Muere Mercedes Domecq Ybarra, viuda de Fermín Bohórquez y aristócrata de Jerez
  1. Famosos
TRAS UNA LARGA ENFERMEDAD

Muere Mercedes Domecq Ybarra, viuda de Fermín Bohórquez y aristócrata de Jerez

Madre de seis hijos, en su juventud se decía que era la Domecq más guapa de Jerez. El entierro tendrá lugar mañana miércoles a las 11 de la mañana

Foto: Cari Lapique, Mercedes Domecq y Nuria González. (Cordon Press)
Cari Lapique, Mercedes Domecq y Nuria González. (Cordon Press)

Mercedes Domecq Ybarra, viuda del rejoneador Fermín Bohórquez Escribano, fallecía la pasada madrugada en Jerez de la Frontera tras una larga enfermedad a los 70 años de edad. En los últimos diez días había permanecido ingresada en un hospital privado y su familia esperaba el desenlace. Madre de seis hijos, Sol, Iván, Borja, Mercedes, Carlos y Fermín (este último también había seguido los pasos taurinos de su padre), era una mujer de mucha fe y muy comprometida socialmente, siendo muy querida en Jerez.

Sus hijos también han sido muy conocidos por sus respectivas ocupaciones: Sol es una diseñadora de éxito, Carlos e Iván son empresarios agrícolas, Borja es abogado y Mercedes, licenciada en Empresariales.

La imagen de Mercedes, rubia, de ojos verdes, altísima, destacaba siempre por su elegancia en las plazas de toros de las que era muy habitual, siendo una gran aficionada. Cuando se casó con Fermín Bohórquez, se dijo que el rejoneador había logrado enamorar a la Domecq más guapa de Jerez, lo cual es decir mucho.

Último adiós

El entierro tendrá lugar mañana miércoles a las once de la mañana en San Mateo, hermandad a la que estaba muy vinculada porque había sido camarera de Nuestro Padre Jesús de las Penas de la hermandad de los Judíos de San Mateo. En esta misma iglesia había contraído matrimonio religioso el 26 de octubre de 1968. Su marido, Fermín, había fallecido en julio del año 2016.

No ha sido un año fácil para la familia Domecq, ya que este mismo año han fallecido también otros dos hermanos de Mercedes, Titi y José María. Sus hijos han querido llevar con la máxima discreción su enfermedad y en los últimos días no respondían a las numerosas llamadas que los amigos y conocidos realizaban para saber de su estado.

placeholder Inés Domecq.
Inés Domecq.

Mercedes era tan querida en su tierra que se le dedicó la “I Gran Zambomba Gitana”, celebra en las Bodegas Real Tesoro. En aquella ocasión, los organizadores, Juan Junquera y Carmen Medina, destacaron “su discreción, que debe servir de ejemplo, y su predisposición siempre para colaborar con todas las cosas de su tierra”.

Además de su faceta taurina y ganadera era una gran cofrade y según recuerda el periodista jerezano Eugenio Camacho: “Siempre fue una gran embajadora de Jerez, tanto en su tierra como fuera de ella porque ella era Jerez allá donde iba. En la Feria recibía a numerosas personalidades en la Caseta Casino Lebreros y también en las fincas familiares de Fuente Rey y La Peñuela”.

Mercedes era hija de Luis Domecq Rivero y María Isabel Ybarra Ybarra, pertenecía a una numerosa familia de once hermanos: Jaime, África, Maribel, Luis Fernando, Nicolás, Pedro, José María, Huberto, Leandro y María del Carmen. Ella ocupó el lugar número nueve, tras Huberto, padre de la diseñadora Inés Domecq, que era su sobrina.

Sus abuelos paternos fueron Los Marqueses de Casa Domecq. Entre las muchas asociaciones con las que colaboró están AFANAS, Asociación para la atención de personas con discapacidad intelectual, y la Fundación jerezana de la Santa Caridad, que organizaba todos los años un rastrillo benéfico, La Almoneda, cuya recaudación se destinaba a ayudar a personas de la tercera edad con dificultades económicas.