Logo El Confidencial
los reyes del 'aquí te pillo'

¿Nos hacemos un Froilán? Elena Anaya, Pablo Iglesias, Terelu... pillados en acción

'Hacerse un Froilán'. Dícese de la acción de sofocar el calentón en el momento en que te da, bien sea en un coche, en una playa o por las calles de Madrid

1 de

'Hacerse un Froilán'

Dícese de la acción de sofocar el calentón en el momento en que te da, bien sea en un coche, en una playa o por las calles de Madrid. El hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar nos ha regalado esta semana unas encendidas imágenes donde vemos al ya no tan pequeño Froilán dar rienda suelta a la pasión con una joven desconocida. La escena tuvo lugar de madrugada, cuando todos los gatos son pardos y la noche, como decía Dinio, nos confunde.

Froilán no ha inventado nada nuevo: darse el lote en espacios públicos es patrimonio común de los mortales pero, cuando se trata de famosos, el calentón se convierte en noticia. Veamos lo que ha dado de sí el Froilanómetro. Pedimos disculpas por la calidad de las imágenes, pero algunas son fotos furtivas y otras archivo histórico.

2 de

"Montero, ahora Podemos"

Era un secreto a voces: que si al Coleta le gusta Irene, que si a Irene le gusta su 'jefe', que si Errejón se va a quedar para sujetar velas... Hasta que apareció un vídeo que lo confirmó: en febrero de este 2017 unas breves pero clarificadoras imágenes sacaban a la luz el encuentro de labios fortuito entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz del partido, Irene Montero. El beso no puede ser más desganado (no se adivina lengua, ni siquiera puntita), pero sirvió para gritar a los cuatro vientos que Tania Sánchez había pasado a la historia en el corazón de Pablo y que Íñigo Errejón estaba a punto de ídem. (FOTO: 'OK Diario')

3 de

El 'sex on the beach' de Elena Anaya

El calentón de Elena en portada
El calentón de Elena en portada

Sería el calor, sería la playa, sería la brisa menorquina... El caso es que a la actriz palentina Elena Anaya y a su pareja por aquel entonces, la directora de cine Beatriz Sanchís, los paparazzi las pillaron en bolas y dándose un poquito el lote en una playa de Menorca. Lo justo, lo normal, un triste 6 en el Froilanómetro, no tanto por la actitud cariñosa sino por el atenuante de estar desnudas. La cosa no pasó a mayores, pero empujó a la musa de Almodóvar un poquito más fuera del armario de lo que estaba por aquel entonces. Por cierto, en esos días acababa de protagonizar la película del manchego 'La piel que habito'; nos vamos a ahorrar el chiste malo.

4 de

La chupadita de Canales (el mikolapiz)

“Se la estoy chupando a un traidor en la playa". Nunca antes se había dicho tanto en tan poco: Antonio Canales (sujeto elíptico) se la chupa (verbo transitivo con objeto directo sustituido por pronombre) a un traidor (objeto indirecto y punto de intriga) en la playa (complemento circunstancial de lugar y toque exótico). El bailaor acudía en septiembre de 2011 al desaparecido 'Donde estás corazón' para decir ante toda España que era bisexual, que llevaba 15 días llorando y que su novio, Juanjo, se la había jugado. También citó a Lorca (“Y un cuerpo triste, como decía Federico, es un cuerpo muerto, es un cuerpo inerte”) y pronunció lindezas tal que "he estado con Malena, con una raja, 30 años. Cuando me separé, he querido conocer otras cosas y es muy lícito. Animo a la gente a que lo conozca". Y todo porque le pillaron haciendo una felación a su noviete de entonces.

5 de

"Mete primera, Micky"

Hubo un tiempo en el que Ana Obregón era dios en este país nuestro. Sin su posado no arrancaba el verano, sin sus series el share estaba tristón, sin su risa no había esperanza de un futuro mejor. El mundo la adoraba, al menos el mundo del corazón.

En las Navidades de 2001, España entera se estremeció: no por ninguna odisea espacial ni por el anuncio de la lotería (que también ha dado mucho sustos), sino por las imágenes de esta bióloga y actriz montándoselo con el rival más débil de la saga de los Molina. Se publicaban unas imágenes al más puro estilo escena Titanic (la de las cocheras), en las que la parejita se desfogaba en el interior de un coche. Ambos protagonizaban la serie 'Ana y los siete' por aquel entonces y se llegó a decir que se trató de una estrategia para promocionar la serie. Un 6 en el Froilanómetro, porque huele a pillada concertada.

6 de

El pim pam de Terelu y Pipi

Pipi y Terelu, verde esperanza
Pipi y Terelu, verde esperanza

Sí, amigos, sí. Quizá algunos lo habíais olvidado, pero para eso está Internet, para sacar de la caja de Pandora los truenos y los roces. Viajemos en la máquina del tiempo hasta 2010, un programa llamado 'Aquí hay tomate', heredero de 'Qué me dices' y presentado por unos jovencitos Jorge Javier y Carmen Alcayde, emite un vídeo de una fiesta donde podemos ver bailando y lo que surja a una sensual Terelu Campos con el que era por entonces su pareja, Pipi Estrada. El vídeo no tiene desperdicio (y tampoco calidad, las cosas como son): con esa textura verdosa como de cámara nocturna veíamos a Terelu arrimando labios y a Pipi acercando cebolleta. Después la hija de María Teresa se daba la vuelta y le hacia un pre-twerking en toda regla al periodista. Y todo ello narrado con esa voz tomatera entre la intriga y la desazón. Nivel 8 en el Froilanómetro.

7 de

Las dos cogidas de la mano

En este caso, fue la revista 'Diez Minutos' la que publicaba unas imágenes de la presentadora de 'Supervivientes', Sandra Barneda, con una de las lenguas más afiladas de los debates de telecinco, Nagore Robles, dándose arrumacos por las calles de Madrid. La pareja, que se había conocido en el debate del programa (para que luego digan que no se puede mezclar placer y trabajo), paseaba su amor en una noche de verano (a lo Shakespeare), confirmando así algo que ya se intuía.

La presentadora protagonizó una salida del armario en toda regla en el programa 'Hable con ellas’: “La condición sexual es privada y no debe ser usada como arma arrojadiza”, dijo entonces Sandra, y algunos apuntaron a una posible relación con la actriz de 'Cuéntame', Irene Visedo.

8 de

Antonio y el sexo

La madre de todas las pilladas, el Froilanómetro disparado, ni besos ni arrumacos; sexo explícito con pelos, señales y arena. No sabemos si al actor Antonio San Juan se le han quitado ya las ganas de hacer nudismo en la playa, pero hasta aquel in fraganti, que deja lo de Froilán a la altura del betún, el actor no solo practicaba lo de quedarse en bolas junto al mar, sino darse también un homenaje si la cosa surgía. Y ese día, de tórrido calor, la cosa surgió... y de qué forma: las imágenes incluían un repaso por el Kamasutra completo que, en algunos momentos, recordaba a la película de Medem 'Lucía y el sexo’.

9 de

“Échame una mano, Pierre”

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo son una pareja consolidada, casadísima y con un niño. Pero todos tenemos un pasado y en el caso de la familia monegasca ni te cuento, ¿eh, Estefanía...?

La revista 'Qué me dices' publicaba esta instantánea en la que figura el hijo de Carolina de Mónaco con las manos en la masa (al menos con una). Beatrice como distraída, como que la cosa no fuera con ella, pero él sabiendo muy bien lo que hacía. Llevaban un año de relación y la llama aún crepitaba lo suficientemente viva como para demostrarlo en público en Saint-Rémy (la de él más que la de ella). Un magreíto que no pasa del aprobado en la escala Froilán, por insulso y desganado (debería aprender un poco de su tío Daniel Ducruet, aquello sí que fue calentar bien el horno).

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios