Logo El Confidencial
a punto de cumplir 18

Analizamos el estilo de Victoria Federica en la antesala de su puesta de largo

La hija de los duques de Lugo, que el nueve de septiembre cumplirá 18 años, estrena mayoría de edad con una fiesta que la aleja de su habitual perfil discreto

Foto: Victoria Federica en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
Victoria Federica en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Victoria Federica de Marichalar y Borbón cumplirá 18 años el próximo nueve de septiembre. Para celebrarlo, la hija menor del extinto matrimonio de los duques de Lugo organiza una puesta de largo, tal y como adelantó la revista '¡Hola!'. Un festejo anacrónico que ni su propia madre, la infanta Elena, ni su tía, la infanta Cristina, celebraron en los 80. Las hermanas del rey Felipe VI vistieron por primera vez de largo durante la fiesta de la primavera en el palacio de la Zarzuela, acompañadas por su prima Alexia de Grecia y Dinamarca. La última Borbón en presentarse en sociedad fue la infanta Pilar en 1954 durante el exilio real en Estoril. Mucho ha llovido.

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena, en la plaza de Toros de Las Ventas. (EFE)
Victoria Federica, hija de la Infanta Elena, en la plaza de Toros de Las Ventas. (EFE)

La joven aristócrata -a la que le gusta la danza, tocar el piano, montar a caballo y aplaudir en barrera las faenas de toreros consagrados y pinchahuesos- es víctima estilística de su entorno materno. La primera nieta de los reyes Juan Carlos y Sofía ha adoptado el comodísimo look que visten las señoras de la capital, para merodear por las tiendas del barrio de Salamanca.

Si bien ha heredado el buen porte y aficiones de la infanta Elena, no parece sentir el mismo interés por la moda que su padre, un loco de los buenos trapos que llegó a ser apodado como ‘duque de lujo’. Su hermano, Felipe Juan Froilán, viste prendas de Loewe (casa para la que trabaja Jaime de Marichalar), mientras ella prefiere las de precios más bajos.

La Reina emérita Sofía, junto a la infanta Elena y su hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, a la salida del Hospital Universitario La Moraleja. (EFE)
La Reina emérita Sofía, junto a la infanta Elena y su hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, a la salida del Hospital Universitario La Moraleja. (EFE)

Durante el traidor invierno madrileño, la ahijada del rey prescinde de aparatosos abrigos en favor de livianas parkas en verde militar y blazers grises de oficinista de la plaza de Cuzco, que combina con grandes pañuelos y ponchos de inspiración étnica. Impensable es imaginarla con vestido. Sus mayores aliados son los pantalones vaqueros con forma de campana, combinados con zapatillas Converse que recuerdan a la Jane Birkin de los años 70. Victoria siente pasión por las blusas, blusitas, camisetas, camisetitas, sudaderas y sudaderitas que desdibujan y afean su tronco.

La infanta Elena rodeada de sus hijos, Froilán y Victoria Federica (EFE)
La infanta Elena rodeada de sus hijos, Froilán y Victoria Federica (EFE)

En verano, la tímida muchacha recurre a faldas largas de estilo hippie para privar de melanina a sus piernas. Extremidades que en el club náutico de Palma descubre con bermudas lisas o de estampado psicodélico, como las divertidas camisas que utilizaba su padre para el posado del verano en el palacio de Marivent.

Como a su abuela y a su madre, le priva hacer fotos y la bisutería de tamaño catedralicio e inspiración artesanal. Muchos critican que no cuide su revoltosa melena, pero ¿hay algo más monárquico que mantener un peinado incorrupto durante décadas? De la confección del vestido para su puesta de largo lo más probable es que se encargue el teatral Lorenzo Caprile, el diseñador preferido de su madre infanta para las noches especiales. Los buenos tiempos de Christian Lacroix han pasado.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios