Logo El Confidencial
Armonías, combinaciones y maridajes

Maridajes con platos típicos de Castellón

En la serie de reportajes en los que mostramos cómo maridar algunos de los platos típicos de cada zona de España, llegamos a Castellón. Nos esperan un potaje y una cuajada muy suyos

Foto: Los garbanzos son protagonistas de la olla castellonense
Los garbanzos son protagonistas de la olla castellonense

Viajando de una región a otra, esta semana recalamos en Levante, en la Comunidad Valenciana, en Castellón. No caeremos en el tópico de centrar nuestra propuesta exclusivamente en los extraordinarios arroces de la zona como platos representativos de su gastronomía, porque sin duda es mucho más rica, variada y completa. Les proponemos dos opciones cuando menos diferentes a lo que estamos acostumbrados a disfrutar: un potaje mediterráneo y un postre; una olla de Castellón u olla de la Plana y una cuajada morellana o collà morellana.

La olla es un homenaje a los guisos tradicionales, un plato otoñal, con la misma base clásica de muchos de los pucheros o guisos de otras comunidades: verduras de temporada como la calabaza, los nabos o las autóctonas chirivías (tipo de hortaliza similar a la zanahoria de color blanco) y legumbres como las alubias o los garbanzos. Aunque la tradición nos indique que no se le añadían carne o huesos para enriquecer la mezcla (como buen plato de posguerra), hoy en día se le suelen aportar para darle un poco más de alegría, y se remata con un poco de arroz, tomate, pimentón, acelgas o patata, para así realizar un plato completísimo.

Para el postre, nos trasladamos al momento de cría de las cabras u ovejas, cuando se utilizaban las primeras leches para hacer el cuajo. 

¿Con qué bebida podemos maridar la olleta y la collà?

Después de la buena acogida de los pasados maridajes con cerveza, queremos repetir y probar suerte probando junto con los dos platos una clásica mistela (mosto de vino fortificado con alcohol vínico) de la zona, que es una bebida muy apreciada tanto fuera como dentro de la comunidad. Si les menciono la socarrada, seguramente les vendrá a la cabeza por ser la más premiada de todas ellas. Es una bebida hecha a base de malta y lúpulo, pero con la singularidad de que para su elaboración se emplea romero y miel de romero. Estos dos ingredientes constituyen la verdadera razón por la que hemos elegido esta bebida para acompañar ambos platos; por su toque campero que se combina perfectamente con la melosidad que da la cocción a fuego lento a la olla de Castellón. El dulzor propio de la cuajada unido a ese sabor ligeramente metálico que ofrece el cuajo vegetal hace una unión, diferente y sencilla.

No dude en visitar www.catacatae.com y ver las nuevas propuestas en experiencias y catas para regalar a grupos y amigos.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios