Logo El Confidencial
SE LLEVABA MUY BIEN CON su abuela CAYETANA

Fernando Fitz-James Stuart de Solís, el nuevo heredero de la Casa de Alba

Fernando Fitz-James Stuart de Solís, el hijo mayor de Carlos, nuevo duque de Alba tras fallecer su madre este 20 de noviembre, es ahora el heredero de la Casa

Foto: Fernando Fitz-James Stuart de Solís, llevando el féretro de la duquesa de Alba. (Efe)
Fernando Fitz-James Stuart de Solís, llevando el féretro de la duquesa de Alba. (Efe)

Fernando Fitz-James Stuart de Solís, el hijo mayor de Carlos, nuevo duque de Alba tras fallecer su madre este 20 de noviembre, es ahora el heredero natural del título. El joven nació en Madrid el 14 de septiembre de 1990. Físicamente es muy parecido a su padre. De su madre, Matilde de Solís Martínez Campos, hermana del actual marqués de la Motilla, exmarido de Carmen Tello, ha heredado ese carácter reservado cuando no conoce a sus interlocutores. En cambio, los que le han tratado, le describen como “un chico extrovertido, muy educado, discreto y poco dado a la tontería que hay en ciertos círculos de la sociedad sevillana. Se le nota que tiene mundo y le molesta una barbaridad que le hagan la pelota”, cuentan familiares del muchacho.

En esta manera de ser es muy parecido a su abuela, con la que se llevaba muy bien. Compartían muchas aficiones. A los dos les gustaba el campo, montar a caballo y, sobre todo, el cine. Antes de que Cayetana se casara con Alfonso, Fernando pasaba alguna tarde con ella viendo películas antiguas cuando se encontraba en España. Ni nieto ni abuela eran naturales de Sevilla, pero sí de corazón. De ahí que la duquesa, una mujer muy lista y hábil con sus cosas, tuviera en cuenta esta querencia por Fernando y pensara en él para Dueñas. Esta decisión fue el desencadenante de los desencuentros con Jacobo, quien consideraba que al resto (sus hijos incluidos) se los había menospreciado.

Los que conocen al joven afirman que “es un chico encantador, con una buena preparación académica y será un excelente duque de Alba”. En este sentido, influyó de manera determinante su madre, Matilde de Solís, quien proviene de una de las grandes familias sevillanas, con raíces navarras. El futuro duque de Alba tiene blasones por los cuatro costados. Por un lado, la rama Alba con todo el significado genealógico que eso supone, y por otro la vertiente materna, que no se queda atrás. Según los expertos en historias nobiliarias, “entre los Motilla y las casas de Medinaceli, Osuna y Medina Sidonia reúnen los títulos más importantes de España”.

Carlos Fitz-James, junto a sus dos hijos por Madrid (Gtres)
Carlos Fitz-James, junto a sus dos hijos por Madrid (Gtres)

Con una buena formación académica

Fernando Fitz-James estudió en el colegio Santa María de los Rosales con resultados excelentes, igual que lo hizo su padre y el Rey Felipe VI, y ahora la princesa de Asturias y la infanta Sofía. Alternó varios cursos en Reino Unido, en el centro St Martin’s Ampleforth. Aunque tenía la media para entrar en cualquier universidad, se decantó por la de Londres, donde estudió Derecho. Estudios que ha ampliado con un máster en Dirección de Marketing en el College For International Studies (CIS) y otro en la Universidad de Massachusetts.

Fernando Fitz-James Stuart de Solís (Gtres)
Fernando Fitz-James Stuart de Solís (Gtres)
“Es un tío muy inteligente y encima le gusta estudiar”, dicen amigos de la pandilla sevillana. Al haber pasado mucho tiempo fuera, no tiene un grupo amplio, pero sigue manteniendo relación y reuniones con los compañeros de Los Rosales y, sobre todo, con el grupo de su primo Enrique Solís, el hijo pequeño de Carmen Tello, que regenta varios hoteles en Madrid. Su hermano Carlos, con el que se lleva muy bien, y Álvaro Prado, hijo de Manolo Prado y Colón de Carvajal y de Celia García Corona, son otros de los habituales. Oficialmente no tiene novia, aunque hace unos años tenía una amiga fija que desfiló para Armani.

Cuando está en Sevilla, suele frecuentar los bares de copas del paseo Colón, como el Dadá o el O'Clock. Y si está en España, no se pierde la Feria de Abril y la Semana Santa. Mantiene la tradición familiar y pertenece a la hermandad del Cristo de los Gitanos. No ha sido costalero como su tío Cayetano, pero sí nazareno, acompañando los pasos del Cristo de la Salud y de Nuestra Señora de las Angustias.

Fernando mantiene una excelente relación con su padre y es muy protector con su madre, que durante unos años tuvo una vida emocionalmente complicada. Matilde de Solís y Carlos Fitz-James se divorciaron en 2004, pero no hubo guerra por los hijos. Vivieron con la madre en Madrid hasta que esta se marchó al Sur y se volvió a casar. Tuvo otro hijo y se recluyó en el campo en una casa en la zona del Aljarafe, donde suele visitarla el joven. A partir de ahora el futuro duque de Alba tendrá una visibilidad mucho más amplia que la que ha tenido hasta ahora. Aunque, como dicen familiares directos, “no creo que tenga interés en convertirse en un personaje público y menos en aparecer en los medios”.

Todas las imágenes del funeral de la duquesa (Ver galería)
Todas las imágenes del funeral de la duquesa (Ver galería)
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios