Centella asiática: qué es, para qué sirve y por qué todo el mundo habla de ella (si tiene miles de años)
  1. Estilo
  2. Belleza
Misterios cosméticos

Centella asiática: qué es, para qué sirve y por qué todo el mundo habla de ella (si tiene miles de años)

La centella asiática forma parte de cientos de cosméticos que utilizamos a diario. La descubrimos gracias a Corea, pero sus beneficios para la piel van más allá de lo estético

Foto: Centella asiática: qué es, para qué sirve y por qué todo el mundo habla de ella (si tiene miles de años)
Centella asiática: qué es, para qué sirve y por qué todo el mundo habla de ella (si tiene miles de años)

Viene de una planta milenaria y sus propiedades se pueden aplicar tanto para reducir la celulitis como para hidratar o ralentizar el fotoenvejecimiento… ¿Suena bien verdad? La centella asiática no es por tanto un ingrediente de moda, sino un tratamiento ya presente en la medicina ayurvédica.

También conocida como cica o gotu kola, la centella asiática es originaria de países de Asia central, India, Indonesia o Japón, entre otros. “Es una planta de la familia de las Apiaceae, que se usa en la medicina tradicional china desde hace miles de años por sus propiedades cicatrizantes. Es antioxidante, fuente de aminoácidos y tiene propiedades calmantes. En concentraciones del 5% también ayuda a mantener la humedad de la piel”, explica la farmacéutica Rocío Escalante, de Farmacia Arbosana.

La centella asiática mejora la hidratación y la regeneración de la piel. (Imaxtree)
La centella asiática mejora la hidratación y la regeneración de la piel. (Imaxtree)

Gracias a sus beneficiosos principios activos, la centella asiática se ha utilizado tanto para el cuidado del organismo por dentro como por fuera. Sus propiedades hidratantes o cicatrizantes son las más conocidas y algunas de las culpables de que se haya colado en cremas, geles, sérums y lociones para el rostro, pero ¿qué más puede hacer por nuestra piel la cica?

Acción anticelulítica y antiestrías

Al tratarse de una “sustancia que actúa sobre el tejido conjuntivo”, tal y como señalan desde la AEDV (Asociación Española de Dematología y Venereología). Una de sus propiedades más desconocidas entre los consumidores es que la centella asiática puede mejorar la circulación sanguínea, un importante beneficio para combatir la celulitis. Muchas cremas anticelulíticas incluyen ingredientes como la cafeína para activar la circulación, así que la cica no puede faltar.

Reducir las celulitis sin ejercicio. (Unsplash)
Reducir las celulitis sin ejercicio. (Unsplash)

Puesto que es un potente cicatrizante, que acelera el proceso, ayuda a tratar las estrías que también se ven beneficiadas por la mejora de la resistencia de la piel. En la US National Library of Medicine National Institutes of Health (Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU) podemos leer que la centella asiática estimula la proliferación de fibroblastos, aumentando la síntesis de colágeno y mejorando la resistencia y la tersura de la piel nueva, lo que la convierte en una interesante aliada en la lucha contra las estrías y la celulitis. Dicho de una forma más sencilla, "normaliza la microcirculación de las células grasas y del tejido adiposo dentro de la piel, ayudando así a mejorar la apariencia de la celulitis en la superficie de la piel", explican desde Lesielle.

Vayamos de cara

Pero, sin duda, sus propiedades más interesantes en lo que a la cosmética se refiere son las antiedad y reparadoras. A su estimulación de la síntesis de colágeno que mejora el estado, la estructura y la elasticidad de la piel, hay que sumarle también su papel en la regeneración de la piel, como parte del beneficio extra de esa reactivación de la circulación, lo que se traduce en un interesante ingrediente para reducir las líneas de expresión.

Como buen tratamiento antiedad, entre la inmensa lista de propiedades de la centella asiática también se encuentran las antioxidantes, “protege las células de la acción de los radicales libres, retrasando el envejecimiento cutáneo”, explica la farmacéutica Rocío Escalante. Al proteger del estrés oxidativo, retrasa el envejecimiento de la piel y la protege de posibles agresiones.

Por supuesto, la hidratación y la acción calmante son sus pilares fundamentales. Aunque las cremas y lociones con centella asiática suelen ser muy ligeras y de rápida absorción, son muy nutritivas gracias al poder de la cica para mantener la humedad en la piel, impidiendo que esta se pierda. Su hidratación no grasa y su poder calmante hacen que la centella asiática se recomiende especialmente para las pieles sensibles y con acné. Su poder antiinflamatorio y antibacteriano junto a su poder para favorecer la cicatrización no solo tratan y previenen la aparición de granitos, sino que ayuda a reducir las cicatrices de acné.

Centella asiática on the go

CC Crème a la Centella Asiática de Erborian (40,99€), además de perfeccionar el tono gracias a una ligera cobertura con pigmentos encapsulados, hidrata e ilumina, dejando en la piel una capa perfeccionadora. Trata, protege e iguala el tono.

CC Crème a la Centella Asiática de Erborian.
CC Crème a la Centella Asiática de Erborian.

Cicapair Tratamiento Corrector con Color con Hierba del Tigre de Dr. Jart (39,99€) es uno de esos productos que primero te fascina cuando cambia del color verde a color maquillaje al contacto con la piel, para luego enamorarte al cubrir imperfecciones y tratarlas, todo en uno.

Cicapair Tratamiento Corrector con Color con Hierba del Tigre de Dr. Jart.
Cicapair Tratamiento Corrector con Color con Hierba del Tigre de Dr. Jart.

Aqua Bomb Cica Cream de Belif (35,99€) aporta esa hidratación ligera, que calma la piel al instante gracias a su labor antiinflamatoria, tratando el enrojecimiento, la irritación y, por supuesto, la sequedad de las pieles más sensibles.

Aqua Bomb Cica Cream de Belif.
Aqua Bomb Cica Cream de Belif.

Japón Piel seca Manchas en la piel Antiedad Hidratante Sérum
El redactor recomienda