Logo El Confidencial
el éxito de la doble g

Gucci, una historia auténtica de elegancia y sofisticación entre las firmas de lujo

Hoy en día la firma Gucci es conocida mundialmente por sus artículos elegantes y de calidad. Llegar hasta donde está ahora no fue sencillo, pero supo adaptarse a los contratiempos

Foto: Mercedes-Benz Fashion Week de Australia (Foto de Mark Nolan/Getty Images).
Mercedes-Benz Fashion Week de Australia (Foto de Mark Nolan/Getty Images).

Si hoy en día alguien pretende sobresalir por su elegancia y sofisticación entonces debe llevar inevitablemente algún artículo de la firma Gucci. No obstante, hay que matizar que esto no fue siempre así, pues aunque te pueda parecer extraño esta archiconocida marca de lujo italiana sufrió distintos altibajos hasta la consolidación definitiva de la doble G, símbolo por el que se la conoce en todo el mundo. Diversas disputas familiares fueron las culpables de la inestabilidad por la que pasó en algunos periodos, pero varios de sus directivos consiguieron sacarla a flote gracias a su ingenio y a saber adecuarse a las circunstancias.

Los orígenes

Todo comenzó en el año 1920, cuando el florentino Guccio Gucci, abrió una tienda en su ciudad natal de artículos de cuero elaborados de forma artesanal: cinturones, bolsos y zapatos (mocasines).

Pasarela de Gucci en la Milán Fashion Week (Getty).
Pasarela de Gucci en la Milán Fashion Week (Getty).

Gucci era un amante del lujo por lo que siempre apostó por la calidad de las materias primas, algo que junto al trabajo manual, provocó que sus productos tuvieran una clientela de alto poder adquisitivo. Este hecho le dio un nombre y le permitió consolidarse.

Cuando sus hijos fueron adultos, tres de ellos, Ado, Vasco y Rodolfo, extendieron el negocio y abrieron nuevas tiendas en Italia, en concreto en Roma y Milán. Posteriormente, a pesar de estar muy reciente el fin de la Segunda Guerra Mundial, se aventuraron y buscaron mercados fuera de sus fronteras, inaugurando una sucursal en Nueva York (Estados Unidos) en el año 1953.

Erica Pelosini en la New York Fashion Week de Septiembre de 2018 con un cinturón y bolso de Gucci (Foto de Achim Aaron Harding/Getty Images).
Erica Pelosini en la New York Fashion Week de Septiembre de 2018 con un cinturón y bolso de Gucci (Foto de Achim Aaron Harding/Getty Images).

En aquélla época, en los años 50 y 60, su prestigio ya era un hecho y muchos famosos lucían la doble G de Gucci, contribuyendo a que la firma se consolidara como símbolo de lujo y glamour. Todo fue bien hasta que problemas internos entre los familiares llevaran a una crisis importante a la compañía en la década de los 80. Toda esta situación provocó que Maurizio, hijo de Rodolfo y último descendiente directo del fundador, decidiera venderla a la compañía Investcorp poco antes de fallecer.

La recuperación

A partir de este momento entra en escena un personaje clave para el resurgir de Gucci. Se trata de Tom Ford, que con su propio estilo consiguió que la marca renaciera además de revolucionar la moda del momento. Retornó al Nueva York de los años 70, de modo que su colección otoño-invierno del año 1995 fue un auténtico éxito que encantó a la jet set. Sus blusas de seda, los escotes escandalosos y los pantalones de cuero ceñidos hicieron furor. Tanto, que Madonna escogió este look para la celebración de los MTV Awards de ese año contribuyendo a la recuperación de la marca.

A partir de entonces los nuevos propietarios aprovecharon las circunstancias y establecieron diversas adquisiciones y colaboraciones con otras empresas del sector como Yves Saint Laurent o Alexander McQueen; una línea de negocio que actualmente perdura.

Zapatos de Lady Gaga diseñados por Gucci (Hamish Cross/Rise Up Christchurch via Getty Images).
Zapatos de Lady Gaga diseñados por Gucci (Hamish Cross/Rise Up Christchurch via Getty Images).

Frida Giannini se convirtió en la nueva diseñadora de Gucci en 2004 tras la marcha de Ford. Giannini dio un giro radical al centrarse en el color y los estampados, dejando atrás la preferencia por el negro de su predecesor. Diez años después, en 2014, se incorporó un nuevo director creativo, Alessandro Michele, que es quien continúa al frente. Y la colección otoño-invierno de 2015 presentada por Michele, estaba impregnada de un aire retro que encandiló a su seguidores más fieles.

En la época actual Gucci forma parte de la multinacional Pinault-Printemps-Redout (PPR) S.A., París. Tiene representación societaria en varias marcas de moda como YSL, Sergio Rossi, Stella McCartney o Balenciaga, entre otras; y de perfumes, como Roger & Gallet, Óscar de la Renta, Fendi o Armani, por citar algunos. Además se dedica a la venta de relojes, bolsos, cosméticos y accesorios.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios