6 cosas que no debes olvidar incluir en el presupuesto de tu boda, aunque a veces pasa
  1. Novias
Todo coste importa

6 cosas que no debes olvidar incluir en el presupuesto de tu boda, aunque a veces pasa

Son los pequeños detalles que olvidamos los que pueden hacer tambalearse nuestro presupuesto, no te olvides de ellos y evitarás que esto suceda

placeholder Foto: Qué no olvidar en el presupuesto de la boda. (Wedding Dreamz para Unsplash)
Qué no olvidar en el presupuesto de la boda. (Wedding Dreamz para Unsplash)

Al preparar una boda hay muchas cosas que organizar y establecer un presupuesto y ceñirnos a él puede ser una gran ayuda. Será mucho más útil si en él incluimos todos los gastos que vamos a tener y, aunque todos recordemos el salón de fiestas, la música, la tarta o el vestido de novia, hay otros elementos de los que en ocasiones nos olvidamos y que conviene tener en cuenta para no llevarnos sorpresas de última hora.

Está bastante claro que ninguna novia se va a olvidar del vestido, tampoco de los zapatos, planos o con tacón, pero otro elemento imprescindible para cualquier novia es la lencería, puede que no te lo hayas planteado nunca, pero para tu gran día, no sirve cualquier cosa. Recuerda apuntarlo en tu lista y dedicar algo de tiempo a encontrar la que sea adecuada, que se ajuste a tu cuerpo, te haga sentir cómoda y sexy y sea perfecta para el diseño del vestido.

placeholder Qué no olvidar en el presupuesto de la boda. (Chalo Garcia para Unsplash)
Qué no olvidar en el presupuesto de la boda. (Chalo Garcia para Unsplash)

Las invitaciones de boda son otro de los aspectos que solemos olvidar apuntar. No solo debemos tener en cuenta la inversión de su diseño y su impresión, también enviarlas puede llevarse parte de nuestro presupuesto. Aunque lo ideal es darlas en mano y compartir ese bonito momento con tus amigos, no siempre es posible ni dispones de todo el tiempo que te gustaría -tienes una boda que organizar- por lo que es muy probable que tengas que enviarlas.

Solemos tener en mente el maquillaje, la peluquería… pero no es raro que antes de la boda queramos vernos espectaculares y para eso lo mejor es realizarnos algunos tratamientos de belleza previos. No solo te ayudará a verte mejor que nunca en un día importante, también es ideal para olvidarte por unos momentos del estrés de la organización de la boda, relajarte y disfrutar de un ratito para ti misma. Puedes hacerlo sola, en pareja o ¡con amigas!

placeholder Qué no olvidar en tu presupuesto. (Photos by Lanty para Unsplash)
Qué no olvidar en tu presupuesto. (Photos by Lanty para Unsplash)

Es tradición que en la boda, los novios hagan un regalo a los invitados como muestra de agradecimiento por estar a su lado en un día tan relevante. Esto no suele quedar olvidado, pero si quieres que algunos invitados especiales tengan un detalle extra de tu parte, lo mejor es que lo incluyas en el presupuesto. ¿Quieres sorprender a la próxima pareja que pasará por el altar? No te olvides de añadirlo a la lista.

Ya se ha celebrado la boda, los invitados a la fiesta se han marchado y… ¿ahora qué? Es el momento de disfrutar de la noche de bodas. Si el lugar en el que se ha celebrado no ofrece alojamiento, es importante no olvidarnos de reservar una habitación en un hotel cercano. No es raro estar tan pendiente de que los invitados tengan dónde quedarse que olvidamos que los novios también necesitan un lugar al que retirarse después de su gran día.

placeholder Qué no olvidar en tu presupuesto. (Victoria Priessnitz para Unsplash)
Qué no olvidar en tu presupuesto. (Victoria Priessnitz para Unsplash)

Durante todo el día, mucha gente estará allí colaborando para que todo sea perfecto, fotógrafos, animadores infantiles, el dj e incluso el wedding planner si has decidido contar con uno. Aunque estén trabajando, ellos también tienen que comer y no es mala idea reservar parte del presupuesto para ellos, al fin y al cabo, gracias a su presencia nuestra celebración es mucho más placentera.

Todos estos detalles no parecen grandes gastos cuando los vemos por separado, pero lo cierto es que todo suma y en muy probable que, si vamos añadiendo cosas, al final nos salgamos del presupuesto marcado. Es mucho mejor tener una buena planificación desde el principio y, recordando estos elementos, será mucho más sencillo.

Bodas
El redactor recomienda