Logo El Confidencial
EXPRESIDENTE DE TELEFÓNICA

Sartorius confirma su relación con Alierta: “Nos estamos conociendo poco a poco”

El estigma de haber sido la primera novia del rey Felipe la acompañó durante mucho tiempo, ahora confirma su relación con el empresario y abogado

Foto: César Alierta e Isabel Sartorius en un fotomontaje de Vanitatis.
César Alierta e Isabel Sartorius en un fotomontaje de Vanitatis.

Isabel Sartorius siempre ha protegido al máximo su vida personal y la de su familia, pero demasiadas veces no lo ha conseguido. El estigma de haber sido la primera novia del rey Felipe la acompañó durante mucho tiempo, hasta que lo asumió con normalidad. Ha sido capaz de mantener al margen a su hija Mencía, que estudia en Estados Unidos y que decidió no formar parte del business del corazón, a diferencia de otras hijas de famosos. También ha cuidado sus relaciones afectivas sin dar publicidad más allá de lo que supone ser un personaje mediático. Algunas de sus parejas se han conocido y otras no. Pero cuando salen a la luz lo que no hace es engañar o mentir si se la pregunta por la cuestión. Y eso es lo que ha hecho al confirmar a Vanitatis su relación con César Alierta: “Sí, nos estamos conociendo poco a poco”.

La noticia de este romance incipiente publicado en 'La Otra Crónica' ha sorprendido a su círculo de amistades, no así a los íntimos, que sabían de los encuentros entre la hija del marqués de Mariño y el expresidente de Telefónica. Alierta ha sido un hombre muy involucrado en actividades sociales y altruistas. El día de su despedida del consejo de administración de la compañía después de dos décadas de trabajo presencial, dejó claro cual iba a ser su nueva hoja de ruta: “Ahora voy a dedicar mi tiempo a proyectos sociales”. Y esta decisión ha sido la que ha utilizado el destino para unirle a la que posiblemente se convierta en su nueva compañera de viaje.

Él está viudo desde 2015

La muerte de su mujer, Ana Cristina Placer, en el 2015 dejó totalmente fuera de juego al directivo. Eran una pareja envidiada por la unión y complicidad que tenían. Se conocieron a los veinte años, se casaron, no tuvieron hijos y crearon una unidad familiar fuerte y duradera, rota por el fallecimiento de la esposa querida. Cuentan los que lo trataron en aquellos meses de gravedad cómo Alierta terminaba su jornada laboral y se instalaba en el hospital, donde permanecía hasta el día siguiente. Dedicación absoluta.

Alierta saludando a los Reyes. (Gtres)
Alierta saludando a los Reyes. (Gtres)

Una de las últimas veces que se les vio participar en un encuentro lúdico fue en el palacio de El Pardo en la recepción que el presidente colombiano Santos y su mujer organizaron con motivo del viaje institucional a España. Esa noche los invitados pudieron ver cómo César Alierta y Ana Cristina bailaban al ritmo que marcaba Carlos Vives. El presidente de Telefónica, considerado un gran bailarín, hasta se llegó a quitar la chaqueta para bailar con más alegría.

Alierta ha encontrado ahora en Sartorius un perfil muy parecido al suyo. Con aficiones semejantes y, sobre todo, dedicación en fundaciones y ONG. Actualmente está involucrada y forma equipo con los voluntarios de Profuturo, en la que también colabora el hoy directivo jubilado.

Licenciada en Ciencias Políticas y con máster en Relaciones Internacionales y Cooperación no ha tenido una vida fácil. Sus padres, Vicente Sartorius e Isabel Zorreguieta , se divorciaron cuando ella salía de la adolescencia y se convirtió en la cuidadora de sus dos hermanos -Cecilia y Luis-, que hoy tienen una vida feliz y organizada. Sufrió los vaivenes emocionales de su madre, que relató con crudeza en su libro 'Por ti lo haría mil veces', donde contaba el drama que supuso para ella la drogodependencia.

La otra vida de Sartorius

Desde hace siete años está volcada en su trabajo de 'coach', una dedicación profesional en la que ha puesto todo su esfuerzo y lo cuenta a través de su blog. Como ella misma explicaba a Vanitatis, “el 'coaching' llegó a mi vida en el año 2010. Primero me profesionalicé en 'practitioner' de Programación Neurolingüística y más tarde en 'coaching' ejecutivo, especializándome en 'life coaching' y en inteligencia emocional”. Según confirman a este medio le va muy bien este trabajo con su personalidad.

Isabel Sartorius de compras. (Vanitatis)
Isabel Sartorius de compras. (Vanitatis)

Muchos fines de semana, y sobre todo cuando hace buen tiempo, Isabel se marchaba al campo, a la finca Valdepajares del Tajo, que compraron Nora de Liechtenstein y el marqués de Mariño en Peraleda de la Mata (Cáceres) cuando se casaron, en 1988. Un lugar muy querido por ella y donde también acude su hermano Luis con su mujer, Bárbara, y los cuatro hijos. Con Nora, la viuda de su padre, mantiene una relación excelente. La princesa ha sido para los hijos del marqués de Mariño y sobre todo para Isabel una ayuda emocional y económica muy importante. Nunca ha sido una madrastra al uso, sino una especie de segunda madre que ha unido a una familia muy desestructurada, como la propia Isabel contaba en su libro.

Como dicen los que conocen a Isabel, “se merece ser feliz”. Los amigos de Alierta también coinciden en que es una oportunidad de oro para César de recuperar la ilusión perdida.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios