familia real británica

Así es la hiperemesis gravídica, la enfermedad de Kate Middleton

Al igual que en sus dos anteriores embarazos, la duquesa de Cambridge sufre hiperemesis gravídica, lo que le impide llevar una vida normal

Foto: Kate en una imagen de archivo. (Gtres)
Kate en una imagen de archivo. (Gtres)

La cancelación del acto que tenía programado este lunes la duquesa de Cambridge ha hecho saltar las alarmas. Los rumores sobre un posible tercer embarazo han empezado a sonar con fuerza hasta que, cerca de las 11:00 horas de la mañana, Kensington Palace ha confirmado la noticia a través de un comunicado en el que se aseguraba que, al igual que en sus dos anteriores embarazos, Kate sufre hiperemesis gravídica, motivo por el que se ha visto obligada a cancelar el evento. La hiperemesis gravídica es un estado presente en los primeros meses de gestación que provoca vómitos y náuseas exagerados. Puede llevar a la deshidratación, pérdida de peso y desequilibrios electrolíticos.

De momento, la duquesa está recibiendo tratamiento médico en el palacio de Kensington y no se espera que tenga que ingresar en el hospital. Recordemos que en su primer embarazo Kate estuvo convaleciente en la clínica King Edward VII durante tres días por la misma dolencia. Este estado suele presentarse en los tres primeros meses de gestación y luego va suavizándose. Es por ello que a partir del cuarto mes de sus anteriores embarazos vimos a la duquesa haciendo una vida normal, acudiendo a actos y cenas sin ningún problema. Incluso realizó un viaje a Estados Unidos cuando se encontraba embarazada de Charlotte.

Kate no es el único rostro conocido que ha sufrido la llamada popularmente 'enfermedad de las mañanas'. Otras famosas han sido víctimas de este desagradable estado, como Kate Winslet. "En mi primer embarazo tuve la enfermedad de la mañana, la espalda me dolía y tenía los tobillos hinchados. No tuve un buen rendimiento", ha asegurado la protagonista de 'Titanic'. También Tori Spelling vivió lo que es la hiperemesis gravídica durante su tercer embarazo: "Realmente lo pasé muy mal. Estuve con náuseas tres meses".

Gwyneth Paltrow tampoco se libró de las molestias del embarazo: "Mi madre amaba estar embarazada, pero yo no. Quería vomitar todo el tiempo [...] Además, estar embarazada es difícil. Algunas mujeres lo aman, pero yo me sentí mal de principio a fin. Enferma y con mal humor".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios