EL CANTANTE PERDIÓ LA SILUETA EN 2015

Bustamante y su metamorfosis muscular: ¿dónde están sus abdominales de acero?

El cántabro lleva una metamorfosis corporal que va a la zaga de su situación sentimental. En años de bonanza luce abdominales de hierro, pero en sus horas más bajas pasa a la 'barriguita'

Foto: Bustamante en un fotomontaje realizado en Vanitatis en el que se muestra su transformación.
Bustamante en un fotomontaje realizado en Vanitatis en el que se muestra su transformación.

Mucho ha cambiado David Bustamante desde que se bajase del andamio para subir a los escenarios y convertirse en una figura importante de la música española. También de la prensa del corazón y, curiosamente, de algunas publicaciones sobre temática deportiva por su perfil fitness y unos prodigiosos abdominales que, sinceramente, echamos de menos. Pero la vida del cantante cántabro ha dado tantos giros… y no nos referimos solo al hecho de que Paula Echevarría ya no ocupa su corazón, porque en él ahora solo hay hueco para Ares Teixidó -si no sabes quién es aquí puedes conocerla mejor-, como así ha asegurado la revista 'Lecturas', que además va más allá en sus afirmaciones y mantiene que ya viven bajo el mismo techo. Fin de la historia: Bustamante lo ha desmentido con un rotundo "¡Mentira!". ¿O será un punto y seguido?

Lo que sí es cierto es que su físico también ha ido a la zaga de esta debacle sentimental y personal. Su cuerpo ha sufrido altibajos y metamorfosis varias. Sus fans se enamoraron de él cuando explotaba su imagen tierna en la que los kilos de más no eran tenidos en cuenta, su voz era suficiente para levantar pasiones. Sin embargo, poco después adelgazó y recuperó su plaza como uno de los chicos de 'Operación Triunfo' más deseados del casting, para luego volver a engordar precipitadamente.

Bustamante en su etapa como concursante de 'Operación Triunfo'.
Bustamante en su etapa como concursante de 'Operación Triunfo'.

Esto no le hizo perder seguidoras, obviamente, porque su valor como artista estaba por encima de cualquier condición física, pero tuvo que esperar de nuevo un par de años para regresar a los ranking de los 'cañones' que roban suspiros entre las españolas. ¿Por qué? Porque de un verano para otro apareció en la playa presumiendo de 'six pack' y una colección de músculos a juego que muchos de nosotros no sabíamos ni que existían en el cuerpo humano. Este renacer de sus músculos coincidió con su boda con Paula Echevarría en 2006, además del lanzamiento de un nuevo trabajo discográfico -'Pentimento'- y el hecho de ser coronado como el mejor bailarín de '¡Mira quién baila!' poco después.

Bustamante en la portada de 'FHM Bionic'.
Bustamante en la portada de 'FHM Bionic'.

Esta fue su etapa dorada, aunque sus abdominales fuesen de acero. En la música no tenía queja, cada trabajo que presentaba se vendía como churros en invierno, en casa las alegrías se sucedían y su éxito también contribuyó al de su su mujer, que comenzaba a tener cada vez mayor presencia como actriz y, obviamente, en la prensa rosa. Llegó Daniella, en agosto de 2008, y sus abdominales seguían ahí, impertérritos, un verano tras otro, y nadie parecía cansarse de verlos. Cualquier ocasión era buena para centrar la vista en ellos, ya sea a través de sus redes sociales o con portadas en revistas como 'FHM Bionic', la cual protagonizó en abril de 2011.

Este envidiable aspecto, más propio de un superhéroe de cómic que de un cantante de baladas, duró tres años más -lució cuerpazo desde el 2010 hasta el 2014, que no está nada mal-. Sin embargo, y como suele decirse, lo bueno siempre se acaba y los abdominales con los que nos tenía acostumbrado Bustamante desaparecieron casi por arte de magia en el verano del 2015. ¿Para esto no se hace un comunicado de prensa? Parece que no.

Bustamante en un fotomontaje que se realizó en Vanitatis el verano de 2016.
Bustamante en un fotomontaje que se realizó en Vanitatis el verano de 2016.

De hecho, el cantante trató de evitar que los paparazzi se percatasen de su nueva figura, denominada ahora como 'fofisana', bañándose en aguas de Ibiza con camiseta, algo que extrañó a todos, porque en la última década nunca lo había hecho. Pero repitió estrategia días después, esta vez en Formentera. Y así durante cuatro días seguidos. Eso sí, para el quinto se quitó la camiseta y descubrió sus músculos. Pero ya no estaban. Revuelo en las redes sociales. Llegó el drama y desde entonces el cantante lleva dos años tratando de recuperar su silueta atlética. Sin éxito.

Bustamante bañándose con camiseta en aguas de Formentera. (Gtres)
Bustamante bañándose con camiseta en aguas de Formentera. (Gtres)

Un cambio de fisionomía que coincidió, una vez más, con los rumores de crisis en su matrimonio, los cuales se alargaron durante meses con desmentidos, dimes y diretes, hasta que finalmente se confirmó la evidencia: Paula y David se separaban. Desde entonces, su declive físico se ha acentuado y parece más complicado que logre recuperar el esplendor perdido en su tableta de chocolate.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios