Logo El Confidencial
LARGA VIDA A LAS CONVERSE

El secreto detrás de las zapatillas de deporte más legendarias del mundo de la moda

Sabes de sobra a qué par de zapatillas de la casa Converse nos referimos, lo que seguro desconoces es cómo se convirtieron en un icono adorado por celebs e insiders

Foto: El modelo All Star de Converse es un icono. (Unsplash)
El modelo All Star de Converse es un icono. (Unsplash)

No importa el tiempo que pase o las tendencias que afloren en la industria, hay ciertas piezas que jamás -repetimos, jamás- pasan de moda y de ahí que sean reconocidas en el mundillo como iconos. Y del streetwear y sus looks han nacido varios de esos emblemas.

Hoy queremos hablar de un modelo mítico donde los haya de zapatillas de deporte, uno capaz de saltar de década en década, convertirse en imprescindible de todos los armarios y cautivar a celebs, royals e insiders como ningún otro. Sabes perfectamente que nos referimos a las All Star de Converse, esas que llevan instaladas en nuestras vidas desde tiempos ancestrales y que son un icono de la moda.

El modelo más vendido de Converse. (Unsplash)
El modelo más vendido de Converse. (Unsplash)

Entre sus incondicionales se encuentran la princesa Leonor, la periodista Sara Carbonero, la actriz Sarah Jessica Parker, la modelo Kaia Gerber, la influencer Chiara Ferragni o la cantante Rihanna. Como verás, un variopinto y nutrido grupo de personalidades que lucen con orgullo este par como ningún otro. Y son solo algunas...

Sarah Jessica Parker, paseando con unas Converse. (Getty)
Sarah Jessica Parker, paseando con unas Converse. (Getty)

Y eso que si te fijas bien no son más que unas zapatillas de lona de bota, pero es en sus pequeños detalles, desde la puntera blanca a la suela de goma, donde reside el éxito de Converse. En eso y en la historia que esconden detrás.

Aunque la marca Converse como tal se creó en 1908 en Massachusetts, no fue hasta 1917 cuando aparecieron las icónicas zapatillas. Concebidas en un principio para que las luciesen los jugadores de baloncesto del equipo que patrocinaba la firma, uno llamado Converse All Stars, fue varios años más tarde, en 1921, cuando Chuck Taylor, un jugador de baloncesto, se unió al equipo de diseño de la firma y encumbró el modelo tal y como lo conocemos hoy.

Las zapatillas de Converse. (Unsplash)
Las zapatillas de Converse. (Unsplash)

El propio Chuck Taylor añadió algunas grandes mejoras como, por ejemplo, el parche que protegía el tobillo, y de ahí a ser el nuevo par de zapatillas imprescindible en las escuelas de baloncesto americanas no costó nada.

En cuestión de pocos años un elevado número de jugadores profesionales habían sucumbido a ellas y fue casi obligado incluir el nombre de Chuck Taylor en el ribete de las zapatillas. Poco después fueron usadas por los atletas americanos en los Juegos Olímpicos, e incluso por los soldados en la Segunda Guerra Mundial, demostrando que su capacidad de adaptación no tiene límites, hasta tal punto que hoy son un icono vivo de la moda.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios