Logo El Confidencial
ERA UN DISEÑO DE ROSA CLARÁ

Analizamos el vestido de novia de Laura Escanes, detalle a detalle

La bloguera ya se ha vestido de blanco para pronunciar el 'sí, quiero' con Risto Mejide. Lo ha hecho con un impresionante vestido de aire imperial que analizamos al detalle a continuación

Foto: Risto Mejide y Laura Escanes en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
Risto Mejide y Laura Escanes en un fotomontaje realizado en Vanitatis.

Al fin, el secreto mejor guardado de la boda de Risto Mejide y Laura Escanes ha sido desvelado: el vestido de la novia. La bloguera es la auténtica protagonista de la ceremonia que tuvo lugar el pasado sábado en la finca catalana Mas Cabanyes, pero también en el interior de la revista que se ha hecho cargo de la exclusiva del enlace. Risto no solo queda relegado a un discreto segundo plano, sino que su participación en la boda parece más que anecdótica, apareciendo tan solo en dos fotografías de la veintena que compone el reportaje gráfico: una sentado como si tal cosa y otra de espaldas y por 'casualidad', dado que el objetivo de la cámara estaba centrado en su jovencísima mujer vestida de blanco preparada para pronunciar el 'sí, quiero'.

El vestido de Laura Escanes, diseño de Rosa Clará, no ha dejado indiferente a nadie y parece haber conquistado a los expertos en moda. Algo que podría considerarse casi obligatorio en su caso, al ser una de las referentes en cuestiones de moda entre los más jóvenes. El vestido en cuestión contaba con unos tirantes con cuerpo de 'chantilly' francés y un pronunciado escote en forma de 'V' con blondas de encaje y espalda abierta. Unos detalles que definían su privilegiada anatomía, a excepción de la parte inferior, protagonizada por una majestuosa falda de tul con forma de campana y cola ligera que salía de la parte alta de la cintura. Una curiosidad: la falda estaba compuesta por 75 metros de tul de seda.

Risto Mejide y Laura Escanes en un detalle de la portada de '¡Hola!'.
Risto Mejide y Laura Escanes en un detalle de la portada de '¡Hola!'.

Un look muy favorecedor, con aire imperial, que Laura quiso acompañar de complementos delicados y sencillos que no le robasen protagonismo. El velo también fue confeccionado con todo lujo de detalles. De algo más de tres metros de largo y realizado con tul de seda natural, finalizaba con el mismo diseño de encaje que estaba presente en el escote del vestido. Los pendientes, a modo de lágrimas de aguamarina y topacios rodeados de catorce diamantes, fueron un diseño suyo en colaboración directa con el joyero gallego Pablo Cimadevila. No eran las únicas joyas que portaba en su gran día, ya que también lució su anillo de compromiso, pero prefirió no sobrecargar su look con demasiadas alhajas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios