Logo El Confidencial
KOPLOWITZ, SABINA, ana belén, ENTRE LOS INVITADOS

El duque de Alba abre las puertas de Liria a la izquierda caviar para homenajear a Carmena

Carlos Fitz-James Stuart ha querido continuar con una tradición que en su día realizaba su madre: homenajear al alcalde de Madrid convocando un encuentro en el palacio de Liria con diversos invitados de la sociedad madrileña

Foto: Carmena y el duque de Alba con sus invitados en un fotomontaje de Vanitatis
Carmena y el duque de Alba con sus invitados en un fotomontaje de Vanitatis

Carlos Fitz-James Stuart ha vuelto a recuperar para la Casa de Alba algunas tradiciones que impuso su madre, Cayetana, cuando estaba casada con Jesús Aguirre y que continuó durante muchos años hasta que se retiró a su cuartel general en Sevilla. El madrileño palacio de Liria quedó como vivienda habitual de sus hijos Carlos y Fernando y las reuniones sociales con personas influyentes del mundo intelectual, de la política y de la empresa desaparecieron. No había mucho interés por parte de Cayetana, que prefería almuerzos solo con sus íntimos.

Una vez que se ha cumplido el luto, el actual duque de Alba, cabeza visible de la familia, tomó las riendas de la Casa y del palacio de Liria y de nuevo abrió los salones a personas influyentes e importantes. Cenas, almuerzos, visitas personalizadas, como la que pudo hacer el actor Richard Gere cuando comentó en una de sus primeras visitas a España como novio de Alejandra Silva que le gustaría conocer el palacio de Liria. Así se hizo y el actor salió impresionado del recorrido.

Todos estos encuentros se mantienen en la más absoluta privacidad por deseo expreso del jefe de la Casa Alba. Son muchos los que no trascienden, al no tener mayor relevancia informativa. Otros, en cambio, sorprenden. Es el caso de una de las últimas cenas organizadas por el duque en su palacio madrileño de la calle Princesa.

Según ha podido confirmar Vanitatis, una veintena de invitados acudieron a la convocatoria organizada por Carlos Fitz-James para homenajear a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Se trataba de un encuentro lúdico con la máxima autoridad del consistorio madrileño, algo que ya hacia la duquesa de Alba con los anteriores ediles de la capital. “Una costumbre recuperada por Carlos”, aseguran a Vanitatis.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una imagen de archivo (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una imagen de archivo (EFE)

En este caso la sorpresa es mayor al ver la tendencia política de casi todos los convocados, que poco tenían que ver con la aristocracia y sí con lo que se ha venido a denominar la 'gauche divine' o 'izquierda caviar'.

Algunos de los amigos que acudieron al encuentro homenaje a Carmena fueron Ana Belén, Víctor Manuel, Cayetana Guillen Cuervo, Joaquín Sabina, el director de orquesta y compositor Pedro Halfter, Fernando y Eugenia Martínez de Irujo y Alicia Koplowitz, gran amiga del duque de Alba.

Antes de la cena hubo un aperitivo en el salón que antecede al comedor. La mesa estuvo presidida por el duque. A su derecha, Manuela Carmena y a su izquierda, Alicia Koplowitz. Una de las anécdotas en la vida de la alcaldesa tuvo que ver precisamente con otro de los integrantes de la saga familiar de los Alba. Jesús Aguirre, segundo marido de Cayetana tras su secularización, fue el sacerdote jesuita que casó a Carmena en 1967 con su marido, Eduardo Leire, también presente, del que el matrimonio explicaba “guardamos un grato recuerdo de él”.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios