Logo El Confidencial
vive en un hotel

Esta es la nueva 'casa' de Mario Vargas Llosa

El escritor ha abandonado la residencia madrileña que compartía con Patricia Llosa y se ha instalado en el Eurobuilding. Los apartamentos cuestan entre 66 y 132 euros diarios

A menos de cinco kilómetros de la casa de Isabel Preysler (64 años), en Puerta de Hierro, se encuentra la nueva residencia de Mario Vargas Llosa (79) en Madrid. Solo un trayecto en coche de unos 10 minutos. Y es que el escritor peruano está instalado estos días en el hotel Eurobuilding de la capital, un establecimiento acondicionado para estancias de periodos largos que cuenta con una ubicación perfecta, a solo unos minutos andando del Paseo de la Castellana y en un punto intermedio entre los que son actualmente sus lugares de referencia en Madrid: la mansión de la filipina y su hasta ahora residencia de la calle Flora.

Mario Vargas Llosa debe acostumbrarse a su nueva vida. Atrás queda su amplio apartamento en pleno centro de Madrid. Vanitatis revela cómo vive en la actualidad el premio nobel, que parece haberlo dejado todo por Isabel Preysler.

Eurobuilding 2 es un edificio con 222 apartamentos de dos tamaños diferentes. Los pequeños tienen 60 metros cuadrados y disponen de un salón comedor, una habitacion doble, cocina y baño. Los grandes son de 110 metros, en los que hay dos dormitorios, dos aseos, un salón comedor y un baño. Aunque por normas de confidencialidad no se puede desvelar en cuál de estos apartamentos habita el escritor, lo cierto es que no se parece a su casa de Madrid ni a la residencia de la Preysler.

Vargas Llosa, en una imagen de archivo (Efe)
Vargas Llosa, en una imagen de archivo (Efe)

Los apartamentos cuentan con un servicio de limpieza diaria, a excepción de los fines de semana, y con servicio de lavandería, que hay que contratar aparte, ya que no está incluido en la tarifa de la vivienda. Tal y como ha podido saber este medio, el apartamento pequeño cuesta 66 euros diarios; el grande, 132 euros. Por ese precio, Vargas Llosa disfruta además del cambio de toallas diario, de la piscina del hotel y de un servicio de wifi gratuito.

El escritor puede darse baños en la piscina del hotel hasta el próximo 15 de septiembre, que termina la temporada. Si no ha abandonado antes esos apartamentos de estancia temporal, Vargas Llosa también puede apuntarse al gimnasio que hay dentro del edificio.

Isabel Preysler ya ha estado allí

Los encuentros de la pareja tienen lugar entre sus dos domicilios. Si hace solo unos días se veía a Vargas Llosa salir por la puerta del garaje de la casa de Preysler subido en la parte trasera de uno de los Audi propiedad de Miguel Boyer, hay que destacar que las famosas fotos que destaparon su idilio fueron tomadas saliendo precisamente del hotel Eurobuilding en el que se hospeda el escritor. Entre 'Villameona' y el apartamento que desde hace unas semanas ocupa el nobel se están llevando a cabo los encuentros de la pareja. Unas citas que son seguidas con lupa por los paparazzi.

El primer lugar en el que se apostaron los fotógrafos fue en su casa de la calle Flora. Sin embargo, el peruano ya había descartado la posibilidad de seguir allí y el Eurobuilding se había convertido en su nueva residencia. Pero ¿por qué no sigue en su céntrico ático de la capital? Dicen que Patricia Llosa tiene mucho que ver en esta sorprendente decisión. El matrimonio había convivido últimamente en este domicilio, y es posible que, una vez generado el revuelo, la esposa del escritor no quisiera que su marido continuase allí con el consiguiente merodeo de periodistas que esto suponía.
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios