NOTICIAS

¿Qué March tuvo una hija con la cocinera?

Hay ocasiones en las que la realidad supera a la ficción y, en el caso de la familia March, la frase parece venir como anillo al
Foto: ¿Qué March tuvo una hija con la cocinera?
¿Qué March tuvo una hija con la cocinera?
Fecha
Tags

    Hay ocasiones en las que la realidad supera a la ficción y, en el caso de la familia March, la frase parece venir como anillo al dedo. Hace un año, Ana María Gallart, de 65 años, interponía una demanda de filiación en un juzgado de primera instancia de Madrid, convencida de que Juan March Ordinas, patriarca y fundador del imperio, era su padre. Se exhumó el cuerpo del empresario por orden judicial el pasado mes de marzo, pero los resultados de las primeras pruebas de ADN han dado un giro inesperado a la investigación.

    Las conclusiones a las que llegan los exámenes realizados darían la razón a la demandante, pero sólo en parte, porque Juan March no sería su padre, sino su abuelo, por lo que sus dos hijos, Juan y Bartolomé, ya fallecidos, estarían de repente en el epicentro de la polémica. “Somos los primeros sorprendidos, habíamos solicitado la demanda de filiación convencidos de que era su padre y ahora parece ser que mi cliente sí es una March, pero no hija, sino nieta de Juan”, asegura a Vanitatis Fernando Osuna, abogado de Gallart, que espera conocer los resultados definitivos en breve, ya que se deben llevar a cabo cinco pruebas de ADN: dos por cada una de las partes, demandante y demandados, y una solicitada por el juez.

    Osuna asegura que en el próximo juicio oral se aportarán los resultados del laboratorio, así como varias pruebas testificales y documentales, entre las que se encontraría una carpeta con informes sobre la adopción de Ana en los aparecería una frase clave: “Juan March es el causante del nacimiento de Ana”. Nacida en diciembre de 1948, Ana María es hija de una de las chicas del servicio de la casa de los March, la cocinera. Nada más nacer la niña y su gemela fueron llevadas a una inclusa de Palma de Mallorca donde su hermana falleció al poco tiempo y desde donde Ana salió con dos años y medio para ser dada en adopción.

     Juan March (i), junto a sus hijos y su esposa

    Lucha por la legítima

    La sentencia dictada por el juzgado de Madrid podría posibilitar que Ana María sustituyese el apellido Gallart por el de March. Sin embargo, para reclamar la herencia que le correspondería, en caso de que un juez le da la razón, y una vez aclarada su verdadera filiación, será necesario interponer una nueva demanda solicitando la parte legítima de la herencia. Algo a lo que se negaran los cabezas visibles del imperio, quienes ya han declarado que la única intención de Ana María es sacar dinero.

    Se estimó que la legítima que le pertenecería por ser hija del fundador era de unos 220 millones de euros, pero si hay un cambio de progenitor, esa cantidad se reducirá. "Si hubiera querido dinero, lo habría reclamado hace décadas, cuando lo descubrí. Lo que quiero saber es quién es mi padre", ha declarado la demandante, que de perder el juicio debería abonar los 20.000 euros que ha costado aproximadamente la exhumación.

    Juan March Ordinas nació en Santa Margarita el 4 de octubre de 1880. Además de gestionar otros negocios, fundó de la Banca March en 1926. Su financiación del golpe de Estado de 1936 contra el gobierno de la República fue clave para el éxito de los sublevados. Estuvo casado con Leonor Servera Melis (1887-1957), hija de un político de Manacor vinculado a la banca, de cuyo matrimonio nacieron Juan March Servera (1906-1973), que sería presidente de la Fundación Juan March, y Bartolomé March Servera (1917-1998), ambos envueltos ahora en una polémica que les apunta directamente.

    * Mausoleo familiar donde descansan los restos de Juan March

    La fortuna de los March

    En el año 2004, los hermanos March Delgado, herederos del fundador, ascendieron hasta el puesto 216 de la prestigiosa lista Forbes con una fortuna estimada por entonces en más de 1.700 millones de euros, por encima en aquel momento de la de Esther Koplowitz o Isak Andic (Mango). Una fortuna dispuesta en un amplio entramado que impide saber con exactitud en qué medida se ha visto incrementada en los últimos años. Se habla de unos 2.000 millones en la actualidad.

    Los herederos llevan en sus genes el don de gentes y en sus contactos próximos se encuentran las Koplowitz, José María Entrecanales, Juan Abelló o Los Albertos. Hasta el mismísimo Rockefeller se ha paseado por las fincas del patrimonio inmobiliario de los March en Mallorca. Entre ellas, S' Avall, con un jardín botánico decorado con esculturas de Botero y una extensión de 35 kilómetros cuadrados. 

    Poco dados a aparecer en los medios de comunicación o en actos sociales, la calma y discreción con la que han intentado llevar sus negocios y su vida se han visto alterados por una mujer con la que en un futuro no muy lejano podrían llegar a compartir su fortuna.

    * Árbol genealógico de los March (pinche para ampliar la imagen)

    #14
    Compartir
    15 Te he hecho caso y me he leido un par de sitios,de Juan March y de Leonor Servera,a la que encuentro cierto parecido con la señora que ahora reclama.Sería su abuela,caso de ser hija de uno de los hijos de Juan March.
    http://www.canverga.com/Leonor.pdf

    ¡Vaya señora la tal Leonor,qué personalidad!
    Ampliar comentario
    #13
    Compartir
    4 Recomiendo leer la vida e historia de los March, donde cualquier novela se queda corta [antes estaba colgado de la página webb de Mallorca]. Empezó la saga con la matriarca Leonor, que es la que tenía la pasta, y ya casada con el March, tuvo un hijo con otro, que la dejó plantada y ésta le mató.......
    Ampliar comentario
    #12
    Compartir
    Esta señora no va por dinero... es SU dinero.

    Y que la exhumación de los restos del abuelo ha costado 20.000€ a lo mejor se lo creen en la tierra de Mata que están acostumbrados a que les roben el dinero sin protestar.
    Ampliar comentario
    #11
    Compartir
    Se cumple el dicho de que la jodienda no tiene enmienda, y tarde o temprano se termina pagando las consecuencias...
    Ampliar comentario
    #10
    Compartir
    ¿Y si quiere dinero, qué pasa? ¿Acaso no tiene derecho, después del daño que le han hecho? Sólo por la canallada de abandonarlas en la inclusa a ella y a su hermana [que a saber de qué murió la pobre] ya deberían darle todo lo que les pidiera... y sin rechistar.
    Como bien dice el forero Alba22, qué poco podían imaginarse que algún día existiría la prueba del ADN. Y cuánto me alegro, debo añadir.
    Ampliar comentario
    #9
    Compartir
    Los comportamientos y las acciones coinciden en lo público y en lo privado. el pelotazo no lo invetó el psoe. leanse el caso de la &034;barcelona traction&034; o cómo quedarse con una empresa electrica por cuatro perras.
    Ampliar comentario
    #8
    Compartir
    Echando cuentas, en el año en que nació la ya no tan presunta hija de un March,1948,Juan March padre tenía 68 años,y los hijos 42 y 31.

    Una persona tiene el derecho de saber quién es su padre y uan vez demostrado, la ley le reconoce el derecho a parte de su fortuna.Nunca podrían pensar los March [o los Koplowitz,o los .....]que llegaría a existir la prueba del ADN.
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    Mucho dinero y mucho prestigio social,pero tienen hijos fuera del matrimonio y los abandonan en la inclusa, a pasar hambre y penalidades.
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    En relación con las fotos publicadas en el articulo, las dos personas que aparecen indicadas como hijos de Juan March, son en realidad sus nietos.
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    nunca mejor dicho, de esos polvos, estos lodos, porque esto es un barrizal, no lo duden...

    que la señora, dicen los march &034;autènticos&034; sólo busca una cosa &034;...la única intención de Ana María es sacar dinero....&034; sí y ???

    no es que vaya con una pistola al super a robar
    va a &034;su familia&034; y dice, oye, dónde está mi parte??

    que molesta? claro. claro... igual que al clan de FCC las koplowitz... que de repente [o no tan de repente] tienen un hermano más y tiene &034;derechos&034;....

    claro.... lo normal...

    es que por mucho que se vaya a misa de a siete, se lleve un escapulario y se dicte el padre nuestro en latin, si has fecundado, es sangre de tu sangre...


    es humillante, eso sí, saber que tu padre o tu abuelo era un pxxxa fría que iba por ahí tirándose todo lo que se meneaba....
    más que nada porque nos gusta alardear del señorío que tenemos...


    aunque de raza le viene al galgo, pues Juan March fue conocido por contabandista de tabaco, de armas, espía como doble agente, financiero del golpe del 36 y constructor de ese imperio que hoy es Banca March....


    para los de misa...

    sed liberanos a malo.
    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    es hija de una de las chicas del servicio de la casa de los March, la cocinera. Nada más nacer la niña y su gemela fueron llevadas a una inclusa de Palma de Mallorca donde su hermana falleció al poco tiempo y desde donde Ana salió con dos años y medio para ser dada en adopción.

    Hay que ver cómo se las gastaban estos ricos. Qué vomitivo!!!!!!
    220 millones y lástima que no se lleve más, si es que se lleva algo. Que les dé dónde más les duele a estos individuos. [Está bien saberlo, Banca que no voy a pisar en mi vida]
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    &034;Juan March Ordinas nació en Madrid el 10 de marzo de 1962. Además de gestionar otros negocios, fundó de la Banca March en 1926.&034;

    Emprendedores precoces como él que fundó un banco 50 años antes de nacer es lo que este país necesita para salir de la crisis.

    El artículo es un monumento a lo que un periodista que se considere medio profesional [y dido sólo medio] no debería escribir. Está lleno de errores semánticos y, lo que es peor, de información.



    .
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    Creo que es la primera vez en la historia que el abuelo presunto es 20 años menor que la nieta. Insólito desde luego. A ver si revisamos las fechas..
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    Sra. periodista, aprenda, por favor, a distinguir entre Palma de Mallorca y Mallorca, por que la finca de S&039;Avall [y no Sa Vall] está en el municipio de Ses Salines y no en el municipio de Palma de Mallorca, capital de la isla de Mallorca, capital de la provincia de Baleares y de la comunidad autónoma homónima [como suelen decir los frikis].

    Y eso de que S&039;Avall es un jardín botánico, no sé de dónde se la ha sacado. Se trata de una gran finca rústica, limítrofe con algunas de las mejores plazas del sureste de Mallorca y sí, es cierto, con jardines en los alrededores de la casa principal.

    Ampliar comentario