La frialdad entre Haakon y Mette-Marit de Noruega desata los rumores de crisis
  1. Casas Reales
se les vio distantes en la boda sueca

La frialdad entre Haakon y Mette-Marit de Noruega desata los rumores de crisis

Los herederos noruegos no se encuentran atravesando su mejor momento. Al menos, eso demuestra la actitud de la princesa, a quien se la ve triste y distante

Foto: Los príncipes herederos de Noruega durante la boda de Carlos Felipe y Sofía Hellqvist (Gtres)
Los príncipes herederos de Noruega durante la boda de Carlos Felipe y Sofía Hellqvist (Gtres)

¿Qué le pasa a la princesa Mette-Marit de Noruega? Eso es lo que debieron preguntarse cientos de suecos al ver la actitud de la esposa de Haakon durante el enlace matrimonial de Carlos Felipe y Sofía Hellqvist. La princesa noruega presentó una imagen física muy desmejorada y su rostro durante toda ceremonia y la posterior celebración fue todo un poema. Aunque siempre se ha mostrado muy feliz e integrada en todos los eventos reales a los que ha asistido desde que en 2001 contrajo matrimonio con el príncipe Haakon, en esta ocasión a Mette-Marit se la vio triste y distante.

Según la prensa noruega, que durante meses lleva destacando la tristeza que presenta la princesa Mette-Marit, su aflicción se debería a que se encuentra viviendo una mala época personal que habría desencadenado en una crisis matrimonial con el príncipe Haakon. Estas afirmaciones toman más veracidad si tenemos en cuenta la actitud que mantuvieron ambos durante el enlace real. A diferencia de otras parejas como Victoria y Daniel de Suecia o Federico y Mary de Dinamarca, quienes se mostraron felices y enamorados en la ceremonia, Haakon y Mette-Marit apenas se miraron y, en un momento dado, se les vio hablarse muy fríamente.

Video embebido

Tampoco en la posterior celebración se vio a la pareja unida. Mientras Mette-Marit conversaba con la reina Máxima de Holanda en el cóctel, a Haakon se le vio en un segundo plano, triste y pensativo. No obstante, durante la cena,el príncipe se animó y estuvo bromeando con su compañera de mesa, la princesa Mary de Dinamarca, mientras la princesa noruega no les quitaba ojo.

La tristeza de Mette-Marit no solo se refleja en su rostro, sino también en su forma de vestir. Desde hace unos meses, la noruega parece haber dicho adiós al mote 'princesa Prada' que llevaba desde su matrimonio, y ahora se decanta por estilismos muy desfavorecedores que le echan bastantes años encima. Un ejemplo de ello es la falda marrón y la chaqueta negra que lució durante su asistencia al tranvía de la lectura.

Princesa Mette-Marit Sofía Hellqvist Noruega Prada
El redactor recomienda