Logo El Confidencial

Mallorca, la isla que lo tiene todo: del yate 'Lady Moura' a Marivent

Es el destino vacacional español donde la realeza, grandes empresarios y vips de toda la vida buscan la tranquilidad, además de su gastronomía, sus campos de golf y un buen puerto donde amarrar el yate

Foto: Malena Costa junto a imágenes de Mallorca en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'
Malena Costa junto a imágenes de Mallorca en un fotomontaje realizado en 'Vanitatis'

Que el tercer aeropuerto de España en número de pasajeros y de operaciones –según datos de AENA– esté en una isla indica que poner el pie en Palma de Mallorca es el deseo de 23 millones de personas en cifras anuales. Mallorca es, seguramente, el único lugar de España donde puede usted contemplar desde el muelle leyendas de la navegación como el yate Lady Moura, el Nabila o el Al Mirqab, desayunar junto a un rey emérito, ver atracar su velero a Felipe VI o bien pasar la tarde en un campo de golf jugando con Michael Douglas o Andrés de Inglaterra. El encanto de Mallorca es que lo contiene todo en una sola isla. También la residencia de verano de una de las dinastías monárquicas más antiguas de Europa.

Puerto Portals
Puerto Portals

Mallorca posee algo que la distingue como destino vacacional por encima de cualquier otro lugar de España: Marivent. En efecto, hay palacios que pertenecen a Patrimonio Nacional por todo el país, pero sólo este –propiedad del Gobierno Balear– es el destino vacacional por antonomasia de la Familia Real española. Comenzó con Don Juan Carlos y continúa con Felipe VI y sus hijas, para fastidio de Doña Letizia. Sí, nunca le gustó Mallorca y es posible que no llegue a gustarle jamás. Ella se la pierde. Michelle Obama visitó Marivent en 2010 y vimos a Carlos de Inglaterra y Lady Di, invitados por los ahora Reyes eméritos, cuando aún no sabíamos que no eran felices juntos. La primera vez fue en 1986 y repitieron tres veces más.

Mucho antes, en 1955, pasaron en Mallorca su luna de miel nada menos que Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, alojados en el hotel Barceló Formentor. En el presente, es también destino de royals europeos de la categoría de la familia real sueca y jóvenes irreverentes como el príncipe Harry de Inglaterra. De hecho, cuando en Ibiza no había ni hippies, en Mallorca recalaban Robert Graves, Anaïs Nin Charles Chaplin, Gertrude Stein, Ava Gardner, Hassan II, Brigitte Bardot, Yaser Arafat e incluso el pianista Frédéric Chopin.

Posado de los Reyes con sus hijas en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca)
Posado de los Reyes con sus hijas en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca)

Michael Douglas compró la finca s’Estaca, en la sierra de Tramuntana, entre Valldemosa y Deià, muchos años antes de conocer a Catherine Zeta-Jones, si bien el verano pasado la puso a la venta. Si usted dispone de 40 millones de euros podrá regatear. Él quiere venderla por 50. Mallorca es también la isla escogida por Claudia Schiffer, Richard Branson, Annie Lennox, Boris Becker y Birgitta de Suecia (todos con casa propia). Se han dejado ver en ella Michael Schumacher, Robbie Williams y los matrimonios Aznar-Botella y François-Henri Pinault & Salma Hayek. Florentino Pérez amarra su yate en Port Adriano y Bruce Springsteen ha fondeado cerca. Cada año solemos ver luciendo torso a Kyril de Bulgaria en Son Serra Marina y a Pilar de Borbón paseando por Calvià.

Allí viven de toda la vida el tenista Rafa Nadal y la modelo Malena Costa y, desde que se casaron, el tenista Carlos Moyá y la actriz y presentadora Carolina Cerezuela con sus tres hijos.

¿Dónde viven los vips?

“El actor Joseph Fiennes no solamente tiene dos casas, sino que vive todo el año en la isla”, nos avanza en exclusiva el periodista mallorquín Esteban Mercer. Toda una institución en Mallorca, Mercer conoce a fondo lo mejor que su casa ofrece. En efecto, el protagonista de Shakespeare in love tiene doble domicilio en la isla: en Pollença y en Palma, nos explica nuestro contacto.

Puerto Portals
Puerto Portals

Sin embargo, la mayor concentración de vips de una isla con muchas zonas exclusivas se da en la sierra de Tramuntana. “Allí tienen casa Alberto Cortina y Elena Cue, Manolo March, heredada de su hermano, el gran banquero Juan March. También Pierce Brosnan, que frecuenta muchísimo Mallorca”, apunta Mercer. Uno de los primeros personajes de renombre en recalar en la zona fue el escritor Robert Graves. El autor de Yo, Claudio acudió a echar un vistazo por recomendación de Gertrude Stein y se quedó en Deià casi 50 años. Su casa puede visitarse desde 2006. Así es el efecto que causa la sierra de Tramuntana en quienes la visitan y pueden comprarse allí una propiedad. Lo hicieron después que él Michael Douglas y su primera esposa –compraron la finca s’Estaca– y también el empresario y fundador de Virgin, Richard Branson, que llegó a ser propietario del hotel La Residencia (también en Deià) y que este mismo verano, si vuelve a alojarse en él como cliente, se arrepentirá una vez más de haberlo vendido. En él se hospedó Diana de Gales en 1996.

Nikki Beach
Nikki Beach

La infanta Pilar tiene su segunda casa en la urbanización Sol de Mallorca de Calvià. “Le llamamos Gran Hermano; allí todos se conocen y muchos están emparentados”, bromea Mercer. De toda la vida ha habido en Mallorca una gran colonia de alemanes. Entre los más conocidos, Claudia Schiffer, que escogió quedarse en la zona de Andratx. Compró una finca con torre medieval en Camp de Mar, frente al Cap Andritxol, aunque acabó poniéndola a la venta cuando la justicia falló a favor de una servidumbre de paso vecinal. Sigue teniendo casa en la isla. En la punta opuesta, al este de la isla, en Artà (donde por cierto apareció muerto en su casa Ola Blunkert, el exbatería de ABBA) tiene su mansión Boris Becker. El extenista salvó la finca Son Coll tras pagar, in extremis, una deuda de 360.000 euros con una empresa de jardinería. El jugador del Real Madrid Toni Kroos también tiene casa en Cala d’Or. No lejos de la que fue casa de Claudia Schiffer, en Santa Ponça (Calvià), vive Birgitta de Suecia. La hermana del rey Carlos Gustavo se instaló en la isla hace 30 años, conquistada por su sol, y hoy es la principal embajadora de la numerosa colonia sueca mallorquina.

¿Dónde sacian el apetito?

Si quiere probar alguna de las siete estrellas Michelin de la isla, recomendamos comenzar por Andreu Genestra: altísima calidad con productos de la tierra. La mayor parte de los manjares que verá sobre la mesa sale de su huerto. Se encuentra en el hotel Predi Son Jaumell, en la carretera a Cala Mesquida, 1 y tiene vistas al castillo de Capdepera. En la sierra de Tramuntana está Es Racó des Teix, en Deià, con el chef Joseph Sauerschell y otra estrella Michelin. Y el Tristán, en Puerto Portals, cuyo chef renunció a su estrella para especializarse en pescados y mariscos de manera informal. Allí puede encontrarse al rey Juan Carlos. También en Flaningan (y a Claudia Schiffer), el otro gran clásico de Puerto Portals. El restaurante de Miguel Arias tiene unas vistas a la bahía espectaculares. En Palma, si busca una terraza y una paella sin competencia, acérquese al Ola de Mar, en Portixol. Finalmente, tiene muy buena fama y excelentes críticas el Mare Nostrum, en Sa Pobla, alejado del bullicio de Palma y de las calas y playas más frecuentadas. Un rincón por descubrir de cocina mediterránea a un precio más que razonable.

Restaurante Flaningan
Restaurante Flaningan

Uno de los hoteles con mayor reconocimiento actualmente en Mallorca es Port Adriano. Un cinco estrellas en Calvià sólo para adultos y el preferido del rey Carlos Gustavo de Suecia cuando viaja a la isla. Al norte, el Barceló Formentor, rodeado de un frondoso pinar y en primera línea de playa, fue el escogido por Rainiero y Grace Kelly para pasar su luna de miel; hoy puede visitarse la suite como atracción. En la sierra de Tramuntana están La Residencia, el cinco estrellas de lujo y con spa que vendió Richard Branson, y un cuatro en Valldemossa, homónimo de la localidad y, según Frédéric Chopin, “el lugar más hermoso del mundo”.

Para irse de copas, en el norte de la isla está pegando fuerte el 14:40 de Pollensa: actuaciones en directo (Miki Puig, DJ Amable, Niños Mutantes), ciclos de jazz y soul y electrónica los sábados. La discoteca más grande de la isla es BCM Planet Dance, en la vilipendiada Magaluf. Aunque han pinchado en ella David Guetta y Dj Tiësto, la localidad es conocida por razones ajenas a la música electrónica de calidad. Lo dejamos a su arbitrio. Mallorca también tiene su Pachá, no podía ser menos, en Palmanova. Este año no se pierda las fiestas Bella Italia, Posture y Pacha Classics. No podemos cerrar esta hoja de recomendaciones sin mencionar al Tito’s, abierta en 1923 y llenando cada noche de verano. Tiene privé y cinco barras, y vistas a la bahía de Palma.

Hotel 'La residencia'
Hotel 'La residencia'

Playas, calas y Beach Clubs

Mallorca, al ser la isla más grande de las Baleares, pone mucho más difícil escoger la mejor de sus playas o calas. La de Es Trenc es de las más concurridas, también por su tamaño (casi tres kilómetros) y pertenece a un área protegida que engloba la playa, las dunas y matorrales, las salinas y tierras de cultivo. Desde la arena se ve la isla de Cabrera. En Manacor, destaca Cala Varques, de las más vírgenes de toda la isla y con aguas transparentísimas. Al norte, en Pollença, imprescindible es conocer la playa de Formentor, con agua más fresca. Cala Mondragó está ubicada en un parque natural al sureste de la isla. Tiene 145 metros de largo y cuesta llegar en coche. Mejor. En el mismo sentido, la cala des Moro: la mejor parte de su encanto es que se trata de un rincón diminuto. Si quiere plantar sombrilla, acuda al amanecer. Y encajonada allá al fondo entre acantilados y tan pequeña que quien accede a ella suele hacerlo desde un barco, es Sa Calobra. Está pasada la sierra de Tramuntana, por encima de Sóller.

Tito's
Tito's

Junto a la playa de Ses Olles, en Llucmajor, tenemos Mhares Sea Club, que dispone de una terraza orientada expresamente a la puesta de sol. Su restaurante ofrece cocina mediterránea y dispone de cuatro cartas: a pleno sol, la Taberna del Irlandés, vino y rosas y coctelería Manhattan. Su piscina es gigantesca. En Cala Estancia, muy cerca de Palma, tenemos el Puro Beach, un club internacional con delegaciones hasta en Dubai y la Toscana: muy étnico, mucha tumbona balinesa, muy selecto… y enorme. Define su cocina como M3: Miami, Marrakech y Melbourne, aunque sólo sirven cenas hasta las 22 h. Tiene 120 hamacas y es la alternativa perfecta a la playa.

Puro Beach
Puro Beach

A la izquierda de Palma, ante la inmensa playa de Magaluf, abrió delegación el famoso el Nikki Beach, con franquicias de Toronto a Bali, demostrando que esa localidad turística puede ofrecer mucho más que borrachera para jóvenes e inconscientes británicos. Se trata de un chill out con copas y piscina en un ambiente de gente guapa. No cobran entrada, pero tampoco es barato. En Nikki Beach se organizan fiestas temáticas con los leitmotivs más peregrinos: USA pinups, Miami Vibes o brasileñas. Su eslogan es que se trata del lugar más sexy de la tierra.

Golf

Si en Menorca e Ibiza sólo existe un campo de golf en cada una de las islas, en Mallorca se cuentan hasta 24, si bien dos de ellos categoría pitch & putt. La mayoría son muy buenos: la segunda edición de la lista Top 1000 Rolex de clubes de golf incluye Alcanada y Son Gual, que obtuvieron 80 de los 100 puntos posibles. De hecho, Alcanada ha sido escogido cuatro veces el mejor de Europa; de 18 hoyos, diseñado por Robert Trent e inaugurado en 2003, es el único situado junto al mar. Está al norte, en Alcúdia, y dispone de una masía de 400 años que es la casa-club, un campo de prácticas cubierto, escuela de golf y zona de juego corto. Su par es 72 y la longitud, 6.499 metros.

Son Gual presume de ser muy exclusivo. De 18 hoyos y diseñado por Thomas Himmel, ha sido elogiado por golfistas de la talla de Ian Woosnam, Sam Torrance y Mark James. Es propiedad familiar, se encuentra en la carretera de Palma a Manacor y es el preferido de Rafa Nadal. Son Servera es el típico club inglés, fundado por un grupo de anglosajones residentes en la isla e inaugurado en 1987. Fue diseñado por D. John Harris, es de 18 hoyos con par 72 y tiene, también, club social. Los lunes y jueves se juega al bridge.

Club de golf Santa Ponsa
Club de golf Santa Ponsa

Si se acerca usted al de Santa Ponsa, podrá desafiar a la hermana de un rey. Birgitta de Suecia es habitual de ese campo desde hace años y dicen que juega bastante bien. En realidad el club alberga tres campos y ha sido visitado por Juan Carlos I y Felipe VI, así como por los Grandes Duques de Luxemburgo, Andrés de Inglaterra y Jimmy Carter. Inaugurado en 1977, el Golf Santa Ponsa I tiene un recorrido de 6.543 metros, 18 hoyos (Par 72), siendo el hoyo 10 uno de los más largos de Europa. Ha sido seis veces sede del Tour Europeo y se encuentra en Berenguer de Palou, 2 (Santa Ponça). La mayor parte de clubes de golf mallorquines presumen de haber tenido en su recorrido a Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones. Este, también.

¡No sin mi ancla!

En Mallorca se encuentran algunos de los puertos deportivos más exclusivos del Mediterráneo. El Club de Mar, inaugurado en 1972, era el preferido de Don Juan, abuelo de Felipe VI. Prácticamente vivía allí, donde amarraba la Giralda y la Giraldilla, sus embarcaciones. También lo visitaba Juan Carlos I de joven, antes de decantarse por Puerto Portals. Por el Club de Mar han pasado Constantino de Grecia, el Sha de Persia, Hussein de Jordania, Cristina Onassis, el Aga Khan y George Bush. Últimamente puede verse a Carlos Moyá, Boris Becker y Dani Pedrosa. Dispone de 575 amarres para naves de hasta 135 metros de eslora, si bien aún caben mayores. Puede alquilarse un amarre pequeño, para una nave de 8x2,6 m, en torno a los 4.200 o 4.500 euros mensuales y es imposible comprarlo por menos de 20.000. Para una nave grande, (40x8,5 m) el precio de compra se dispara a unos imposibles 700.000 euros. El Club de Mar tiene tres restaurantes: Taronja Negre Mar, Lounge Club (ahora llamado Snack el Rubio) y el bar de La Marina (café y menú).

El Real Club Náutico de Palma (RCNP) organiza cada verano la Copa del Rey de Vela (este año, entre el 1 y 8 de agosto). La familia real es socia de honor. Fundado en 1948, es el club deportivo decano de la isla y a lo largo de 65 años puede presumir de un enorme palmarés de regatas internacionales. Para ser socio se necesita el aval de dos socios y la aprobación de la junta directiva, aunque también se puede ingresar si uno es veterano del deporte en sus instalaciones o ha participado en competiciones organizadas por el RCNP. Hay 1.800 socios y 946 amarres para naves de hasta 30 metros. Dispone de muy pocos amarres en alquiler, pero para una nave en torno a 10 o 12 m es posible encontrarlo por unos 550 euros mensuales. Sólo para socios. Y pueden comprarse amarres para embarcaciones de 12x4 m por 80.000 y de 20 m por 130.000 euros. Han pasado por él toda la jet set española y el rey Harald de Suecia. También el primer ministro chino. Dispone del restaurante El Náutico, el café terraza Corb Marí y La Cantina. Puede accederse directamente desde el Paseo Marítimo de Palma.

Club de Mar
Club de Mar

Finalmente, Puerto Portals, en Calvià, abierto desde 1986 y con un total de 639 amarres de 8 a 60 metros de eslora. Sus precios, en temporada alta, oscilan de los 994 euros por día a los 23.861 mensuales (mediados de junio a mediados de septiembre) para embarcaciones grandes. Si Ud. prefiere alquilarlo todo el año, prepare 140.489 euros. Las medianas, 12x4 m, pagan 2.350 diarios o bien 13.379 todo el año. En Puerto Portals se encuentra uno de los restaurantes más celebrados de toda la isla, Tristán, especializado en pescados y maricos y cuyo propietario decidió prescindir de su estrella Michelin para dar un servicio más informal sin perder un ápice de calidad. La copa se toma en Capricho. La instalación cuenta con varias boutiques de moda (por ejemplo Marie Mariee o Le Pirat) y dos señaladas joyerías, Barok y la Relojería Alemana. A diferencia del RCNP y del Club de Mar, que son puertos deportivos, Puerto Portals es una Marina, es decir, una empresa. Por allí han pasado Brad Pitt, Paris Hilton, Jim Carrey, Jenson Button y Bill Gates.

Malena Costa: “Aquí tenemos una frase que lo dice todo: '¡Que bien se vive en Mallorca!'

No importa si el amor (léase el fichaje de Mario Suárez) se la lleva a Florencia. Malena Costa continuará siendo siempre sinónimo de la mejor Mallorca, la que transmite el sol y la luz del mar. Y su cuerpo, su herramienta de trabajo, continúa siendo uno de los más deseados por firmas nacionales e internacionales. Particularmente cómoda se la ve en ropa de baño. La joven modelo –la conocemos desde siempre aunque aún tiene 25 años– nació un 31 de agosto en Alcúdia, al norte de la isla. En sus calas se enamoró de adolescente y a ellas ha conseguido llevarse a las parejas, escasas, que la vida le ha deparado. Es fácil. Todo el mundo quiere ir a Mallorca. Con ella descubrimos los mejores rincones de la isla más visitada del Mediterráneo y nos confiesa en cuáles podremos encontrarla abrazada a Mario Suárez.

Malena Costa (Gtres)
Malena Costa (Gtres)

PREGUNTA: ¿Qué crees que distingue a Mallorca de otros lugares de España para disfrutar del verano?

RESPUESTA: Seguramente todas las posibilidades que te ofrece la isla. Tienes de todo. Relax o marcha, compras, playa, montaña, naturaleza, actividades deportivas, ciudad, buena gente, muchísimos sitios para comer bien... Tenemos una frase que lo dice todo: “Qué bien se vive en Mallorca”. Y la verdad es que siempre que estoy en mi isla lo pienso; la calidad de vida es increíble. Porque lo tienes todo cerca y puedes hacer muchas cosas en un solo día, no como en las grandes ciudades, que el tiempo pasa volando.

PREGUNTA: Si te pierdes en una cala, esa es...

RESPUESTA: Me gustan mucho las calas de Manresa y la de Alcanada. La de Alcanada me encanta entre otras cosas porque delante del faro han habilitado una zona en la que puedes bañarte con tus perros y voy mucho. Además, está cerca de Port d’Alcúdia, que es de donde soy yo. También son muy bonitas las calas de Portals Vells, El Mago, Es Trenc… ¡Hay muchísimas!

PREGUNTA: Recomiéndanos dos o tres restaurantes tomando como criterio la ubicación, calidad del producto y algún momento bonito que hayas vivido en él.

RESPUESTA: Uno de mis favoritos es el Ola de Mar en Portixol: toda la comida es excelente, pero la paella… ¡Uy! Además tiene un servicio genial. El dueño, Guille, siempre nos hace sentir como en casa. También me gusta mucho Flanigan para comer un buen rodaballo salvaje al horno, unas gambas de Sóller y una tarta fina de manzana. Allí celebré los primeros cuatro meses con Mario y este año también hemos celebrado los tres años y cuatro meses. Un restaurante de toda la vida de comida mallorquina, Can Pedro en Génova. Si quieren comer un buen pa amb oli, El Cabrera. En Alcúdia también se come muy bien en Los Patos, es Figueret, Miramar, Bistro, Ronda 63 y L’Arca d’en Peter. Para comer o cenar con los pies en la arena y vistas a la bahía de Alcúdia, Can Gavella. También os recomiendo perderos por el casco antiguo de Palma y merendar en Can Joan de S’Aigo, un café-bar fundado en 1700 y donde hacen unas ensaladas increíbles... Está todo espectacular. O en el Bar Bosch, en pleno centro. Y para terminar, otra cosa de la que nunca me privo es de comer un helado en la que para mí es la mejor heladería que he probado. Está en Port d’Alcúdia y se llama Garrido. Os recomiendo el de manzana verde, mandarina y naranja a la fresa, con chocolate crocanti por encima.

Malena Costa en Mallorca (Instagram)
Malena Costa en Mallorca (Instagram)

PREGUNTA: ¿Cuáles son tus bares de copas preferidos? ¿Dónde te has tomado el mejor cóctel y dónde está el mejor atardecer?

RESPUESTA: Para tomar una copa en Palma está muy bien Garito Café. El Made in Brazil es muy divertido porque hacen coreografías de baile y unos mojitos de fresa muy buenos. También Mar Salada, Templo Palma y Buddha. La mejor puesta de sol en Sa Foradada, en Deià, con una de las mejores vistas de Mallorca.

PREGUNTA: ¿Es Mallorca una isla muy exclusiva, en el sentido de cara, o puede ser explorada a fondo por un turista medio?

PREGUNTA: En Mallorca hay de todo, puedes encontrar desde sitios muy exclusivos a precios muy elevados a lugares preciosos al alcance de muchos bolsillos. Lo bueno es que tienes todas las opciones.

PREGUNTA: ¿Cómo sería un día completo para ti este verano?

RESPUESTA: Ir con mis perros a la playa de Alcanada y verlos disfrutar, practicar un poco de paddle surf y después tomarme un helado en Garrido para merendar, descansar un rato en casa, ir a cenar algo en uno de mis restaurantes favoritos y tomar un cóctel en Café Milano, de Port d’Alcúdia. Pero cada día es diferente y siempre hago planes distintos.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios