Logo El Confidencial
los reyes veranean allí desde 1973

Los secretos del palacio de Marivent, la residencia de verano de la Familia Real

Con 33.000 metros cuadrados, la finca cuenta además con Sol Vent, la residencia que el Ejército del Aire le cedió a don Felipe cuando era Príncipe de Asturias

Foto: El rey Juan Carlos y su familia en Marivent, en 1975 (Cordon Press)
El rey Juan Carlos y su familia en Marivent, en 1975 (Cordon Press)

Llega agosto y con él la estampa familiar más esperada en Marivent, aunque cada vez sea más reducida. Atrás quedan los años en que la Familia Real posaba al completo y facilitaba el trabajo a la prensa veraneando casi al mismo tiempo en la isla. Ahora sus miembros llegan a cuentagotas, por sorpresa y cuando unos aterrizan otros se van, imposibilitando recoger una instantánea de todos juntos.

Este año la ansiada foto también se complica. Después de la divertida imagen de todos los hijos de la Infanta Elena y la Infanta Cristina preparados para iniciar su tradicional curso de vela en Palma, la instantánea más esperada se tomará la próxima semana, a partir del martes 5 de agosto, cuando Felipe VI y doña Letizia aterricen en la isla con sus hijas. Al interés que de por sí tiene la llegada de la Familia Real a Marivent, se suma que este año será el primero para Felipe y Letizia como reyes.

Sin embargo, los recientes cambios en la institución no afectarán a la estancia de los Reyes en Palma. Como han hecho con el Pabellón del Príncipe en Madrid, todo hace indicar que los monarcas no pasarán a ocupar la residencia principal de Marivent, destinada a los soberanos, ya que la ocuparán don Juan Carlos y doña Sofía, y Felipe y Letizia continuarán pasando sus vacaciones en Son Vent, la casa en la que han vivido como Príncipes de Asturias y que también está dentro del complejo palaciego.

Imagen en Marivent en 2007 con toda la Familia Real al completo (Gtres)
Imagen en Marivent en 2007 con toda la Familia Real al completo (Gtres)

Pero, después de tantos años veraneando en Palma, ¿cómo son las residencias de la Familia Real?

Los reyes salientes llevan alojándose en Marivent desde hace más de cuatro décadas y, aunque por entonces, en plena Transición, para los periodistas era sencillo fotografiar el interior de esta residencia, con los años esta labor se ha convertido en una misión imposible dadas las altas medidas de seguridad desplegadas por el personal de Casa Real.

En Vanitatis tratamos de describir cómo son las casas en las que se alojan los miembros de la Familia Real y cómo se distribuyen.

Marivent, más de 33.000 metros cuadrados

Situada en el núcleo turístico de Cala Major, Marivent es la residencia de verano de la Familia Real durante sus vacaciones en Palma. A diferencia de otros inmuebles de los que disfrutan los Borbones, éste no pertenece a Patrimonio Nacional, sino que corresponde a la comunidad autónoma de Baleares.

Palacio de Marivent (Cordon Press)
Palacio de Marivent (Cordon Press)
El palacio de Marivent tiene seis habitaciones, cuatro baños y varios salones distribuidos en dos plantas. En la primera altura están los dormitorios de don Juan Carlos y doña Sofía junto al de los invitados, además de dos salones, el comedor oficial y varios despachos. Ya en el piso superior se encuentran el resto de dormitorios destinados a los tres hijos de los Reyes y un estudio que se construyó en lo que antes era la torre del palacio y cuyo hueco estaba desaprovechado. Las obras de restauración y acondicionamiento fueron supervisadas personalmente por doña Sofía, que eligió muebles blancos, pintura clara, colchas a juego con las cortinas y unas sillas de plástico blancas para la terraza que eligió por ser baratas, prácticas y fáciles de limpiar.

Pero, sin duda, el espacio que más utiliza la Familia Real es la terraza. Se trata de un gran balcón con vistas a la bahía donde comen a diario en verano. Desde allí también ven la piscina, construida en el amplio jardín que se comunica con el mar gracias a una escalera de piedra mallorquina.  

Marivent está ubicado en una finca de 33.000 metros cuadrados que alberga, además de este palacio, la residencia de Sol Vent, donde veranean don Felipe y doña Letizia, y las dos casas, de unos 200 metros cuadrados cada una, en las que se alojan la infanta Elena y la infanta Cristina con sus respectivas familias. En la finca también hay un helipuerto y la masía, la zona en la que reside el personal doméstico de Casa Real y que cuenta con una gran sala de prensa y varios apartamentos para los funcionarios de Zarzuela.

Don Juan Carlos y doña Sofía llegaron a este enclave ofrecido por la isla hace ya 41 años. Fue el 4 de agosto de 1973 y a bordo de un Seat 1400 que rinde cuenta de la austeridad con la que vivían los entonces príncipes en aquella época. Con la cesión de aquel año, la Diputación Provincial de Baleares rompió el acuerdo al que había llegado con los antiguos inquilinos: la familia Saridakis. El pintor Juan de Saridakis encargó la construcción de este palacio al arquitecto Guillem Forcada, que lo terminó en 1925. Allí vivió el artista hasta su muerte y fue entonces cuando su viuda, Anunciación Marconi Taffani, cedió Marivent a la Diputación Provincial de Baleares a cambio de que se hiciera un museo con el nombre de su marido que estuviese abierto al público. Un trato que la diputación sólo mantendría hasta 1973. Entonces, los Saridakis denunciaron a las autoridades y recuperaron los muebles del interior que eran de su familia.

Fachada de Marivent (Gtres)
Fachada de Marivent (Gtres)

Sol Vent, una residencia para el Príncipe de Asturias

Rodeada por un alto y robusto muro blanco que protege la finca de miradas indiscretas y una verja verde, se encuentra la residencia de verano de los Príncipes de Asturias que, por primera vez este año, albergará a los que son desde junio los Reyes de España. Esta masía fue cedida en 1992 por el Ejército del Aire al entonces Príncipe de Asturias para así garantizarse la perpetuidad de la Familia Real en Palma de Mallorca.

La casa tiene 500 metros cuadrados, a los que hay que sumarles un gran jardín poblado de palmeras y árboles frutales de entre los que emerge una bonita piscina, un pozo y una pequeña casa de campo.

El interior de la vivienda está compuesto por dos plantas y una buhardilla que se distribuyen en ocho habitaciones, una biblioteca, un gran salón, un comedor, un recibidor, una cocina y tres cuartos de baño. Además cuenta con una amplia terraza con porche que rodea toda la casa y unas bonitas vistas al mar, fruto de su perfecta ubicación sobre el acantilado de Cala Major.

En 2004, el mismo año en que se casaron los Reyes, se llevaron a cabo algunas reformas en Sol Vent que se encargó de sufragar el gobierno balear. Se trataba de cambiar la instalación eléctrica de la vivienda, anticuada y en precario estado, e implantar un nuevo sistema de aire acondicionado más moderno y silencioso. Además también se reformó la cocina y se cambiaron los electrodomésticos. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios