Logo El Confidencial
Armonías, combinaciones y maridajes

De higos a brevas

Cuántas veces habremos escuchado esta expresión, sin saber que su significado proviene del hecho de que de higos a brevas pasan unos 8 meses

Foto: De higos a brevas
Autor
Tiempo de lectura2 min

Cuántas veces habremos escuchado esta expresión sin saber exactamente que su significado proviene del hecho de que de higos a brevas pasan unos 8 meses y, de brevas a higos, otros 4.

Las brevas son los primeros frutos de la higuera y aparecen a principios del verano, allá por los meses de junio o julio. Después, desde finales de agosto y durante septiembre y octubre, con la segunda cosecha, llegan los deliciosos y jugosos higos, que tantos recuerdos nos traen de la infancia, del pueblo y, de cuando saltábamos las tapias para llevarnos un puñado…

A pesar de lo que podamos pensar, existen varios tipos de higos, las variedades blanca, coloreada y negra; según sea el color predominante de su piel. En cuanto a las brevas destacan dos variedades especialmente: la ‘Colar’ también llamada negra y la ‘Goina’. Es una fruta idónea para añadir a nuestra dieta por su carnosidad, su pulpa dulce y jugosa, y sus numerosas cualidades saludables.

Se suele consumir fresco pero como se estropea con facilidad es una fruta que se deseca para tomarla más tarde.Es una fruta muy versátil que podemos incluir en muchos platos distintos: en ensaladas, en repostería, como acompañamiento de platos de caza y, en dos recetas que me gustan especialmente, no sólo por el plato, si no por el vino con el que los acompaño.

Pan de higos y Botani sspumoso (Málaga)

El pan de higos más conocido es el de Villa de Cuevas (Almería). Se trata de una torta plana y redonda, elaborada con higos secos, frutos secos, condimentos y especias como la canela, el clavo y la pimienta; todo ello mezclado con agua de hinojo. Su mejor acompañamiento,  un espumoso de Málaga, Botani, 100% Moscatel de Alejandría. Sus notas cítricas y una burbuja muy fina,  ensamblan con el dulzor de este postre en una armonía casi perfecta.

Higos, queso y Pedro Ximenez

Un postre fácil y sencillo donde los haya. Sólo necesitamos higos o brevas frescas, queso, que en mi caso suelo escoger un buen Cabrales y para hacerlo redondo, un Pedro Ximenez Antique, de Bodegas Rey Fernando de Castilla. Un vino dulce pero con un gran equilibrio entre el azúcar y la acidez, que aportan un gran contraste a este plato.

Síguenos en www.catacatae.com y en @catacatae

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios