Logo El Confidencial
CASAS REALES

¿Cómo irá vestida Charlene el día de su boda?

 Con el anuncio del enlace entre Alberto II y la nadadora sudafricana, todos los expertos apuntaron a Giorgio Armani como el encargado de diseñar el traje

Foto: ¿Cómo irá vestida Charlene el día de su boda?
¿Cómo irá vestida Charlene el día de su boda?

 

Con el anuncio del enlace entre Alberto II y la nadadora sudafricana, todos los expertos apuntaron a Giorgio Armani como el encargado de diseñar el traje de la novia; un rumor que se confirmó poco tiempo después. Y es que, el italiano es uno de los diseñadores favoritos de Charlene, ya que encarna el estilo clásico y minimalista de la futura princesa. ¿Cómo será el vestido con el que la joven acudirá al altar: de encaje, liso, con velo, sin velo, con cola, sin cola? Las apuestas están servidas.
Pese a que ningún detalle ha sido filtrado, las comparaciones con el traje que utilizó Grace Kelly en 1956 son inevitables. La última princesa de Mónaco lució un vestido regalo de la MGM diseñado por Helen Rose. Se trataba de un corpiño de encaje blanco de Valencienne (Francia) recubierto de perlas, una falda de seda y una cola de tres metros de largo.
Otro elemento importante en las bodas son los complementos de la novia. ¿Qué joyas elegirá la futura princesa de Mónaco para esta ocasión? Si nos fijamos en la boda de Grace Kelly y Rainiero, la actriz prefirió recogerse el pelo y evitar cualquier tipo de adorno en la cabeza. Sin embargo, nadie sabe qué hará Charlene. Si esta última quiere lucir una joya vistosa, la familia Grimaldi posee una bonita colección de piezas perfectas para una boda real.
Por parte de la princesa Grace, existen 3 diademas: una Cartier con rubíes, otra de diamantes, regalo de boda de Rainiero y otra de Van Cleef y Arpels. La hermana mayor de Alberto también tiene piezas que podrían servir para el enlace: una diadema de estilo ruso, “Kokochnik” inspirada en el tocado de las campesinas rusas y una de perlas y diamantes de Cartier, hecha especialmente para ella.
Al igual que ocurre en las bodas plebeyas, el vestido de novia de Charlene Wittstock es uno de los secretos mejor guardados en Mónaco. Por eso, ningún detalle ha conseguido escaparse de palacio, pese al interés de la prensa.
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios