Rachel. La artista cubana parece abrirlo y colocar cada mechón estratégicamente para que sus ojos verdes resalten por debajo del flequillo.

Como perfecto aderezo de su belleza natural y sin excesos, Rachel mantiene el color de su cabello oscuro y sin matices o mechas, un marrón chocolate de libro. Este tipo de coloración hace que el cabello parezca más sano y oculta las posibles puntas abiertas. Y, además, es otra de las estrategias de la cubana para resaltar sus espectaculares ojos verdes.

Alejandro Sanz Trucos maquillaje Maquillaje
El redactor recomienda