Logo El Confidencial
el arte del layering

Operación cebolla: así se lleva la moda de lucir mil capas

Analizamos la tendencia de vestirte como una cebolla. El arte de vestir a capas es complicada, pero no imposible... ¿Te atreves?

Foto: Balenciaga te anima a saltarte las reglas fashion. (Cortesía)
Balenciaga te anima a saltarte las reglas fashion. (Cortesía)

Parecer una cebolla está de moda, y no lo decimos en el sentido de que tu look despierte el llanto. El arte de vestir a capas es el que firmas como Givenchy, Marni y Prada han puesto de moda, y por supuesto, Balenciaga ha llevado al extremo haciendo que todos recordemos inmediatamente esa mítica escena de la serie ‘Friends’ en la que Joey se pone encima toda la ropa posible.

Lemaire propone llevar una maxicamisa sobre los vaqueros, un blazer y un abrigo de lana de cuadros y Vetements suma a sus jeans un diseño maxi de flores, un abrigo de lana de print británico y un abrigo con cuadros trazados. El resultado viene a ser similar al de ese sábado que te levantas en pleno invierno para descubrir que la calefacción no funciona y comienzas a acumular capas sobre tu pijama térmico. ¿Sexy? No, pero calentito, un rato, y ahora el dicho 'ande yo caliente, ríase la gente' podría cambiarse por el de 'cuanto más calentito ande, más a la moda estaré'.

La inspiración también viene de 'Friends'.
La inspiración también viene de 'Friends'.

En un momento en el que las tendencias intentan inclinarse cada vez más hacia la funcionalidad que hasta la estética, con firmas que apuestan por ropa cómoda responsable de la tendencia sleepleisure y por presentar diseños aptos para el invierno con los que no morirte de frío, las pasarelas no tienen miedo ya de que los resultados no sean tan estéticos como antaño. El furor del feísmo no solo no teme que los looks no sean sexis, sino que busca un acabado menos estético al habitual. Esta tendencia fue presentada ya en las colecciones primaverales de las grandes marcas, con demostró Demna Gvasalia al mezclar una chaqueta denim con una gabardina para sus propuestas en Balenciaga y Céline al combinar diferentes abrigos ligeros.

Balenciaga te da las claves. (Cortesía)
Balenciaga te da las claves. (Cortesía)

Pero ¿cómo se lleva esa tendencia al día a día? La clave radica en elegir tejidos y prendas de longitudes que se adapten a este complicado mix. El diseño más pegado al cuerpo ha de ser el más corto y tiene que estar abotonado, por lo que los siguientes, para crear este efecto matrioska, han de estar siempre desabrochados. Lo ideal es que las prendas más voluminosas sean las superiores y que estas vayan siendo más largas cuanto más separadas del cuerpo estén. Por supuesto, estas normas no se siguen en firmas como Balenciaga, que hacen del feísmo y de la ironía su máxima.

Es más: si quieres ahorrarte el incordio de tener que quitarte todas las capas al llegar a un sitio con calefacción, la marca tiene un abrigo de siete capas que cuesta, eso sí, más de 8.000 euros. El abrigo en cuestión se compone de una sudadera con capucha, camisa, chaqueta y todas las prendas necesarias para no pasar frío este invierno.

¿Que si estarás sexy con este diseño? Para nada. ¿Tendrás presupuesto para hacerte con él? Si lo tienes, te envidiamos. Entonces, ¿por qué es tan cool esta prenda? Porque sigue las nuevas normas de la moda, que defienden la personalidad y lo diferente frente a las tendencias mainstream.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios